Chat

Contactos

Fotos

Guía

El «asesino de Grindr» drogaba a hombres antes de violarlos, según la acusación

El cocinero que «tenía predilección por el sexo con hombres inconscientes», drogaba a sus víctimas, que conocía a través de aplicaciones de citas y páginas online antes de violarlas y asesinarlas, niega todos los cargos de los que le acusan.

Luis M. Álvarez • 06/10/2016

El «asesino de Grindr» drogaba a hombres antes de violarlos, según la acusación | Foto: Youtube

reino unido londres asesinato gay juicio

Acusado de 4 cargos de asesinato, 7 de violación, 4 de asalto con penetración y 10 cargos de intento de administrar sustancias, Stephen Port, de 41 años de edad, testificaba ante el Tribunal de Justicia de Londres, el miércoles, 5 de octubre, reconociendo que se siente «70 % más gay que heterosexual», que utilizaba aplicaciones y páginas online, como Grindr para concertar encuentros esporádicos con hombres de veintipocos años y aspecto adolescente, a los que alude como «twinks», pero negando todos los cargos de los que le acusan.

«Este es un caso sobre un hombre que en la búsqueda de nada más que su propia satisfacción sexual, habría drogado de diversas maneras, asalto sexualmente y matado en cuatro ocasiones a hombres jóvenes homosexuales que había invitado a su apartamento», sostiene el fiscal, Jonathan Rees, quien asegura que entre 2012 y 2015, Stephen Port habría cometido una serie de delitos sexuales contra 12 jóvenes, de los cuales, cuatro de ellos terminaron sin vida, a los que habría suministrado la suficiente cantidad de éxtasis líquido, conocido como GHB, como para dejarlos inconscientes, bien a través de la bebida o inyectándoselo, además de otras sustancias, como poppers, viagra, mefedrona y metanfetamina.

Los cuerpos de Anthony Walgate, de 23 años de edad, Gabriel Kovari, de 22 años de edad, y Daniel Whitworth, de 21, fueron descubiertos en la zona de Barking, al este de Londres, entre junio y septiembre de 2014. El cuerpo de otro joven, Jack Taylor, de 25 años, también era descubierto en Barking, en septiembre de 2015. Según la hipótesis del fiscal, el acusado arrastraba los cuerpos desde su apartamento hasta dejarlos en un cementerio, a 400 metros de su domicilio. En algunos casos dejaba los cuerpos como si estuvieran sentados con las botellas de GHB, para dar la impresión de que habrían fallecido a consecuencia de una sobredosis. En un caso llegó incluso a dejar una nota falsa de suicidio.

El fiscal ha señalado que las circunstancias en las que fueron encontradas los cuatro cuerpos eran «sorprendentemente similares», en lo que señala como «una ofensa para el sentido común» que «fuera una desafortunada coincidencia que todos estos hombres fallecieran de sobredosis con altos niveles de GHB poco después de haberse encontrado con el acusado (...). Todo su comportamiento fue impulsado por un factor principal, el apetito del acusado por mantener relaciones sexuales con varones homosexuales más jóvenes que él, mientras estaban inconscientes a través de las drogas», sostiene Rees, quien describe a Port como una persona interesada en pornografía relacionada con las drogas y la violación, quien habría llegado a grabarse manteniendo relaciones con sus víctimas mientras estaban inconscientes.

Algunas de sus presuntas víctimas han testificado que fueron drogadas antes de que Port las violara. Una de ellas es un joven de 19 años de edad que habría conocido en febrero de 2012, que declararía haber bebido una copa de vino tinto, para despertarse desnudo, mientras Port estaba manteniendo relaciones con él. Otro de los testigos, a quien habría conocido en la foodtruck en la que trabajaba, ubicada en la estación de autobuses de West Ham, es un musulmán, que no bebe alcohol ni toma drogas, pero que en junio de 2014 se habría sido «noqueado» después de beber de una taza que le habría ofrecido Port, despertándose después desnudo.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto