Pareja de adolescentes denuncia que las recriminaron por darse un beso en un McDonalds

Una pareja de adolescentes lesbianas denuncia que la limpiadora de un McDonalds en el que comían habitualmente, les recriminó por darse un beso en la mejilla, incitándoles a abandonar el establecimiento, lo que les lleva a echarse a llorar de impotencia.

Luis M. Álvarez • 13/02/2017

Logo de McDonalds | Foto: Uso permitido

reino unido inglaterra gran manchester bolton kristeen ferenczi mcdonalds lesbiana lesbianas discriminación

Residente de Farnworth y con 16 años de edad, Kristeen Ferenczi es alumna del Bolton Sixth Form College, al igual que su novia, de 17 años de edad, con la que lleva saliendo desde hace casi un año, pero que prefiere conservar el anonimato. Ambas son clientes habituales del McDonalds de Bolton, donde habían comido el jueves pasado, 9 de febrero, alrededor de las 12:30 del mediodía, cuando vivieron un inesperado incidente homofóbico cuando una limpiadora del establecimiento las recrimina por haberse dado un beso en la mejilla.

«Estábamos sentadas, comiendo, con mi novia y su primo. Cuando nos levantábamos para irnos me di cuenta de que esta mujer había estado merodeando a nuestro alrededor y, cuando le di un beso a mi novia en la mejilla, vino y nos dijo que eso no era apropiado, insinuando que nos fuéramos», declara Ferenczi, quien no duda en darse la vuelta en ese momento y preguntarle si es «homofóbica», sin obtener respuesta alguna. «He visto cosas mucho peores en McDonalds. No había nada inapropiado en que nos besáramos en la mejilla».

Kristeen Ferenczi Facebook | Foto: Uso permitido

«Ha habido gente que nos ha dicho cosas en el pasado, pero nunca antes nadie se nos había acercado para echarnos (…). Nos hizo sentir fatal. Estábamos saliendo y no sabíamos qué hacer, así que nos echamos a llorar. Es todo lo que sentimos que podíamos hacer», explica la joven que, posteriormente, se pone en contacto con el establecimiento para explicar lo que les ha sucedido, no quedando satisfecha con la respuesta que le dan, dado que tan sólo le aseguran que «hablarán con ella si vuelve a suceder», pero que no es suficiente con ese incidente para abrirle expediente o tomar otro tipo de medidas.

«Sentimos mucho la experiencia de la Sra. Ferenczi y de sus acompañantes y nos hemos tomado esta queja muy en serio. Actualmente se está llevando a cabo una investigación interna y queremos dejar claro que una discriminación de esta naturaleza es totalmente inaceptable y no es tolerada de ninguna manera por McDonald’s», asegura un portavoz del restaurante de comida rápida. A pesar de las explicaciones, la pareja no piensa volver al establecimiento.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto