Libertad sin cargos para las dos menores acusadas de ser lesbianas en Marruecos

Un juez decreta la libertad sin cargos para Sanaa y Hajar, las dos menores de edad que fueron acusadas de ser lesbianas por un familiar en Marrakech.

Luis M. Álvarez • 11/12/2016

Tribunales | Foto: Ingram Publishing//Thinkstock

marruecos marrakech lesbianas sentencia juicio

Libertad sin cargos para Sanaa y Hajar, de 16 y 17 años de edad, encarceladas durante una semana tras ser delatadas por un familiar que aseguraba haberlas visto besándose en una azotea, aunque finalmente tan sólo habría encontrado una fotografía de las dos menores besándose. La presión de grupos en defensa de los derechos humanos llevaba a un juez a liberarlas de los cargos de homosexualidad este viernes, 9 de diciembre, dictaminando que deben volver con sus familias «para reformar su comportamiento», en lo que Human Rights Watch interpreta como una condena indirecta de la homosexualidad, la hubiera o no en este caso.

«¡La lucha por las libertades individuales y la libertad continúan!», publicaban los activistas en las redes sociales al conocer la noticia de la liberación de las dos menores que la policía había detenido el viernes, 28 de octubre, tras ser denunciadas por ser presuntamente lesbianas. El día 3 de noviembre son puestas en libertad condicional para acudir al día siguiente a la primera audiencia. Tras ser pospuesto el juicio en dos ocasiones, finalmente han quedado en libertad sin cargos, aunque sus familias tendrán que abonar las costas judiciales.

Un caso confuso puesto que una de las dos menores ha relatado que fue coaccionada para firmar una declaración que no le permitieron leer y que fue utilizada en su contra durante el juicio. Asimismo, mientras que una de ellas fue enviada a un centro de menores, la otra fue encarcelada a pesar de ser igualmente menor de edad. Tanto Sanaa como Hajar han declarado que lo único que les une es una estrecha amistad, pero niegan ser homosexuales.

«Ninguna familia va a aceptar los actos sexuales del mismo sexo, hay que saber eso . En nuestra sociedad nadie va a permitirlo. Nosotros defendemos a las chicas, no se trata de defender a las familias. Sabemos que sus familias rechazan esos actos», declara Omar Arbib , representante de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) en Marrakech , que se ha encargado de la defensa de las dos jóvenes.

La homosexualidad está prohibida en Marruecos de acuerdo con el artículo 489 de su Código Penal que persigue lo que denominan «actos contra natura con individuos del mismo sexo» , quienes se enfrentan a penas de entre 6 meses y dos años de cárcel. La fuerte relación entre política y religión es lo que permite al Gobierno de Marruecos que ni siquiera se plantee la posibilidad de reformar el Código Penal para despenalizar la homosexualidad.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto