Chat

Contactos

Fotos

Guía

Jason Jones demanda al gobierno de Trinidad y Tobago por la ley que penaliza la homosexualidad

El abogado y activista Jason Jones recibe amenazas de muerte a través de las redes sociales por interponer una demanda al gobierno de su país, Trinidad y Tobago, con el objetivo de la modificación de la ley que penaliza la homosexualidad.

Luis M. Álvarez • 26/02/2017

Jason Jones demanda al gobierno de Trinidad y Tobago por la ley que penaliza la homosexualidad | Foto: Youtube

trinidad y tobago puerto españa jason jones derechos lgbt derechos lgtb demanda

Natural de Trinidad y Tobago, Jason Jones es un abogado y activista por los derechos del colectivo LGBT que ha presentado una demanda legal ante el Tribunal Superior de Puerto España contra el gobierno de su país con el objetivo de la derogación de las Secciones 13 y 16 de la Ley de Delitos Sexuales que penalizan la sodomía y la indecencia grave incluso entre adultos. Una medida que ha ofendido a algunos, a cuenta de las numerosas amenazas de muerte que el abogado a recibido posteriormente a través de las redes sociales. Por si no fuera suficiente, también ha sido rechazado por su propia familia, que le han negado el acceso a contactar con sus sobrinos y sobrinas.

«La existencia misma de estas secciones afecta de manera continua y directa a la vida privada del reclamante forzándolo a respetar la ley y abstenerse de participar, incluso en privado con sus parejas masculinas consentidas, en actos sexuales prohibidos a los que está dispuesto por razón de su orientación homosexualidad, o para cometer los actos prohibidos y convertirse en objeto de persecución criminal», explica Jones en su reclamación a través de la que expone que la legislación de Trinidad y Tobago contraviene sus derechos constitucionales de privacidad y su libertad de pensamiento y expresión, además de entrar en contradicción directa con la obligación de cumplir los derechos internacionales.

«En consecuencia, es sujeto de un extenso prejuicio social, persecución, marginación, un estigma arraigado a lo largo de toda la vida que es percibido como criminal por virtud de su homosexualidad, enfrentándose al temor de ser castigado por expresar su sexualidad a través de una conducta consensuada con otro adulto», añade en la demanda que a interpuesto a través de un despacho de abogados, y en la que explica como la ley es responsable de los prejuicios y el acoso del que le hace objeto al etiquetarle a él y a las personas homosexuales como criminales, únicamente por su orientación sexual.

La Ley de Delitos Sexuales fue enmendada en 1986 y en 2000, derogando y reemplazando la ley de delitos sexuales heredada de los tiempos de la colonización británica, cubierta por una «cláusula de salvaguardia», que impide que un tribunal anule y revise la legislación anterior a la Constitución, pero que está abierta a revisión.

«No deseo empujar una agenda gay hacia vuestra garganta o atacar vuestra moral, religión o espiritualidad, estoy haciendo esto en beneficio de nuestra nación, y para nuestras futuras generaciones», declara Jones explicando sus motivos para interponer la demanda, con el objetivo de que otras personas no se vean obligadas a emigrar a otros países debido a su orientación sexual. Todavía no se ha fijado la fecha para la audiencia.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto