El rey de Noruega sorprende con un discurso reivindicando a refugiados y comunidad LGTB

A sus 79 años de edad, el rey de Noruega ha sorprendido con un emotivo discurso de inclusión y aceptación a inmigrantes, refugiados y colectivo LGTB que parece directamente dirigido a los sectores más conservadores y reaccionarios de la política.

Luis M. Álvarez • 08/09/2016

El rey de Noruega sorprende con un discurso a favor de refugiados y comunidad LGTB | Foto: Youtube

noruega oslo refugiados comunidad lgtb inclusión aceptación reivindicación

Los 1500 invitados a una fiesta celebrada en el palacio Real de Oslo, el 2 de septiembre, quedaron sorprendidos y emocionados con el poético y apasionado discurso del rey de Noruega, Harald V, de 79 años de edad, en el que señala la belleza y diversidad de la nación escandinava, apoyando específicamente a los refugiados y el colectivo LGTB, y reclamando mayor tolerancia religiosa.

«Los noruegos son también los inmigrantes de Afganistán, Pakistán, Polonia, Suecia, Somalia y siria. No siempre es fácil decir de dónde venimos, a qué nacionalidad pertenecemos. El hogar es donde está el corazón. Eso no siempre se puede ubicar dentro de las fronteras de un país. Los noruegos son jóvenes y viejos, altos y bajos, sin discapacidad y en silla de ruedas. Los noruegos son chicas que aman a chicas, chicos que aman a chicos, y chicos y chicas que se aman el uno al otro. Los noruegos creen en Dios, Alá, todo y nada. En otras palabras: tú eres Noruega. Nosotros somos noruega. Mi gran esperanza para Noruega es que logremos cuidar el uno del otro, que podamos construir este país sobre la confianza, la solidaridad y la generosidad», es parte del discurso del rey de Noruega, que este año celebra sus 25 años en el trono.

La comunidad escandinava siempre ha ido por delante en cuestiones de tolerancia y aceptación de la comunidad LGTB. El matrimonio igualitario es legal en Noruega desde 2009, una década después de que se legalizaran las uniones civiles entre parejas del mismo sexo. A principios de este año el gobierno noruego promulgaba una ley que permite los ciudadanos transexuales elegir el género con el que desean aparecer en sus documentos legales, eliminando cualquier requerimiento específico sobre operaciones sanitarias o quirúrgicas con el objetivo de que las personas residentes pudieran afirmar su género y tenerlo reconocido por el estado.

Tal ha sido el calado del discurso que se ha vuelto viral en Internet, siendo compartido más de 28000 veces y con más de 3 millones de reproducciones. La portavoz del Palacio Real, Marianna Hagen, informa de que han recibido una avalancha sin precedente de peticiones del discurso del rey traducido al inglés. Muchos son los que han interpretado este discurso como un reproche directo a la derecha y su discurso contra los inmigrantes que se ha ido construyendo en Noruega tras la formación de la coalición de centro-derecha, como consecuencia de las últimas elecciones hace tres años, un sentimiento que se ha intensificado en el momento en que la nación escandinava se dispone a integrar a alrededor de 30.000 inmigrantes y exiliados que han solicitado asilo, muchos de ellos procedentes de Siria.

No es muy común que un monarca exponga con tanta naturalidad su punto de vista sobre temas como la inmigración o la comunidad LGTB, pero tampoco es la primera vez que el rey de Noruega se destaca de las familias reales europeas. En los años sesenta compitió dos veces en las olimpiadas, ha vencido al cáncer y el año pasado se convertía en el primer monarca que visitaba la Antártida. No estaría de más que otros monarcas tomaran nota y dieran el mismo ejemplo, sobre todo en una época en la que crece el sentimiento anti-inmigrante, particularmente contra los inmigrantes, en muchos países occidentales, el Reino Unido vota a favor del brexit, Rio 2016 dejaba claro que la homofobia y el machismo es el pan nuestro de cada día en el deporte a nivel internacional, aumenta la popularidad de Marinne Le Pen y su discurso xenófobo en Francia, disminuye la de Angela Merkel en Alemania por haber abierto las puertas a los inmigrantes, España vive un repunte de agresiones de carácter homofóbico y Donald Trump amenaza con llegar a ser presidente de los Estados Unidos, como si viviéramos en un capítulo de Los Simpson o en una línea temporal equivocada de Regreso al futuro II (Back to the future part II, Robert Zemeckis, 1989, EE.UU.).

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto