El gobernador de Estambul prohibe por cuarto año consecutivo la manifestación del Orgullo LGBT

A pesar de que el gobernador de Estambul prohibe por cuarto año consecutivo la manifestación del Orgullo LGBT, cientos de congregan donde estaba previsto para leer un manifiesto, siendo dispersados por la policía, que les permite continuar, pero no por donde estaba previsto sino por calles aledañas.

Luis M. Álvarez • 02/07/2018

El gobernador de Estambul prohibe por cuarto año consecutivo la manifestación del Orgullo LGBT | Foto: Youtube

turquía estambul recep tayyip erdogan orgullo orgullo 2018 orgullo lgbt

Por cuarto año consecutivo, el gobernador de Estambul prohibe la celebración del Orgullo en la ciudad más poblada de Turquía, lo que no impide que cientos de miembros del colectivo LGBT se congreguen este domingo, 1 de julio, en la calle Istiklal, la más comercial y famosa de la ciudad, donde leen un manifiesto hasta que son dispersados con palos, perros, bolas de goma y gas lacrimógeno por la policía. «No reconocemos esta prohibición» y «No obedecemos, no nos callamos, no tenemos miedo», son algunas de las consignas que proclaman los activistas sobre una prohibición que denominan «cómica».

«El gobernador ha cometido nuevamente un crimen al discriminar a una parte específica de la sociedad (…). Reunirse pacíficamente y marchar son derechos bajo las leyes nacionales e internacionales que debe cumplir el gobernador de Estambul», sostienen desde Amnistía Internacional en lo que consideran un gesto de «violencia y discriminación» hacia la comunidad LGBT, que no celebra oficialmente el Orgullo en Estambul desde 2014, lo cual no deja de constituir una contradicción en un país que en el que la homosexualidad no está prohibida, pero sí muy extendida la homofobia en la sociedad. Una realidad fomentada desde el Gobierno islamista de Recep Tayyip Erdogan, que ha llegado a prohibir igualmente las películas de contenido LGBT aludiendo a razones de seguridad y sensibilidad pública.

«Como todos los años, estamos aquí, en estas calles. Nuestras risas, nuestras premisas, nuestros lemas aún resuenan en estas calles (…). Echamos de menos las marchas de miles de personas con las que celebramos nuestra visibilidad. Nos reímos de aquellos que tratan de poner vendas al orgullo de nuestra existencia y a la fuerza de nuestro orgullo», declaran los organizadores de la manifestación en su manifiesto. Las libertades civiles en Turquía se han convertido en una preocupación particular para Occidente después de una ofensiva bajo un estado de emergencia declarado después del golpe de julio de 2016. Irónicamente, Estambul ha sido tradicionalmente un refugio relativamente seguro para aquellos miembros de la comunidad LGBT de otras comunidades islámicas en las que su orientación sexual o su identidad de género pone en riesgo su integridad y hasta sus vidas.

«Ser LGBTI es cada vez más difícil. Somos parte de la sociedad y aquí estamos diciendo que queremos derechos como todas las minorías. Pero hoy, ni siquiera nos dejan entrar a la calle por la forma en que vestimos y porque llevamos banderas arco iris. Estamos diciendo que estamos aquí, somos parte de la comunidad y somos queer», declara Hakan, de 27 años de edad, que trabaja para los Estados Unidos en Estambul. Tras negociaciones ente la policía y los organizadores de la manifestación, la celebración ha podido continuar, pero por calles aledañas.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto