Chat

Contactos

Fotos

Guía

El terrorista de Orlando no era homosexual, pero el de Niza sí era bisexual

Las autoridades y medios de comunicación franceses confirman que el autor de la masacre de Niza era una persona bisexual, quien, a pesar de que no era religioso, se habría radicalizado en muy poco tiempo. Sin embargo el FBI todavía no ha encontrado evidencias de nada con respecto al autor de la matanza de Orlando.

Luis M. Álvarez • 22/07/2016

Mohamed Bouhlel | Foto: Uso permitido

francia niza estados unidos orlando terrorismo matanza de orlando masacre de niza omar mateen mohamed bouhlel homosexual gay bisexual

Durante la celebración de las fiestas del 14 de julio, en Francia, el Paseo de los Ingleses de Niza, se convertía en el terrorífico escenario del último atentado relacionado con Daesh que sucedía en territorio occidental cuando un camión de 19 toneladas irrumpía en la rambla costera, avanzando a lo largo de dos kilómetros haciendo zig-zag y arrollando a su paso todo lo que encontraba, provocando 84 fallecidos y más de 200 heridos. Al igual que sucedía en la matanza perpetrada por Omar Mateen en el club Pulse de Orlando, el autor del atentado francés, Mohamed Labouaiej Bouhlel, un tunecino de 37 años de edad, era abatido por la policía. Ambos terroristas tienen muchas características en común, pero mientras el FBI no encuentra pruebas de que Omar Mateen fuera homosexual, tal y como aseguran muchos testigos, las autoridades francesas no tienen dudas sobre la orientación sexual del segundo, afirmando que era bisexual.

¿Es relevante la sexualidad del autor de la masacre de Niza?

«La agitada vida sexual de este hombre, quien recientemente se habría unido al Estado Islámico, queda al descubierto en las imágenes que tenía en su móvil», señalan numerosos medios de comunicación franceses, dibujando la personalidad de un chapero violento, bisexual y sádico, obsesionado con el culto al cuerpo, aficionado a la salsa, asiduo a las páginas y aplicaciones de citas, que mantenía una relación sin ataduras con un individuo de 73 años de edad, además de que tenía tres hijos, pero estaba divorciado de su mujer, al igual que sus padres también estaban divorciados.

Los investigadores confirman que tanto la madre como la esposa del terrorista de Francia habrían sido víctimas de violencia doméstica y que era adicto a los vídeos de decapitaciones cometidas por el Estado Islámico así como otras imágenes de violencia sexual. En su móvil se encontraron vídeos de pornografía casera así como imágenes de asesinatos y violaciones, además de las fotografías que se había hecho mientras perpetraba su propio atentado con las víctimas de Niza.

Tras una depresión y unos años de crisis personal con sus vecinos tunecinos, Bouhlel llega a Francia en 2005, regularizando su situación al año siguiente. Según su propio padre, se habría integrado demasiado rápidamente en la cultura francesa, no teniendo ningún vínculo con la religión. No rezaba, no ayunaba, bebía alcohol e incluso se drogaba». Otras personas que le conocían afirman que «comía cerdo (…) y tenía una vida sexual desenfrenada». A partir de 2010 se convierte en conocido de la policía debido a delitos menores de amenazas, violencia y robo, pero sin encontrar síntomas de radicalización religiosa.

«La radicalización puede producirse más rápidamente cuando va dirigida a mentalidades perturbadas», señala el magistrado François Molins para explicar los vínculos del terrorista con el Estado Islámico, quien habría estado buscando en Internet suras del Corán y otros cantos religiosos, además de información sobre las masacres de Orlando y Dallas, así como sobre un incidente en Magnanville, donde un individuo habría jurado lealtad a ISIS antes de asesinar a una pareja de policías, y de otro incidente sucedido en enero, cuando un individuo se estrelló voluntariamente en la terraza de un restaurante. Pero no se ha encontrado ninguna evidencia de que Bouhlel hubiese jurado lealtad a ISIS, ni que tuviese contacto con ningún miembro de esa organización, aunque una de las seis personas bajo arresto tras producirse el atentado asegura que Bouhlel se había dejado barba ocho días antes y le había explicado que tenía un significado religioso.

Entonces, ¿qué es determinante para la investigación? ¿Que era bisexual o inmigrante, hijo de divorciados, que le gustaba la salsa o que le iban las prácticas BDSM? ¿Por qué no han sido noticia las tendencias sexuales de los integrantes del comando que perpetró el atentado múltiple en París, ni otros terroristas que, al no haber trascendido nada al respecto deberíamos catalogar como heterosexuales?

¿Son las víctimas la diferencia entre Mateen y Bouhlel?

Pocas son las diferencias del terrorista de los Estados Unidos con el de Francia, salvo por las preferencias sexuales del primero con respecto al segundo, que tenía mayor atracción por los latinos que por las personas mayores, las musicales, prefiriendo uno el house a la salsa, y su relación con la justicia, siendo Mateen guardia de seguridad con licencia para tener armas, mientras que el otro era un delincuente habitual.

Sin embargo, mientras que el FBI no encuentra evidencia alguna que le haga pensar que Omar Mateen era un homosexual reprimido, tal y como defiende su esposa y muchos clientes habituales de Pulse, centrándose en el abuso de anabolizantes como si pudiera ser una causa de la matanza, las autoridades francesas han encontrado numerosas pruebas de la bisexualidad de Mohamed Bouhlel, así como acreditan el testimonio de las personas que lo señalan como tal. Asimismo, si los franceses entienden la rápida radicalización de uno, los estadounidenses siguen sin entender cómo el otro llegó a radicalizarse después de que lo investigaran y no encontraran evidencia de su relación con el Estado Islámico.

¿Será entonces que las víctimas de uno son de primera y las del otro de segunda? Porque mientras que las de Omar Mateen parecen haber sido escogidas por su raza y su orientación sexual, las de Mohamed Bouhlel fueron escogidas indiscriminadamente, total y absolutamente por azar. El presidente estadounidense, Barack Obama, no necesitó grandes señales para calificar la matanza de Orlando como in crimen de odio, a pesar de que los investigadores sigan buscando los motivos de Mateen. Por el contrario, el presidente francés, François Hollande, rápidamente calificó la masacre de Niza como un atentado de índole islámica, aunque muchas fuentes apuntan a una persona perturbada con los mismos vínculos radicales que Mateen. Pero lo que ambos atentados sí tienen en común es que ninguno de sus autores parece ser heterosexual, algo que los medios de comunicación se han encargado de resaltar, ¿un síntoma de homofobia? Es posible porque seguimos sin saber la orientación sexual de los autores de muchos otros atentados perpetrados en suelo occidental.

Comentarios

Relacionado con Estados Unidos

Contactos en Estados Unidos Chat Gay Estados Unidos Chat Lesbianas Estados Unidos Guía LGTBI de Estados Unidos Noticias de Estados Unidos

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto