Las autoridades de Zimbabue se han negado a ofrecer preservativos a sus presos

El Servicio de Prisiones del país africano ha dado a conocer que seguirá sin permitir la distribución de preservativos entre las 13.000 personas encarceladas en la región alegando que ello supondría "fomentar las relaciones homosexuales", algo prohibido en el país. En Zimbabue es ilegal que dos personas del mismo sexo se cojan la mano, se abracen o se besen.

alexannder • 24/10/2011

Peones | Foto: michaklootwijk/iStock/Thinkstock

zimbabue africa discriminacion homofobia prisiones carcel gobierno vih condones

Las autoridades de Zimbabue nunca han repartido condones entre la población que se encuentra encarcelada en el país, un tema que ha pasado desapercibido pero que cada vez está provocando mayor preocupación social.

Dicha preocupación se debe a las alarmantes tasas de nuevos contagios de VIH que tienen lugar en el país, convirtiendo a la población de la nación africana en una de las más afectadas por el VIH del mundo.

El Servicio de Prisiones del país africano, durante una rueda de prensa celebrada la semana pasada, dio a conocer a los medios de comunicación que su postura acerca de la distribución de preservativos en las cárceles seguirá igual que hasta el momento.

Portavoces del Servicio de Prisiones consideraron que permitir la distribución de condones entre las 13.000 personas encarceladas en el país supondrá "fomentar las relaciones homosexuales".

Agrey Huggins, subcomisionado del Servicio de Prisiones, reconoció que las autoridades son conscientes de que los presos, pese a la falta de condones, mantienen relaciones sexuales entre ellos, algo que repercute en el trágico aumento del VIH en la región.

"En este tema de los preservativos, no podemos distribuirlos a los internos hasta que la Cámara de Representantes apruebe una legislación que permita la homosexualidad en el país", manifestó el subcomisionado.

El gobierno de Zimbabue aumentó el pasado año 2006 la criminalización de las relaciones entre personas del mismo sexo, castigando no solo a las personas homosexuales, sino también a las heterosexuales, prohibiendo que dos personas del mismo sexo, sin importar la orientación sexual de las mismas, puedan darse la mano, abrazarse o besarse.

Comentarios

También te puede interesar...

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto