La homofobia podría está detrás de los abusos, torturas y muerte de un menor de 10 años en Lancaster

Anthony Avalos fallece en el hospital después de que su madre llamara al 112 para alertar sobre su estado tras sufrir una supuesta caída. Profesores, familiares y vecinos habían alertado sobre la situación por la que pasaba el menor tras 16 denuncias de abusos infantil. El hecho de que hablara de su orientación sexual hace sospechar que era víctima de la homofobia de su propia madre y su pareja, quienes están acusados por los abusos y torturas que le habrían llevado a la muerte.

Luis M. Álvarez • 02/07/2018

Sospechan que la homofobia está detrás de los abusos, torturas y muerte de un menor de 10 años en Lancaster | Foto: Youtube

estados unidos california lancaster anthony avalos heather maxine barron kareem ernesto leiva gay homosexual asesinato homofobia crimen de odio

Con solo 10 años de edad, Anthony Avalos era encontrado muerto el 21 de junio en el hogar familiar, ubicado en Lancaster (California), donde convivía con sus hermanos, su madre, Heather Maxine Barron, de 28 años de edad, y el novio de esta, Kareem Ernesto Leiva, de 32 años de edad. Además de una serie de lesiones en la cabeza, su cuerpo estaba cubierto por quemaduras de cigarrillos y tanto él como sus hermanos eran víctimas de abusos, según profesores y familiares. Tanto la madre del niño como su pareja son detenidos como principales sospechosos de haberle torturado y causarle la muerte después de revelar que era gay, según el equipo que investiga el caso. De ser considerados culpables se enfrentan a una pena que oscila entre los 22 años de prisión y la cadena perpetua, según la Oficina del Fiscal del Condado de Los Ángeles.

El subdirector del Departamento de Servicios para Niños y Familias del Condado de Los Ángeles (DCFS por sus siglas en inglés: Department of Children and Family Services), Brendon Nichols, confirma que Avalos había declarado que le gustaban los chicos. La tía del niño, Marian Barron, elogia el coraje de su sobrino al salir del armario en un gesto que asegura «solo refuerza lo valiente que era». Tanto ella como otros familiares habían alertado sobre los abusos de los que Anthony y sus hermanos eran víctimas por parte de su madre y su novio, que les sometían a palizas, inanición, abusos sexuales, les negaban el agua y los encerraban en espacios pequeños. Leiva ya habría sido condenado por abuso doméstico en 2010. A pesar de todas las señales y advertencias, se desconoce por qué se permitió al menor permanecer bajo la tutela de una familia supuestamente abusiva. Bobby Cagle, director de DCFS, sostiene que todavía es «prematuro» atribuir la muerte y tortura de Anthony a un fracaso del sistema.

El niño fallece en el hospital después de que oficiales de policía y un equipo de paramédicos respondieran una llamada de la madre, poco después del mediodía anterior, encontrando al niño actuando de manera indiferente a sus atenciones. A pesar de que la madre asegura que se había caído, clasifican rápidamente su muerte como «sospechosa». «Hemos sido informados de que hubo 16 informes de sospechas de abuso infantil (…). Una de las razones por las que estamos hoy aquí es porque queremos saber: ¿Visitaron los funcionarios del Departamento de Servicios Infantiles y Familiares del condado de Los Ángeles el hogar familiar en esas 16 ocasiones? ¿Visitaron la casa o simplemente hicieron una llamada de teléfono? Entonces, ¿qué clase de seguimiento se hizo?», declara Brian Claypool, un abogado que representa a un grupo de familiares de la víctima.

«Tuvieron profesores, tuvieron familiares, tuvieron miembros del orden público en contacto. Y aún así, Anthony está en el depósito de cadáveres; estamos esperando la autopsia. Una se tiene que preguntar qué es lo que hace falta llamar la atención no solo de los asistentes sociales, sino de la gente en general, porque me han dicho que los vecinos también estaban al tanto de lo que estaba pasando», declara Kathryn Barger, supervisora designada para una revisión exhaustiva de un caso que incluye una acusación fundamentada de abuso sexual por parte de su abuelo cuando solo tenía 4 años de edad.

A pesar de denominarlo un «asesinato sin sentido», Barger no quiere sacar conclusiones precipitadas, pero no ha podido evitar comparar la muerte de Avalos con la de Gabriel Fernández, un niño de 8 años de Palmdale que también era asesinado por su madre y su pareja sentimental tras años siendo víctima de abusos bajo la ineficaz supervisión del DCFS. Si la madre era sentenciada a cadena perpetua, el novio de esta era condenado a pena de muerte, mientras que cuatro funcionarios siguen a la espera de juicio con cargos de abuso infantil y falsificación de registros relacionados con el menor. En ambos casos, la homofobia parece haber contribuido a los abusos y torturas de los menores que les aboca a la muerte final, sin embargo, el capitán de la oficina del sheriff, Christopher Bergner, sostiene que la homofobia «no ha surgido en nuestra investigación como una motivación en este momento».

Comentarios

Relacionado con California

Contactos en California Chat Gay California Chat Lesbianas California Noticias de Estados Unidos

También te puede interesar...

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto