Chat

Contactos

Fotos

Guía

Lanzan una campaña para movilizar el voto LGTB y el de sus simpatizantes en los Estados Unidos

Human Rights Campaign inicia una campaña para movilizar a los que denominan «votantes en favor de la igualdad», centrando sus esfuerzos en el estado de Carolina del Norte. Una pareja de lesbianas que residen en ese mismo estado es la protagonista de uno de los primeras piezas de promoción.

Luis M. Álvarez • 26/10/2016

Lanzan una campaña para movilizar el voto LGTB y sus simpatizantes en los Estados Unidos | Foto: Youtube

estados unidos human rights campaign reivindicación derechos igualdad elecciones

El grupo de abogados en defensa de los derechos de los homosexuales más grande de los Estados Unidos, Human Rights Campaign, lanza una campaña para influir en el voto del colectivo LGTB con la esperanza de afectar en su favor el resultado de las elecciones presidenciales. Consideran que a través del voto de personas homosexuales, bisexuales y transexuales, podrían contribuir a la victoria de los demócratas en estados como Carolina del Norte, New Hampshire, Pensilvania, Nevada y Florida. «Esta es la mayor y más fuerte y sofisticado esfuerzo de movilización de la influencia del voto en la historia de nuestro movimiento alrededor de la campaña presidencial», declara Chad Griffin sobre esta campaña con la que tratan de movilizar a los que denominan«votantes en favor de la igualdad», refiriéndose no sólo a los votantes LGTB; sino a también a los heterosexuales que apoyan la igualdad de derechos para las personas LGTB.

Para conseguir su objetivo HRC se ha asociado con Catalist, una organización sin ánimo de lucro con sede en Washington D.C. que trabaja con una amplia base de datos de votantes, para lanzar una campaña a través de mensajes de texto, llamadas telefónicas y anuncios digitales. Se calcula que en todo el país habría aproximadamente 10 millones de votantes LGBT. Según explica Griffin, estarían poniendo «la mayor parte de nuestra energía, enfoque y recursos» en los estados considerados clave de cara a los resultados electorales, así como construyendo la base de una línea de acción con el objetivo de expandirse a las futuras elecciones en los Estados Unidos. Una de las primeras piezas en esta campaña es un entrañable vídeo en la que Lennie y Pearl, una pareja de lesbianas de Carolina del Norte, pide el voto para Hillary Clinton.

Carolina del Norte es el estado en el que han centrado sus mayores esfuerzos. Su intención es capitalizar la reacción a la polémica ley HB2, sobre la restricción del uso del cuarto de baño a las personas transexuales, con la clara intención de demostrar que la discriminación contra el colectivo LGTB no es aceptable en términos políticos.

Después de que el gobernador republicano de Carolina del Norte, Pat McCrory, ratificara la ley HB2, ejecutivos de empresas como Facebook denunciaron su discriminatoria ley, mientras otras empresas, como PayPal y Deutche Bank, cancelaban sus proyectos de expansión en el estado. La NBA cancelaba su All-Star Weekend y la NCAA retiraba los torneos deportivos que tenía planificados para el próximo año académico, mientras que bandas y artistas como Bruce Springsteen, Ringo Starr, Cirque du soleil, Pearl Jam o el violinsita Itzhak Perlman, entre otros, cancelaban sus conciertos en Carolina del Norte como protesta ante la ley. La página Funny or Die publicaba un irónico vídeo en el que Carolina del Norte promocionaba el turismo homofóbico, y hasta el mismísimo Donald Trump arremetía contra la polémica ley. Todas estas reacciones llevaron a muchas personas a la sensibilización y estar más receptivos al mensaje de HRC. «Carolina del Norte tiene realmente la posibilidad de ser decisiva para nuestro país, y desde luego para nuestro movimiento», asegura Griffin.

Según las encuestas, McCrory está actualmente un punto por detrás de su rival demócrata, Roy Cooper, mientras que Hillary Clinton tendría una ventaja de 2,1 puntos porcentuales por encima de Donald Trump en Carolina del Norte, pero el senador republicano, Richard Burr, tendría un 3,1 por ciento de ventaja sobre su rival demócrata, Deborah Ross.

«Cruzar la línea perjudica a los republicanos» según Andrew Reynolds, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Carolina del Norte, quien asegura que «cuando los futuros estudiantes estudien la política del estado, verán el 'error de cálculo político' en los libros de referencia (…). La mayoría de los habitantes de Carolina, como el resto del país ahora, tiene un amigo o un familiar o un compañero de trabajo que se identifica como gay o lesbiana (…). Lo que quiero decir es que Carolina es exactamente igual que cualquier otro estado en el que el nivel de homofobia, el nivel de intolerancia ha disminuido, por lo que HB2 está fuera de sintonía con la opinión popular».

«Tenemos una responsabilidad, no sólo para encontrar soluciones de sentido común a la violencia armada, sino para garantizar que continuamos avanzando como nación hacia la plena igualdad de las personas LGBT (...). Mientras que Donald Trump amenaza con arrastrarnos hacia atrás, una y otra vez, Hillary Clinton, ha demostrado a través de sus palabras y acciones que tiene la visión y el liderazgo para unirnos y mover este país hacia adelante», concluye Chad Griffin, explicando que el objetivo es también garantizar los logros legales conseguidos para la igualdad del colectivo LGTB.

Comentarios

Relacionado con Estados Unidos

Contactos en Estados Unidos Chat Gay Estados Unidos Chat Lesbianas Estados Unidos Guía LGTBI de Estados Unidos Noticias de Estados Unidos

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto