Chat

Contactos

Fotos

Guía

Pide la eutanasia porque no puede aceptar su homosexualidad

Un homosexual ha pedido el derecho a morir según las leyes de Bélgica, que permiten la eutanasia, porque no es capaz de aceptar su orientación sexual.

Luis M. Álvarez • 13/06/2016

Sébastiane | Foto: Uso permitido

bélgica eutanasia homosexual gay

A sus 39 años de edad, criado en un ambiente de estricto catolicismo por una madre con serios problemas de salud durante su infancia y tras 17 años de terapia, Sébastien, como se hace llamar este individuo de origen belga, sostiene que se siente «prisionero en su propio cuerpo» y ha sufrido de un dolor psicológico extremo durante toda su vida debido a su orientación, motivo por el que ha pedido el suicidio asistido según la ley de eutanasia de Bélgica.

«Toda mi vida me ha llevado a esto, la verdad (…). Mi madre tenía demencia, así que no estaba bien mentalmente. Me inculcaron todo eso, así que estaba extremadamente sólo, muy inhibido físicamente, con miedo a salir fuera, enormemente tímido. No quería ser gay. Siempre he pensado en la muerte (…). Es un sufrimiento permanente, como ser prisionero en mi propio cuerpo. Un constante sentimiento de vergüenza», declaraba Sébastien en el programa de la BBC de Victoria Derbyshire.

Al preguntarle si cambiaría de opinión, tan sólo lo consideraría «si alguien me pudiera proporcionar algún tipo de cura». Sin embargo, confiesa sentirse demasiado agotado para intentar una nueva terapia, aunque hubiera alguna que le pudiera ayudar. A pesar de tanto sufrimiento, Sébastien no puede evitar sentirse atraído por hombres jóvenes y adolescentes, su destino podrían representar un cambio para las permitir la eutanasia a personas que se ven a sí mismas como inadaptados debido a su orientación sexual en Bélgica.

La eutanasia es legal en Bélgica desde el año 2003, un país que tiene las ley más permisiva y abierta al respecto, volviéndose su aplicación cada vez más común. En 2014, se convierte en el primer país que legaliza la eutanasia en menores de edad. Ahora, los servicios médicos están considerando que se pueda aplicar tanto para evitar el sufrimiento físico como el psicológico, lo que ha elevado el debate sobre esta práctica a un nivel más complejo.

Hace tres años, el gobierno belga concedió la eutanasia a un transexual de 44 años, Nathan Verhelst, como consecuencia de una operación fallida de cambio de sexo. El mismo año, Marc y Eddy Verbessem, dos gemelos discapacitados de 45 años de edad, sordos de nacimiento, les fue autorizada la eutanasia después de demostrar que se estaban quedando ciegos, por lo que perderían su independencia y quedarían confinados en alguna institución. Otro polémico caso de eutanasia sucedió el año pasado, cuando las autoridades localizaron a Tom Mortimer para que se hiciera cargo del cuerpo de su madre, que había solicitado la inyección letal tras sufrir una depresión, sin haber consultado con el resto de su familia, motivo por el que el señor Mortimer interpuso una denuncia al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

En los casos de enfermedades físicas, el paciente debe obtener la autorización de dos médicos, pero al tratarse de una enfermedad psicológica, Sébastiane debe obtener la autorización de tres médicos y demostrar un «sufrimiento físico y mental constante e insoportable». Los médicos deben determinar si el paciente toma la decisión mediante el uso de su libre albedrío, o si es como consecuencia del síntoma de alguna enfermedad mental.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto