Indonesia quiere dejar a la comunidad LGTB fuera de la ley y dentro del armario

Grupos islámicos presionan para que el Tribunal Constitucional de Indonesia aplique leyes que penalicen las leyes homosexuales. Actualmente la ley sólo penaliza cuando se mantienen relaciones sexuales con un menor de edad, ya sea a través de relaciones heterosexuales u homosexuales.

Luis M. Álvarez • 12/08/2016

Homofobia en Indonesia | Foto: Uso permitido

indonesia política homofobia discriminación

Indonesia es, en teoría, uno de los estados musulmanes más moderados, lo que no impide que hasta el 93 % de sus habitantes considere que la homosexualidad debería estar prohibida, según una encuesta de 2013. En una de las provincias más ortodoxas del país, Aceh, las relaciones homosexuales se castigan con 100 latigazos y grupos islámicos como Aliansi cinta keluarga (AILA según sus siglas en indonesio, que en español vendría a decir 'alianza del amor de la familia'), afirman que la homosexualidad está causando una «degradación moral» en la nación de mayoría musulmana más poblada del mundo, por lo que han pedido al gobierno leyes contra la comunidad LGTB.

«Vemos la degradación moral que se está produciendo. Puramente por amor a nuestra nación, debemos hacer algo mientras tenemos una oportunidad», declara Rita Hendrawaty Soebagio, presidenta de AILA, añadiendo que la razón para tomar medidas es que «tenemos normas más claras. No estamos intentado criminalizar a aquellos que tienen una orientación sexual diferente. Ese no es el punto. Son libres de vivir, pero no de mostrar su estilo de vida».

La propaganda contra la comunidad LGTB se ha incrementado en los últimos meses, tal y como alerta un informe de Human Rights Watch, a través de consignas como «las personas LGTB son enfermos mentales, los emojis de homosexuales corrompen a los jóvenes impresionables, la homosexualidad es parte de la agenda global del mal», o de declaraciones de políticos como el Ministro de Defensa, que llegó a etiquetar el activismo LGTB como una guerra contra la nación que era más peligrosa que una bomba nuclear; el Ministro de Tecnología y Educación Superior, que hizo un llamamiento para la prohibición de estudiantes homosexuales, bisexuales o transexuales en los campus universitario; o el alcalde de una localidad llegó a decir que las madres debían educar a sus hijos a no ser gays; lo que ha llevado al incremento de agresiones contra homosexuales.

AILA ha presentado una revisión judicial a la Corte Constitucional en cinco audiencias que incluyen testimonios de expertos en salud que afirman que el sexo gay puede causar enfermedades de transmisión sexual. A finales de este mes tendrá lugar la última audiencia, en la que se espera la comparecencia de activistas LGTB y grupos que luchan por los derechos humanos que se opongan a la criminalización de las relaciones homosexuales.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto