Chat

Contactos

Fotos

Guía

Demandan al gobierno estadounidense tras ser rechazadas para acoger a menores refugiados por ser lesbianas

Un matrimonio de dos profesoras universitarias demanda al Departamento de Salud y Servicios Humanos y a la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos tras ser rechazadas para el programa de acogida temporal de refugiados menores de edad sin familia porque son lesbianas y «no reflejan a la Sagrada Familia».

Luis M. Álvarez • 21/02/2018

Demandan al gobierno estadounidense por ser discriminadas como familia de acogida a menores refugiados | Foto: Youtube

estados unidos texas forth worth discriminación homosexual gay lesbiana adopción

Profesoras de la Universidad A&M de Texas, Fatma Marouf y Bryn Esplin, viven en Fort Worth desde hace dos años, estando legalmente casadas desde hace tres. Cuando deciden iniciar los trámites para acoger niños refugiados de manera temporal acuden a la congregación local de Obispos Católicos de los Estados Unidos, la única organización en el estado que trabaja con el gobierno federal en el reasentamiento de menores inmigrantes sin familia. Sin embargo, su solicitud es denegada porque «no reflejan a la Sagrada Familia», según explica Lambda Legal, que ha presentado una denuncia en representación de la pareja contra el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS por sus siglas en inglés: Health and Human Services) y la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB por sus siglas en inglés: U.S. Conference of Catholic Bishops) ante en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito de Columbia.

«Los niños refugiados han sufrido un trauma suficiente como para durar toda la vida (…). Necesitan amor, estabilidad y apoyo, que Bryn y yo tenemos en abundancia», asegura Marouf, de 41 años y directora de la Clínica de Derechos de Inmigrantes de la Facultad de Derecho de la Escuela de Leyes de Texas A & M. «Que se nos niegue la oportunidad de criar a un niño porque no 'reflejamos a la Sagrada Familia' —claramente un código por ser una pareja del mismo sexo— fue hiriente e insultante para nosotras (…). Más que eso, sin embargo, insistir en una visión religiosa tan estrecha de lo que debe ser una familia priva a estos niños de un hogar solidario y comprensivo», declara asimismo Esplin, de 33 años de edad, responsable del currículo para los becarios de bioética de niños y adolescentes de la Facultad de Medicina de A&M,

La pareja contacta con el HHS después de que la USCCB denegara su solicitud, pero no les han proporcionado ninguna respuesta ni explicación por haber sido rechazadas. En su demanda, acusan al HHS de violar cláusulas de protección de igualdad protegidas por la constitución al permitir que la conferencia imponga un «criterio religioso que rige la provisión de servicios federales de bienestar infantil». Millones de dólares en ayuda federal se destinan desde la Oficina de Reubicación de Refugiados a la USCCB y los Servicios Luteranos de Inmigración y Refugiados, las dos organizaciones responsables de supervisar la colocación de niños menores de edad no acompañados en hogares adecuados.

«Encontrar padres adoptivos y otros recursos para los niños refugiados es un trabajo difícil (…). Sería trágico que Catholic Charities no pudiera proporcionar esta ayuda, de acuerdo con los valores del Evangelio y la familia, asistencia que es tan esencial para estos niños que son vulnerables a ser maltratados por carecer de sentido en la sociedad», defiende Michael Olson, Obispo de la Diócesis Católica de Fort Worth. «No seleccionamos ni pedimos a los niños a quienes servimos que se autoidentifiquen si son LGBT (…). Capacitamos a nuestras familias de crianza para que acepten a niños de todas las culturas y ámbitos de la vida para que puedan estar lo más preparados posible para recibir a alguien nuevo en su hogar», asegura Katelin Cortney, directora de comunicaciones de Catholic Charities Fort Worth.

Aprobada en mayo por la Cámara Baja de Texas, en agosto del año pasado entra en vigor una ley que brinda cobertura legal para la discriminación a las agencias de adopción y crianza mediante la que pueden rechazar a las familias que considere oportunas amparadas en la libertad religiosa. De esta manera muchas son las entidades que rechazan a parejas del mismo sexo, personas solteras o que no sean cristianas. Con sede en Abilene, Christian Homes & Family Services, sólo considera a los futuros padres adoptivos que asisten semanalmente a la iglesia y han estado casados ​​por dos años, por ejemplo. Buckner International, con sede en Dallas, considera a las personas solteras caso por caso, pero permite que sólo las parejas casadas durante cuatro años o más se conviertan en padres de crianza temporal. Muchas organizaciones tienen políticas para rechazar a las parejas LGBT o personas de otras religiones.

Sin embargo, desde Lambda Lega advierten que Marouf y Esplin no deberían verse afectadas por esta ley, dado que no están solicitando la adopción de ningún menor, sino que ofrecen un hogar de acogida, un servicio que se tramita a través del gobierno federal, no del estatal. «Estamos desafiando los fondos federales para una organización que permite la discriminación basada en la religión (…). Pero si bien nuestro caso no desafía la [ley] estatal, va al meollo del asunto en esa ley igualmente inconstitucional y demuestra claramente el peligro de tales leyes: perjudica a los niños como resultado de menos hogares disponibles para ellos y perjudica a las cariñosas familias que rechazaron», declara Currey Cook, director del proyecto de jóvenes en el cuidado fuera del hogar de Lambda Legal.

Comentarios

Relacionado con Texas

Contactos en Texas Chat Gay Texas Chat Lesbianas Texas Noticias de Estados Unidos

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto