El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, busca una persona que vele por los derechos del colectivo LGTB

Tras un sangriento año de su guerra contra la droga, el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, manifiesta ahora su apoyo al colectivo LGTB solicitando una persona que pueda velar por los derechos de homosexuales, bisexuales y transexuales, abriendo la posibilidad a la legalización del matrimonio igualitario.

Luis M. Álvarez • 18/12/2017

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, busca una persona que vele por los derechos del colectivo LGTB | Foto: Youtube

filipinas davao duke rodrigo duterte derechos lgbt derechos lgtb inclusión política matrimonio igualitario

Polémico y controvertido, además de agresivo con las causas con las que no está de acuerdo, Rodrigo Duterte era elegido presidente de Filipinas el año pasado, en parte gracias a su postura de tolerancia cero contra las drogas. A pesar de que anteriormente se había mostrado contrario al matrimonio igualitario, sorprende este domingo, 17 de diciembre, no sólo al manifestar su apoyo a las uniones entre personas del mismo sexo en un discurso en su ciudad natal, Davao Duke, sino su intención de nombrar a una persona para su gobierno que se encargue de proteger los derechos del colectivo LGBT.

«Tienen la garantía de que todos, al menos durante mi mandato, estarán protegidos y nutridos como ser humano (...). No habrá opresión y reconoceremos su importancia en la sociedad (…). Dije que estoy por el matrimonio sexual si esa es la tendencia de los tiempos modernos (…). Si eso aumenta tu felicidad, estoy por ello», declara Duterte, refiriéndose al matrimonio igualitario, al que antes se oponía alegando que en Filipinas el matrimonio sólo se podría producir entre un hombre y una mujer, atacando a los países occidentales que lo habían legalizado, siendo particularmente crítico con aquellos que no aprobaban su brutal guerra contra las drogas.

Como resultado de su guerra contra las drogas, tanto sospechosos como narcotraficantes han sido asesinados a manos de policías y funcionarios del gobierno. El propio Duterte admitía el mes pasado haber sido responsable de la muerte de alguien cuando era adolescente, además de haber ejecutado a presuntos delincuentes durante su tiempo como alcalde de la ciudad de Davao, llegando a compararse con el propio Adolf Hitler y amenazando con ejecutar a los alcaldes corruptos. Hechos y actitudes que le han llevado a ser acusado de abusos contra los derechos humanos.

Ahora pide directamente a los representantes de la comunidad LGBT que designaran a esa persona, ya sea gay o lesbiana, que pueda velar por los derechos del colectivo desde su gobierno: «dadme una persona brillante. Puede ser gay, puede ser lesbiana. Me gustaría nombrar a alguien para ser representante del sector LGBT (...). A alguien que sea honesto, trabajador. Les doy hasta la segunda semana de enero para nominarlo», que ocuparía un puesto en la Comisión Presidencial para los Pobres Urbanos (PCUP por sus siglas en inglés: Presidential Commission for the Urban Poor). Siendo un país mayoritariamente católico, por influencia de la colonización españoles, no era de extrañar que el clero expresara su preocupación por estas declaraciones, más aún cuando el presidente se ha referido a la iglesia de manera indirecta al preguntarse: «¿Por qué imponer una moral que ya no funciona y está casi pasada?».

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto