Normal otra vez: Las razones y realidades tras el movimiento de "ex gays" (II)

Técnicas de lavado de cerebro, inseguridad y miedo a perder el amor de su familia, empujan a varios jóvenes a intentar dejar de ser gays, cuando los propios grupos reconocen la imposibilidad de dejar de serlo.

Valentina • 26/07/2009

Diferentes sexos, mismo amor - Foto: Velirina/iStock/Thinkstock

narth lia exodus intermacional beyondexgay.com bryce faulkner terapia de reparación grupos de ex gays movimiento ex gay homofobia

Los mismos grupos citan a menudo el trauma personal como la razón para ponerse bajo terapia dentro de la Asociación Nacional de Investigación y Terapia para la Homosexualidad (NARTH, por sus siglas en ingles) y declaran que “Las experiencias sexuales a temprana edad (durante la infancia o la adolescencia) con personas mayores del mismo sexo son comúnmente reportadas por los pacientes homosexuales”.

Peterson Toscano es el cofundador de beyondexgay.com una comunidad en línea para personas que pasaron por la terrible experiencia de someterse a las terapias de los grupos de ex gays y éstas resultaron un fracaso.

Él mismo se sometió a una de estas “terapias de reparación” cuando tenía 17 años y quiso renunciar a la atracción que sentía por personas del mismo sexo, finalmente aceptó su condición sexual y se volvió abiertamente gay en 1999.

Toscano, describiendo una de las sesiones de "terapia de reparación", cuenta: “En LIA (el centro donde tomó la terapia) un día típico comenzaba con una reunión en donde hablábamos de nuestra condición y se nos enseñaba el porqué éramos gays a partir de una guía que nos proporcionaban”.

Los padres eran culpados a menudo y quienes participaban tenían que hacer coincidir su propia historia personal con la guía que se nos daba, creando así una especie de nueva mitología sobre nosotros mismos que no tenía que ver con la realidad”.

“Pasábamos buena parte del día transcribiendo nuestras pasadas experiencias sexuales con gente de nuestro mismo sexo, historias que, filtradas a través de su lente, resultaban pecaminosas, disfuncionales y adictivas”.

"Luego, teníamos que ponernos de pie delante de nuestros familiares y amigos e intercambiar con ellos alguna de las más atrevidas experiencias sexuales que habíamos tenido, al estilo de los alcohólicos anónimos cuando narran cómo tocaron fondo. Esta experiencia resulta devastadora y vergonzante tanto para los que toman la terapia como para sus familiares”.

Toscano cuenta acerca de cómo se les “reasigna” el rol de género “apropiado” a su sexo y se les enseña “cómo vestir, caminar y actuar apropiadamente siendo una mujer y un hombre". Se incluyen clínicas de fútbol para hombres y clases de pastelería para mujeres.

Con todo, la propia LIA parece no tener la seguridad de que un gay pueda ser cambiado a heterosexual.

PetersonToscano cuenta que John Smid, el director de LIA, anunció en un discurso de bienvenida, que la meta de la “heterosexualidad” era irreal y que los que tomaban la terapia tendrían que seguir luchando contra sus deseos por el resto de su vida.

Hasta Exodus International, el grupo de ex-gays más grande en Norteamérica y a donde se cree que Bryce Faulkner fue llevado por sus padres para ser “tratado”, enseña ahora este mensaje: “El cambio de orientación no es posible”.

Alan Chambers, el presidente de Exodus International, en el 2007, durante una conferencia dijo: "La heterosexualidad no tiene como meta ser la opción número uno. Lo opuesto a la homosexualidad no es la heterosexualidad, es la santidad”.

"Yo pienso que la Iglesia se equivoca muchas veces, muchos pensamos… está bien, lo mejor para una persona que está involucrada en la homosexualidad o en el lesbianismo es que se le aleje de ese estilo de vida y conducirlo de nuevo hacia la heterosexualidad…esto no hace sino llevar a estas personas hacia una terrible caída”.

Así, el presidente de esa asociación ha dicho que la heterosexualidad, hacia la que él y su grupo están intentando empujar a las personas que se someten a sus terapias, es inalcanzable.

Bryce Faulkner ha sido críticado por un gran número de grupos activistas por no decidirse a abandonar la terapia, sin embargo, Toscano alerta sobre las dificultades que enfrentan quienes desean abandonar una de estas terapias: “ Aislados del mundo –amigos, televisión, noticias, etc.- la enseñanza se enfoca en reprogramar tu cerebro …uno está atrapado en un mundo fuera del mundo, un universo alterno que infunde pánico sobre los peligros del mundo exterior, sobre si abandonas la terapia, entonces Dios te abandonará tu vida para siempre”.

"Visto esto desde fuera, puede parecer muy estúpido, pero dentro de ese mundo en el que te han llenado la cabeza de miedo y vergüenza, se vuelve más y más difícil pensar con claridad acerca de uno mismo”.

"Sumado a esto viene el asunto de que si escapas, probablemente termines en la indigencia al no contar con el apoyo de tus padres…lo que vuelve muy difícil la decisión de abandonar al grupo. Algunos chicos se resisten a las órdenes paternas y abandonan, pero la verdad es que cada vez son más las personas indigentes LGBT”.

El movimiento de ex gays comenzó en los EEUU, se ha fortalecido en la Gran Bretaña y extiende su influencia y centros de terapias de reparación por todo el mundo, ofreciendo la farsa de una cura que sume en la desesperación y el sentimiendo de fracaso a quienes la toman al no lograr "combatir" lo que esencialmente son: seres humanos ansiosos del amor de una persona de su mismo sexo, nada más.

Comentarios

También te puede interesar...

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Aviso legal | Privacidad | Publicidad | Ayuda y contacto

En Universo Gay utilizamos cookies propias y de terceros, que pueden ser desactivadas en la configuración de tu navegador, para personalizar tu experiencia en el sitio y mejorar nuestros servicios, contenidos y publicidad mediante el análisis de tus hábitos de navegación.