Chat

Contactos

Fotos

Guía

Movimiento contra el matrimonio igualitario vuelve a marchar por París

El movimiento reaccionario, «La manif por tous», trata de volver a abrir el debate sobre el matrimonio igualitario y otras cuestiones respecto al colectivo LGTB de cara a las elecciones del próximo año en Francia.

Luis M. Álvarez • 17/10/2016

Movimiento contra el matrimonio igualitario vuelve a marchar por París | Foto: Youtube

francia parís homofobia manifestación adopción surrogación matrimonio igualitario

De cara a las próximas elecciones presidenciales de 2017 y después de tres años de la aprobación de la ley de matrimonio igualitario y dos de religioso silencio, el movimiento reaccionario liderado por Ludovine de la Rochere, La manif por tous, vuelve a las calles de París para protestar por la legalización del matrimonio igualitario. 200.000 personas según los organizadores, 24.000 según la policía, se congregaron en la explanada de Trocadero, cerca de la Torre Eiffel este domingo, 16 de octubre.

« Habían dicho que La manif pour tous era cosa del pasado pero resistiremos hasta la derogación de la ley Taubira», declaran desde este movimiento «que lucha por el bien de los niños y de la familia», motivo por el que consideran tan perjudicial la ley aprobada por la ministra de justicia, Chritiane Taubira, en 2013, con la que Francia legalizaba el matrimonio igualitario y la adopción de parejas del mismo sexo.

La Administración de François Hollande aprueba esta ley (que, cómo en el resto de países, no obliga a nadie a nada) a pesar de las casi medio millón de personas que La manif pour tous había conseguido arrastrar a las calles, según su propio cómputo. «Estoy en contra del matrimonio igualitario y contra los líderes de mierda que se oponen al poder de la gente», declara el domingo Michel Delaune, un ingeniero retirado de 72 años de edad.

Movilizados por última vez en octubre de 2014, La manif pour tous también está en contra de la maternidad subrogada, la tecnología de reproducción asistida y la adopción por parte de parejas del mismo sexo, lo que no deja de ser contradictorio para un grupo que se considera pro-vida, y cunato menos confuso si tenemos en cuenta que actualmente en Francia sólo se permite la reproducción asistida para parejas heterosexuales, mientras que los vientres de alquiler están prohibidos.

« En 2017, voto por la familia » o «Un padre y una madre: es hereditario», son algunas de las pancartas que portaban los asistentes a la manifestación con el único objetivo de llamar la atención de los políticos contra esa «desestabilización familiar» a la que les ha llevado François Hollande. Su gozo en un pozo, si consideramos que ninguno de los principales representantes de los principales grupos políticos han participado en la manifestación, más allá de la inefable Marion Maréchal-Le Pen en representación del Frente Nacional.

Por lo demás, tan sólo podrían contar con el apoyo del cristianodemócrata Jean-Frédéric Poisson, el que menos intención de voto tiene actualmente según las encuestas, quien sí estaría dispuesto a derogar la ley. Por su parte, la intención del ex primer ministro, François Fillon, no es la derogación de la ley, pero sí su modificación para limitar el acceso de las parejas homosexuales a los hijos adoptivos.

Quienes no quisieron faltar al encuentro fueron media docena de integrantes de Femen, que se presentaron para denunciar la homofobia, encargándose la policía de separarlas después de ser rodeadas por los propios manifestantes. Sin duda, las únicas que deben estar al tanto de la creciente homofobia en México, ante manifestaciones con reivindicaciones similares, organizadas por grupos de idéntica ideología que están causando estragos, particularmente entre la comunidad transexual.

La Manif Pour Tous 16 octubre | Foto: Uso permitido

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto