Chat

Contactos

Fotos

Guía

Dos años de cárcel para el autor de la agresión homófoba en Bobigny

El pasado mes de noviembre nos encontrábamos con una agresión homófoba en la localidad francesa de Bobigny dónde un joven se había citado con otro a través de una app sin saber que éste le estaba tendiendo una trampa.

Rocío Vega • 11/12/2016

Homofobia | Foto: mouse_sonya/iStock/Thinkstock

bobigny paris francia homosexualidad homofobia discriminación derechos lgtb

Desgraciadamente no hay respiro para las agresiones homófobas con independencia del país en el que nos encontremos. El pasado 13 de noviembre, mientras transcurría la medianoche, un chico se había citado con otro a través de la app Smax. El nombre del usuario era “Antony” y desde un primer momento parece que ambos se habían gustado.

Hasta aquí todo parece bastante normal pero lo que la víctima no imaginaba es que iba a ser presa de una agresión homófoba a razón de que le habían tendido una trampa. En un lugar apartado, llegó para encontrarse con tres hombres que se dispusieron a darle una paliza en toda regla.

Tras una agresión tan brutal la víctima sufrió diversas fracturas (nariz, costillas y piernas entre otras lesiones algo más leves) la recuperación del joven va bastante lenta puesto que además de los golpes, también ha tenido que estar tratado psicológicamente por el shock que le supuso la agresión.

El caso, que ya ocurrió hace un tiempo, vuelve a ser actualidad pero en esta ocasión para informar de que los agresores han sido juzgados y cumplirán una condena de al menos dos años en prisión. Quién hizo la quedada con el joven agredido (“Antony”) ya había sido imputado y registrado con algunas otras intimidaciones y por ello las autoridades lo tenían “fichado” y de alguna manera lo iban buscando hasta capturarle.

La víctima recuerda con mucho dolor todo lo que le pasó aquella noche puesto que los adolescentes iban armados con una barra de hierro, puños americanos e incluso un ladrillo con la idea de acabar con la vida del joven. Los golpes fueron terribles y Stéphane asegura que se salvó gracias a la iniciativa de un vecino que había escuchado sus gritos. “Si no hubiera intervenido, seguramente me habrían matado

A pesar de que se puede decir que estamos ante una buena noticia no podemos olvidar que se trata de un joven que sigue en tratamiento en base a lo ocurrido y que el dolor y las secuelas siguen ahí. Por otra parte, también tratamos con algo grave en relación a que podrían haber acabado con su vida si la humildad de un ciudadano no hubiese actuado.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto