Desvelan que Grindr comparte datos de localización y estatus de VIH de sus usuarios con terceros

Se desata la polémica en torno a Grindr debido a un protocolo para implementar sus resultados mediante el que comparten todos los datos de sus usuarios, incluyendo su localización y estatus de VIH, con dos compañías externas: Apptimize y Localytics.

Luis M. Álvarez • 03/04/2018

Desvelan que Grindr comparte datos de localización y estatus de VIH de sus usuarios con terceros | Foto: Youtube

grindr apptimize localytics vih antoine pultier sintef cooper quinter electronic frontier foundation scott chen

Fundada en 2009, la que probablemente sea la aplicación de citas más popular del mundo, con sus más de 3,6 millones de usuarios, ha sido a menudo foco de polémicas por el torticero uso que de ella han hecho individuos como el denominado «asesino de Grindr» que contactaba con las que serían sus víctimas a través de la aplicación, como también hacía una banda de ladrones de Texas o bandas homofóbicas rusas o incluso las autoridades de Egipto para localizar personas homosexuales, Grindr desata las críticas de sus usuarios cuando hace casi dos años pregunta a sus usuarios por la conveniencia de instaurar una serie de filtros identificando a las personas que son portadoras de VIH, siempre con la intención de fomentar la prevención, según los responsables de la aplicación, que a pesar de las críticas suscitadas instauraban finalmente. Un debate nimio en el momento en que se desvela que Grindr ha estado estado proporcionando el estado serológico de sus usuarios con Apptimize y Localytics, dos compañías que contribuyen a optimizar diferentes aplicaciones.

«Esa es una violación extremadamente, extremadamente atroz de los estándares básicos que no esperaríamos de una compañía que le gusta promocionarse como partidaria de la comunidad queer», declara James Krellenstein, miembro de ACT UP New York, que pone en duda que Grindr sea el lugar idóneo para compartir si eres VIH positivo.

«El estado de VIH está vinculado a toda la otra información. Ese es el problema principal (…). Creo que esta es la incompetencia de algunos desarrolladores que simplemente envían todo, incluido el estado del VIH», declara Antoine Pultier, investigador de SINTEF, una organización sin ánimo de lucro noruega que afirma que con la intención de optimizar su rendimiento la aplicación de citas no discrimina a la hora de compartir información de sus usuarios, como la tribu con la que se identifican o sus prácticas sexuales preferidas, así como datos más personales como sus datos GPS, teléfonos o correo electrónico, así como también su estatus de VIH, datos sobre su medicación y hasta la fecha de la última prueba que se hayan hecho. Un protocolo que pone en duda la seriedad con la que la compañía afronta la privacidad de sus usuarios.

También Cooper Quinter, investigador de seguridad de Electronic Frontier Foundation, cuestiona la seguridad que ofrece este procedimiento puesto que de esta manera la app gay pone en riesgo a sus usuarios dado que cualquiera que esté monitoreando la red «como un hacker o un delincuente con un poco de conocimiento tecnológico, o su ISP o su gobierno, pueda ver cuál es su ubicación (…). Cuando combinas esto con una aplicación como Grindr que está dirigida principalmente a personas que pueden estar en riesgo, especialmente dependiendo del país en el que vivan o según cuán homofóbica sea la población local, esta es una práctica especialmente mala que puede poner su la seguridad del usuario en riesgo».

«Miles de empresas utilizan estas plataformas de gran prestigio. Estas son prácticas estándar en el ecosistema de aplicaciones móviles (…). No se vende información de usuarios de Grindr a terceros. Pagamos a estos proveedores de software para que utilicen sus servicios (…). La información limitada que se comparte con estas plataformas se realiza bajo términos contractuales estrictos que brindan el más alto nivel de confidencialidad, seguridad de datos y privacidad del usuario», explica el jefe de tecnología de Grindr, Scott Chen, en un comunicado en el que afirma que los servicios que obtienen de Apptimize y Localytcs contribuyen a mejorar su aplicación, y asegura que no comparten estos datos con otras compañías.

Pero los expertos en seguridad cuestionan la vulnerabilidad de los datos confidenciales compartidos con terceras compañías dado que de esta manera son susceptibles de filtraciones no en una, sino en tres plataformas. Asimismo ponen en duda que sea un procedimiento ético, dado que el hecho de que los usuarios puedan sentirse cómodos compartiendo información personal en sus perfiles o chats no implica que estén dispuestos a que se comparta de manera más amplia. Debido a la polémica suscitada, portavoces de Grindr aseguran este lunes, 2 de abril, que dejarán de compartir la información de sus usuarios con terceros.

Comentarios

También te puede interesar...

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto