Chat

Contactos

Fotos

Guía

Dos madres denuncian discriminación para inscribir como hijo de ambas al que es su tercer hijo juntas

Brenda Kelleher y María José Torres no tuvieron problemas para inscribir a sus dos primeros hijos en su Libro de familia, pero en el Registro Civil de Benidoleig y el de Denia no quieren reconocer la misma situación para su tercer hijo.

Luis M. Álvarez • 06/02/2017

Brenda Kelleher y Maria José Torres | Foto: Uso permitido

españa comunidad valenciana alicante denia lesbianas maternidad matrimonio igualitario discriminación

Brenda Kelleher y María José Torres, de nacionalidad irlandesa y española, respectivamente, están casadas desde 2007 y viven actualmente en Benidoleig (Comunidad Valenciana, Alicante) con sus tres hijos, Fionn, Nayra y Lennon. Pero mientras dos de sus hijos están inscritos a nombre de ambas en su libro de familia, el tercero, nacido el 30 de julio de 2016, está inscrito sólo a nombre de la madre biológica por decisión del Registro Civil de Denia, donde les remiten desde su localidad, donde también se niegan a inscribirlo a nombre de las dos madres. La familia vive una pesadilla burocrática al no poder conseguir un Número de Identificación de Extranjero (NIE) o un pasaporte irlandés del menor ni tampoco su tarjeta sanitaria, por eso iniciaron una campaña para recoger hasta 100.000 firmas que hoy lunes, 6 de febrero, entregan en la Dirección General de Registros y Notariados de Madrid.

Un juez ratificaba el 22 de agosto que el niño debía quedar registrado «únicamente» con el nombre de la madre gestante, porque el matrimonio debía probar su maternidad compartida dada la condición «heteróloga» de la gestación, a pesar de que la Ley del matrimonio homosexual de Zapatero establece la igualdad de derechos en los enlaces heterosexuales y de personas del mismo sexo. «Imagínate qué cara se le quedaría a un padre si le preguntaran cómo ha sido concebido su hijo (…) A ningún hombre se le reclama que pruebe su paternidad biológica ni que revele que su mujer se ha sometido a técnicas de reproducción asistida», declara María José, esclareciendo los motivos por los que consideran discriminatoria su situación con respecto a las familias heterosexuales.

«La decisión del Registro Civil de Denia se basa en que no hemos entregado un papel que pruebe que el niño fue gestado empleando técnicas de reproducción asistida. Sin embargo, a ningún matrimonio heterosexual que acuda al Registro Civil se le solicita papel alguno que pruebe o bien la paternidad biológica (prueba de ADN) o, en el caso en que el marido no sea el padre biológico, como puede ser cuando un marido es infértil, el certificado que demuestre que la esposa se ha sometido a técnicas de reproducción asistida (...). Pedimos que se nos apliquen las mismas presunciones de filiación matrimonial que se les aplican a los matrimonios heterosexuales. Somos una familia y mientras Lennon esté legalmente inscrito con solo una de sus madres estará desprotegido, ya que esta situación legal niega sus vínculos con su madre María José, sus dos hermanos, así como con toda esa parte de su familia. En caso que le pasara algo a Brenda, Lennon quedaría como un niño sin progenitores, cuando en realidad tiene dos madres», explica la pareja en la petición para firmar su campaña que sigue estando abierta.

Uno de los problemas derivados de la negativa a inscribir al menor como hijo de ambas madres está relacionado con su tarjeta sanitaria, a la que no tiene acceso actualmente al ser su madre gestante irlandesa. « Estaría ya todo solucionado porque sería mi hijo, sería español y tendría su SIP, como cualquier otro (…). Tenemos uno por 15 días y tenemos cita en la Seguridad Social. Es todo un lío burocrático», declaraba Maria José Torres a mediados de diciembre del año pasado, cuando explicaban que desde el hospital les pedían el NIE de Kelleher y desde la policía el pasaporte del menor, que han tenido que solicitar al consulado de Irlanda, pero para cuya expedición exigen a Brenda que jure ante notario que es la única tutora y progenitora del niño, algo con lo que las dos madres no están de acuerdo.

Torres y Kelleher manifiestan que no tuvieron ningún problema para inscribir como hijos de ambas a Fionn y Nayra, porque en la localidad en la que residían antes, Atzaneta del Maestrat, no solicitaron ningún documento, esperando que el proceso fuera el mismo para inscribir a su tercer hijo juntas. Desde el Ayuntamiento de Denia se sumaban a su causa el 30 de diciembre, aprobando una moción que reclama «una interpretación igualitaria» del artículo 45/5 de la Ley del Registro Civil que es el que regula la filiación de los hijos de los matrimonios formados por dos mujeres.

Desde la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales de España explican consideran que existe «una discriminación respecto del resto de parejas», motivo por el que preparan una ley de igualdad que tienen previsto presentar en septiembre, con el objetivo de evitar que se repitan situaciones similares. «Esperamos que la Dirección General de Registros y del Notariado reconozca que no se ha dictado una resolución conforme a la realidad, conforme a esa ley del matrimonio igualitario que con tanto esfuerzo conseguimos implantar», declara Boti García, responsable de Relaciones Institucionales de la Federación, instando a la Administración a «equiparar derechos» con el fin de evitar «discriminaciones flagrantes».

Comentarios

Relacionado con Alicante

Contactos en Alicante Chat Gay Alicante Chat Lesbianas Alicante Guía LGTBI de Alicante Noticias de España

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto