Malasia prepara un formato de televisión para someter a personas transexuales a terapias de conversión

Todos los activistas de Malasia condenan la creación de un formato de televisión por parte de un consejero ejecutivo del estado de Terengganu e integrado por médicos, psicólogos y autoridades islámicas que servirían como asesores a través de un programa para someter a personas transexuales a terapias de conversión.

Luis M. Álvarez • 30/12/2017

Malasia prepara un formato de televisión para someter a personas transexuales a terapias de conversión | Foto: Youtube

malasia terangganu transexual trasngénero televisión ghazali taib thilaga sulathireh nisha ayub terapias de conversión

El gobierno del estado malasio de Terangganu desata las alarmas entre activistas del colectivo LGBT con el anuncio de un insólito formato de televisión dirigido a las personas transexuales. Se trata de un programa integrado por médicos, psicólogos y expertos religiosos, además de personas transgénero que habrían «vuelto a la vida normal» en lo que no sería otra cosa que un programa para someter a personas transexuales a terapias de conversión.

«Las mujeres transgénero son parte de nuestra sociedad. Son nuestra responsabilidad. Al final, depende de ellas tomar una elección. El concepto del gobierno no es la fuerza. Les damos un camino para tomar las mejores decisiones para sus vidas», declara Ghazali Taib, consejero ejecutivo de Terengganu, explicando que las participantes tendrán la opción de participar de manera voluntaria en el concurso, así como tomar libremente la decisión final.

«Si le pides a alguien que no sean fieles a si mismos, tendrá un impacto adverso en la salud y el bienestar de la persona», afirma Thilaga Sulathireh, cofundadora del grupo activista transgénero Justice for Sisters, que ha condenado los planes del gobierno, junto con todos los activistas LGBT de Malasia. Según un informe de Human Rights Watch, la discriminación contra las personas integrantes del colectivo LGBT es «omnipresente» en Malasia, un país predominantemente musulmán, en el que existen leyes contra la sodomía en el que sus infractores se enfrentan a penas de cárcel y latigazos y en el que las autoridades islámicas llevan tiempo fomentando las terapias de conversión y boicoteando a las empresas, como Starbucks, que defienden la inclusión.

«Están buscando más que una terapia de conversión, que viola los derechos de todos de muchas maneras (…). Si (las personas transexuales) sienten que no pueden cambiarse a sí mismas, se sentirán marginadas de la sociedad», advierte Nisha Ayub, la principal activista transgénero de Malasia, convencida de que este concurso sólo profundizará en el aislamiento de sus participantes y de las personas transgénero en la sociedad. Aunque no hay cifras oficiales sobre las personas transexuales en Malasia, un informe del Ministerio de Salud considera que existen alrededor de 24.000 trabajadoras sexuales transexuales desde el año 2014. En colaboración con el Comité de Desarrollo y Seguridad del Pueblo, la policía y las autoridades islámicas, Ghazali ha adelantado su intención de desarrollar un censo oficial con la intención de identificar a la comunidad transgénero y «rehabilitarla».

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto