Denuncian la desaparición de María Jimena y su novia en Turquía cuando volvían de Dubai

La madre de María Jimena Rico Montero denuncia a la Guardia Civil la desaparición de su hija y su novia, Shaza Ismail, tras viajar desde Londres a Dubai. La pareja se había desplazado para que la madre de Sasha se despidiera de su hija antes de morir, lo que resulta ser una argucia para denunciarla por ser homosexual en un país en el que se castiga con la muerte.

Luis M. Álvarez • 27/04/2017

María Jimena y Sasha Ismael | Foto: Uso permitido

españa torrox dubai turquía reino unido londres maria jimena rico montoro shaza ismail lesbiana desaparición denuncia homofobia lesbofobia

La madre de María Jimena Rico Montero denuncia a la Guardia Civil la desaparición de su hija y su novia, Shaza Ismail (aludida en algunos medios como Sasha Se), tras desplazarse desde Londres a Dubai, de las que no tiene noticias desde el domingo, 23 de abril. La pareja se había desplazado para que la madre de Shaza se despidiera de su hija antes de morir, lo que resulta ser una argucia para denunciarla por homosexual en un país en el que se castiga con la muerte.

Residente en Torrox, Málaga, Ramona Teresa Montero es una madre argentina que emigra con su familia a España hace 15 años. Dos de sus hijos siguen viviendo en Argentina, mientras que una de sus hijas vive en España y la cuarta, María Jimena, de 28 años, trabaja como camarera en Londres desde hace cuatro años. Mediante un contrato laboral temporal, a finales del año pasado viaja a Dubai, donde conoce a Shaza Ismail, egipcia de 30 años de edad, y se enamoran. La homosexualidad se castiga con la muerte en Dubai, por lo que Shaza se escapa con María Jimena a Londres, donde residen juntas hasta la semana pasada, cuando deciden regresar a Dubai ante la terrible noticia de que la madre de Shaza se encuentra gravemente enferma y quiere despedirse de su hija antes de morir. María Jimena no quiere que Shaza viaje sola de vuelta a Dubai, así que la acompaña. Su pálpito no la engaña, porque quien sí lo había hecho era la familia de Sasha, que había utilizado la argucia de la enfermedad de la madre para que volviera y denunciarla a las autoridades por ser homosexual.

«Llegamos hoy, era mentira. La encerraron en la casa. La quieren literalmente matar, están hablando con las leyes de aquí y la quieren matar. A mí no pueden porque soy europea y la ley me protege, pero me pueden mandar a la cárcel 14 años», explica a María Jimena a una amiga en un mensaje de voz cuando se dan cuenta de la estrategia de la familia de Shaza, a quien le quitan su pasaporte. Con la intención de alejar a Maria Jimena de su novia, le compran un billete de avión a Tiflis, en Georgia.

María Jimena Rico Montoro Facebook | Foto: Uso permitido

«Ella está aquí, en la casa. Cuando me lleven ahora al aeropuerto, ella se va a bajar conmigo. Les va a decir a ellos que se va al baño y se va a ir corriendo. Le di dinero para que tome un taxi y se vaya con otra amiga, que la va a esconder. Pero cuando vean que no vuelve, me van a detener. Van a saber todo. No me importa. Asumo el riesgo de ir a la cárcel. Quiero dejar constancia de lo que voy a hacer ahora. Y si sale todo bien y la puedo esconder, la voy a dejar escondida y me voy a tomar un vuelo. Me voy y voy a buscar la manera de sacarla. Si algo pasa y no puedo, quiero que ustedes sepan dónde estoy y qué me está pasando», explica en un mensaje de voz en el que da cuenta de cómo pretenden escaparse el jueves, 20 de abril, con la intención de coger otro vuelo que las lleve al Reino Unido.

Logran escabullirse y se escapan, pero el padre de Shaza las localiza en el aeropuerto, donde las amenaza, las agrede, rompe el pasaporte de María Jimena e intenta llevarse a Sasha a la fuerza. « Estábamos en el aeropuerto y el padre se presentó con toda la familia, una abogada y una jueza, y se la intentaron llevar por la fuerza. Estoy detenida con la policía y ella está conmigo, pero no sé qué voy a hacer porque el vuelo es a las 5.20 y para en Estambul. La familia está loca y dice que nos van a matar. (...)[inaudible] a un detective y un sicario privado acá en Georgia (...). Si antes del mediodía no vuelves a tener noticias mías, será que algo malo ha pasado», es el desesperado mensaje que María Jimena envía a su madre desde el aeropuerto de Georgia, donde la policía los retiene a todos, poniéndoles en libertad después de 10 horas.

Sasha Ismael Facebook | Foto: Uso permitido

La pareja consigue llegar en un coche a la frontera con Turquía y, tras varios intentos, consiguen entrar en el país y coger un autobús hasta Samsun, en la costa del mar Negro, donde son retenidas por las autoridades, acusadas de terroristas. En este punto es donde Ramona habla por última vez con su hija por teléfono. María Jimena consigue contactar con su compañera de piso en Londres, Angelika Balczareková, para que les reserve un hotel en Estambul, donde tienen previsto acudir a la embajada española para que les ayuden a salir de Turquía, dado que ambas viajan sin pasaporte. «Por lo visto nunca llegó al hotel ni a la embajada. El teléfono móvil lo tiene apagado y la embajada nos dice que están buscándola, que ya han dado orden a la Interpol», explica María del Valle, hermana de María Jimena, quien, a su vez, ha conseguido contactar con una hermana de Sasha, que le confirma que tampoco saben nada de ella.

Comentarios

Relacionado con España

Contactos en España Chat Gay España Chat Lesbianas España Guía LGTBI de España Noticias de España

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto