Chat

Contactos

Fotos

Guía

Primera marca batida en los Juegos Olímpicos de Río: homosexuales, intersexuales y transexuales

Comienzan los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro con número récord de participantes abiertamente homosexuales, presencia de intersexuales y una transexual en su ceremonia de inauguración.

Luis M. Álvarez • 05/08/2016

Juegos Olímpicos de Río | Foto: Uso permitido

brasil río de janeiro juegos olímpicos juegos olímpicos 2016 homosexual transexual intersexual deporte

La orientación sexual de una persona no es una cuestión relevante para sus resultados deportivos, pero si tenemos en cuenta el alto nivel de homofobia que perdura en la sociedad de todo el mundo, no podemos dejar de señalar la valentía de quienes concurren a un evento de esta magnitud con la bandera del orgullo LGTB por delante. En las últimas citas olímpicas, la presencia de deportistas LGTB ha aumentado progresivamente. Mientras que en Pekín hubo sólo 12 deportistas abiertamente gays, en Londres la cifra asciende hasta los 22, doblándose la cifra en Río de Janeiro para encontrarnos con 44 deportistas abiertamente homosexuales, 1 intersexual y una transexual que participa por primera vez en la gala de inauguración, que tiene lugar el 5 de agosto.

Deportistas abiertamente homosexuales

«El mundo del deporte está mucho más evolucionado en cuestiones LGTB de lo que pensamos. Aunque todavía puede haber problemas, los atletas y los fans han estado listos, dispuestos y capaces de aceptar y dar la bienvenida a compañeros homosexuales y colegas desde hace muchos años», declara Cyd Zeigler, fundador de outsports.com.

En los Juegos Olímpicos de Río compiten hasta 44 deportistas abiertamente homosexuales, y participan 5 entrenadores que están igualmente fuera del armario: Alyson Annan, del equipo femenino holandés de hockey; Robert Dover, domador del equipo de equitación de los Estados Unidos; Pia Sundhage, del equipo femenino de fútbol de Suecia, Jill Ellis, del equipo de fútbol femenino de los Estados Unidos; y Greg Louganis, medalla de oro que viaja como mentor del equipo de salto de los Estados Unidos.

«Ser un atleta fuera del armario en las Olimpiadas es una importante oportunidad para vivir mi verdad mientras compito al más alto nivel en el deporte. Todo el mundo tiene el derecho a ser él mismo y no deberían tener que esconderse. Necesitamos aceptar, comprender y celebrar que cada uno y cada atleta es diferente», declaraba Michelle Heyman, miembro del equipo de fútbol femenino de Australia.

Víctor Gutiérrez, el jugador de waterpolo español anunciaba el pasado 12 de julio que no estaría en Río, por lo que no hay presencia española en esta lista, como tan sólo hay dos deportistas brasileños como únicos representantes de la comunidad latinoamericana. Se da la circunstancia que dos lesbianas, Helen y Kate Richardson-Walsh, no sólo participan tras haber confirmado su orientación sexual, sino que lo hacen como el primer matrimonio igualitario que compite en los Juegos Olímpicos.

«Como lesbiana afroamericana, estoy orgullosa de representar a nuestro país y la diversidad que nos hace tan fuertes. Todos los niños, sin importar su cultura, religión u orientación pueden encontrar un modelo en el equipo americano y espero que especialmente en este punto de la historia, que nuestro diverso grupo, luchando por un objetivo común, inspire un sentido de unidad en el mundo», afirma Brittney Yevette Griner, jugadora del equipo de baloncesto femenino de los Estados Unidos.

La lista completa, salvo omisión:

— Nicola Adams (Reino Unido, boxeo)

— Seimone Augustus (EE.UU., baloncesto)

— Tom Bosworth (Reino Unido, corredor)

— Dutee Chand (India, atletismo)

— Tom Daley (Reino Unido, saltador)

— Carlien Dirkse van den Heuvel (Holanda, hockey sobre hierba)

— Lisa Dahlkvist (Suecia, fútbol)

— Elena Delle Donne (EE.UU., baloncesto)

— Katie Duncan (Nueva Zelanda, fútbol)

— Nilla Fisher (Suecia, fútbol)

— Amini Fonua (Tonga, natación)

— Larissa França (Brasil, voleibol playa)

— Edward Gal (Holanda, equitación)

— Kelly Griffin (EE.UU., rugby)

— Brittney Griner (EE.UU., baloncesto)

— Carl Hester (Reino Unido, equitación)

— Michelle Heyman (Australia, fútbol)

— Mélanie Henique (Francia, natación)

— Stephanie Labbe (Canadá, fútbol)

— Alexandra Lacrabère (Francia, balonmano)

— Hedvig Lindahl (Suecia, fútbol)

— Ari-Pekka Liukkonen (Finlandia, natación)

— Robbie Manson (Nueva Zelanda, remo)

— Hans Peter Minderhoud (Holanda, equitación)

— Ian Matos (Brasil, saltador)

— Angel McCoughtry (EE.UU., baloncesto)

— Nadine Müller (Alemania, disco)

— Marie-Eve Nault (Canadá, fútbol)

— Ashley Nee (EE.UU., piragüismo)

— Maartje Paumen (Holanda, hockey sobre hierba)

— Mayssa Pessoa (Brasil, balonmano)

— Jillion Potter (EE.UU., rugby)

— Megan Rapinoe (EE.UU., fútbol)

— Helen Richardson-Walsh (Reino Unido, hockey sobre hierba)

— Kate Richardson-Walsh (Reino Unido, hockey sobre hierba)

— Carolina Seger (Suecia, fútbol)

— Caster Semenya (Sudáfrica, atletismo)

— Martina Strutz (Alemania, salto con pértiga)

— Melissa Tancredi (Canadá, fútbol)

— Susannah Townsend (Reino Unido, hockey sobre hierba)

— Sunette Stella Viljoen (Sudáfrica, jabalina)

— Julia Vasconcelos (Brasil, taekowndo)

— Jeffrey Wammes (Holanda, gimnasia)

— Spencer Wilton (Reino Unido, equitación)

El conflicto de las personas intersexuales

Subcampeona olímpica, campeona mundial y subcampeona del mundo en los 800 metros lisos, la sudafricana Caster Semenya es el único caso de deportista intersexual en los Juegos Olímpicos de Río, gran favorita en su especialidad, quien se espera rompa la marca de 1:53:28 establecida en 1983 por Jarmila Kratchoviliva, la atelta checoslovaca que posteriormente sería acusada de dopaje.

Sin embargo, su participación en los JJ.OO. no deja de estar rodeada de polémica al ser considerada como hiperandrogena por la Comisión Médica del Comité Olímpico Internacional, es decir, que su cuerpo produce enormes cantidades de testosterona, aumentando su volumen muscular, resistencia y velocidad, como si de un hombre se tratara. La Federación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAFF por sus siglas en inglés) establece los límites de testosterona funcional que se le permite tener en su cuerpo, pero la Corte de Arbitraje deportivo suspendía el año pasado estas regulaciones en base a la insuficiente evidencia médica que probara que los elevados niveles de esta hormona significaría un incremento del rendimiento de las atletas, lo que permite a la sudafricana competir dentro del equipo femenino de atletismo dentro de la legalidad.

Eso sí, en el momento en que la Corte de Arbitraje Deportivo decida volver a permitir las medidas de la IAFF, las personas intersexuales tendrán la obligación de someterse a operaciones de cirugía para modificar sus genitales en función del género con el que pretendan competir, lo que muchos activistas LGTB consideran una vulneración de los derechos humanos al obligar a una persona a someterse a una operación quirúrgica que no ha elegido voluntariamente.

Una transexual en la inauguración

El Comité de Medicina del Comité Olímpico Internacional (COI por sus siglas en español) decidía en 2003 que los atletas que se hubieran sometido a una cirugía de cambio de sexo podrían competir bajo su nuevo género en los Juegos Olímpicos. En 2015, el COI se reunía para establecer los niveles de testosterona en la sangre de quienes se hayan pasado de hombre a mujer, niveles que tienen que estar por debajo de los 10nmol/l desde un año antes, no habiendo restricciones para las personas que hayan cambiado de mujer a hombre. Finalmente, esta año no participará ninguna persona transexual en los Juegos Olímpicos.

Sin embargo, la modelo transexual, Leandra Medeiros Cerezo, de 35 años de edad, más conocida por su nombre artístico de Lea T, sí participará en la gala de inauguración de los JJ.OO., a la que se espera que acudan cerca de 70.000 personas y sea vista por más de 3 millones de espectadores en todo el mundo. Hija del ex jugador de la selección brasileña de fútbol, Toninho Cerezo, la modelo ha desfilado para marcar reconocidas en todo el mundo y ha aparecido en las páginas de Vanity Fair y Vogue, siendo la primera modelo transexual en firmar por una marca como L’Oreal. En 2012 la revista Forbes la eligió como una de las 12 mujeres que cambió la moda en Italia.

«Yo, como cualquier otro transexual, alzo una bandera. Hablo de transexualidad porque es parte de mi historia, pero soy sólo otro miembro de esta comunidad. Sé que tengo el privilegio de que los medios me escuchen, pero la lucha diaria de cualquier transexual es igualmente importante para la gente LGBT (…). Brasil es un país extenso y toda su diversidad debe estar de alguna forma representada en este evento. Por ello acepté la invitación para estar en la ceremonia de apertura», declara la modelo que participa en la inauguración junto a artistas como Elza Soares, Gilberto Gil, Caetano Veloso y Anitta.

Datos de la ONG Transgender Europe (TGEU), recogidos entre enero de 2008 y marzo de 2014, indican que Brasil es uno de los países del mundo donde los transexuales sufren mayor violencia, registrándose más de 600 muertes en ese período. Según el Grupo Gay de Bahía, que durante años ha llevado una cuenta del número de asesinatos entre la comunidad LGBT, en 2015 se registraron 318 muertos en 187 ciudades en las que se recogieron datos que devuelven los siguientes porcentajes de asesinatos en otra la comunidad LGTB: 52 % eran hombres homosexuales; 16 % lesbianas, 10 % bisexuales y 37 % transexuales. En 2014 hubo 326 asesinatos relacionados con la comunidad LGTB en Brasil.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto