Chat

Contactos

Fotos

Guía

El Ángel de la Independencia sirve de árbitro en el enfrentamiento entre laicos y religiosos en México

Tal y como estaba previsto, los manifestantes del Frente Nacional por la Familia y los activistas del Frente Orgullo Nacional MX confluyen en el Ángel de la Independencia de México D.F. sin mayor conflicto, salvo por la excepción de un grupo de nazis que agrede verbalmente a los activistas laicos, quienes cuentan con el apoyo previo del gobierno, que la noche antes ilumina el simbólico monumento con los colores del arco iris correspondientes a la bandera del orgullo LGTB.

Luis M. Álvarez • 25/09/2016

El Ángel de la Independencia sirve de árbitro en el enfrentamiento entre religiosos y laicos en México | Foto: Youtube

méxico méxico d.f. frente nacional por la familia frente orgullo nacional mx manifestación reivindicación

El sábado, 24 de septiembre, confluyen los manifestantes y personas religiosas del Frente Nacional por la Familia con los activistas y personas laicas que se habían concentrado por parte del Frente Orgullo Nacional MX (FONMX). Sin ánimo de entrar en metáforas, los primeros, que habían salido desde el Auditorio Nacional, entraban por detrás del Ángel de la Independencia manifestándose en contra del matrimonio igualitario, mientras que los segundos habían convertido en fiesta su reivindicación de la igualdad de derechos, por delante del monumento en el que estaban congregados desde las 11 de la mañana. Ambos grupos estaban higiénicamente separados, a modo de preservativo, por una contundente barrera de casi 2000 policías. Juntos, peor no revueltos, confluyen así los partidarios y detractores de la ley que el presidente Enrique Peña Nieto presentaba en mayo para dar reconocimiento constitucional al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Después de diez años de debate sobre el matrimonio igualitario, una vez aprobada la ley de José Luis Rodríguez Zapatero, el 3 de julio de 2005, este mismo conflicto se resuelve en España una década después, el 18 de septiembre de 2015, con la boda de Javier Maroto, vicesecretario del Partido Popular, con su pareja, Jose Manuel Rodríguez, a la que acude toda la cúpula del PP, todos aquellos que se habían rasgado las vestiduras contra una ley que denominaban anticonstitucional a pesar de que no obligaba a nada a nadie, más que a quien quisiera hacer uso de ella. Esta celebración tiene lugar cuando el Tribunal Constitucional ya ha fallado en favor del matrimonio igualitario, el 6 de noviembre de 2012, contestando al recuso de inconstitucionalidad que había interpuesto el PP el 3 de septiembre de 2003. Antes que el TC, el Congreso de los Diputados ya había rechazado la propuesta del Foro Español de la Familia para solicitar que se considerara como matrimonio únicamente la unión entre un hombre y una mujer (sin aludir a su orientación sexual, lo cuál no deja de ser inaudito).

El Frente Nacional por la Familia llegó con los nazis

«Me cuesta trabajo pensar que esta iniciativa del matrimonio gay haya sido impulsada por el PRI. Parece una decisión personal del Presidente Enrique Peña Nieto, quien fue muy mal asesorado. La mayor parte de los legisladores son gente con familia. Al único partido que yo veo como antifamilia es el PRD. Con ellos no se puede dialogar», declara Juan Dabdoud Giacomán, presidente del Frente Nacional por la Familia que, junto con la Conferencia del Episcopado Mexicano, había convocado la Marcha por la Familia en defensa de la «familia tradicional». Giacomán solicita una reunión con el gobierno mexicano tras leer un manifiesto en el que anuncia que su asociación se constituye como un «movimiento cívico permanente», en lo que podría considerarse como un reconocimiento directo de sus vínculos religiosos y sus intenciones políticas que habrían negado anteriormente.

«No estamos de acuerdo con la ley que quiere imponernos Peña Nieto del matrimonio igualitario. Respetamos a los gays, no estamos en guerra con ellos. Estamos en defensa de la familia tradicional y de los niños, la inocencia de los niños. Nada más», declara Cecilia, integrante de la organización Mi Familia como la de Nazaret, haciendo gala de su ignorancia al desconocer que la ley del matrimonio igualitario no le obliga ni a ella ni a sus hijos a casarse con otra persona de su mismo sexo, sino que, en caso de que sus hijos sean homosexuales, les permite la posibilidad de hacerlo, sólo si quieren, para poder tener los mismos derechos que un matrimonio heterosexual.

«Todos somos seres humanos, todos somos valiosos. Al ser humano tienes una dignidad. Aquí la cuestión es más bien social», expone con la misma ignorancia Guadalupe, del Frente Nacional por la Familia, insistiendo que en que su asociación no está en contra de la diversidad sexual, tan sólo que no quieren que tengan los mismos derechos que los ciudadanos heterosexuales. «Al tener una vida familiar con hombre y mujer puedes tener la posibilidad de tener los espejos buenos de la sociedad, que son las características masculinas y femeninas. Pero al tener dos personas de un mismo sexo, pues te pierdes de la posibilidad de tener el otro referente», argumenta esta señora o señorita sin caer en la cuenta de que siguen siendo las parejas heterosexuales las mayores productoras de personas homosexuales.

Lo que los integrantes del Movimiento Nacional por la Familia no pudieron evitar fue que un grupo nazi de sus filas terminara agrediendo verbalmente a los del FONMX al gritarles que «están podridos», salvo que no lo hicieron en la plaza, a la vista de la numerosa policía congregada, sino cuando la manifestación ya se había disuelto, en la estación de metro de Insurgentes. La única respuesta por parte de los activistas fue llamarles «fascistas», lo que casi constituye una redundancia.

El Frente Orgullo Nacional MX esperaba con el gobierno

«El Frente Orgullo Nacional convocó a esta concentración pacífica, como lo pueden ver, principalmente con el objetivo de mostrar al Frente Nacional por la Familia que ésta es una ciudad de libertades (…). Nos gustaría mandar este mensaje a ellos para que comprendan que somos seres humanos igual que ellos, que provenimos de familias igual que ellos y que por supuesto también formamos familias como ellos; por lo tanto merecemos los mismos derechos que ellos», declara Cristian Galarza, portavoz del FONMX, después de animar a su gobierno la aprobación del matrimonio igualitario que habían anunciado, sea o no sea una propuesta de Peña Nieto.

«Nosotros, en realidad, somos todos. Aparte de los LGBT, venimos algunos más a apoyar su causa, que es: no queremos ciudadanos de primera, ciudadanos de segunda, mexicanos de primera o de segunda. Tenemos que ser todos iguales», declara Adela de manera espontánea, señalando que los que apoyan el matrimonio entre personas del mismo sexo proceden de todos los segmentos de la sociedad y no son todos activistas ni integrantes del colectivo LGTB necesariamente.

«Demostrar que la familia no es natural o artificial; simplemente es familia» es el objetivo de la convocatoria del FONMX según Pedro Arreola, subsecretario de Diversidad, Igualdad e Inclusión de la división capitalina del PRI, puntualizando que lo que se pide únicamente es «respeto e igualdad de condiciones». Por su parte, Jaime López Vela, fundador de la Agenda LGTBI, no tuvo ningún problema en señalar al Frente Nacional por la Familia y al mismo Peña Nieto como responsables del asesinato de un joven gay en Coahuila, así como de las numerosas agresiones a las que se ve habitualmente sometida la comunidad gay en todo México.

Si bien la concentración del FONMX era mucho menos numerosa que la del Frente Nacional por la Familia, los activistas contaban con el apoyo del gobierno, que la noche anterior iluminaba el Ángel de la Independencia con los colores de la bandera del orgullo LGTB «para dar el mensaje de que en la Ciudad de México se respeta la libertad de expresión, la libre manifestación, pero también para decir que somos una ciudad amigable con la comunidad LGBTTTI», declaraba Jaqueline L’Hoist, presidenta del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación (Copred), tras explicar que «en esta ciudad hay más de 7 mil matrimonios igualitarios y nueve adopciones; en las que no existe ninguna denuncia de abuso de familias homoparentales».

Comentarios

Relacionado con México

Contactos en México Chat Gay México Chat Lesbianas México Guía LGTBI de México Noticias de México

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto