Chat

Contactos

Fotos

Guía

Queensland vota por la eliminación del agravante conocido como 'gay panic' en Australia

El parlamento de Queensland, uno de los estados que forman la Mancomunidad de Australia, aprueba un proyecto de enmienda para la revocación del agravante conocido como 'gay panic’, que podía ser utilizado para la defensa de una persona acusada de asesinato si afirmaba que había sido víctima de un arrebato violento provocado por el acercamiento no deseado de otra persona.

Luis M. Álvarez • 24/03/2017

Queensland vota por la eliminación del agravante conocido como 'gay panic' en Australia | Foto: Youtube

australia queensland yvette d’atah gay panic paul kelly wayne ruks jocyce kujala inclusión

El parlamento de Queensland, uno de los estados que forman la Mancomunidad de Australia, aprueba un proyecto de enmienda para la modificación de la sección 304 del Código Penal el pasado martes, 21 de marzo. Se trata de un agravante conocido como 'gay panic’, que podía ser utilizado para la defensa de una persona acusada de asesinato si afirmaba que había sido víctima de un arrebato violento provocado por el acercamiento no deseado de otra persona, en lo que se conocía también como la 'defensa por provocación'. De esta manera, una persona acusada por asesinato conseguía reducir su cargo, rebajándolo hasta el homicidio, con menor pena que el asesinato.

«Cuando una persona que ilegalmente mata a otra bajo circunstancias que, salvo las dispuestas en esta sección, constituiría asesinato, si el acto que causa la muerte se produce en el calor de la pasión causada por una provocación repentina, y antes de que haya tiempo para que se enfríe la pasión de esa persona, sólo sería culpable de homicidio», constataba esta ley, que estaba en vigor desde 1899. Si bien, inicialmente, no era una ley que discriminaba por género, afectando tanto a los impulsos sexuales hacia personas del mismo sexo como a las de distinto sexo, en las últimas décadas se utilizaba habitualmente cuando las víctimas eran homosexuales.

«El Código Penal de Queensland no debe ser visto para condonar la violencia contra la comunidad gay, o de hecho cualquier comunidad (…). La aprobación de esta legislación envía un importante mensaje de que la discriminación no es aceptable y que valoramos a la comunidad LGBTI», explicaba la fiscal general, Yvette D’Atah, en lo que considera una inaceptable desigualdad jurídica. En la misma línea se manifestaba Ian Walker, del Liberal National Party of Queensland (LNP por sus siglas en inglés), el partido de la oposición, que también ha apoyado la modificación de la sección 304: «Vamos a apoyar las enmiendas propuestas por el gobierno para abordar esta cuestión de una vez por todas. Por el bien de todos siendo iguales ante la ley, esperamos sinceramente que el problema sea rectificado».

«Hoy puedo respirar un suspiro de alivio», declaraba el padre Paul Kelly, sacerdote católico que ha liderado la campaña para la derogación del 'gay panic' como agravante por asesinato, consiguiendo hasta 290.000 firmas en Change.org, que entregaba en noviembre del año pasado al Fiscal General. Su campaña surge ante la reducción de la pena de Jason Andrew Pearce, de 38 años, condenado por el asesinato de Wayne Ruks, de 45 años de edad, en los terrenos de la Mayborough’s St Mary’s Catholic Church en julio de 2008, después de alegar que le había entrado el 'gay panic’ ante supuestas insinuaciones sexuales por parte de Ruks, a quien golpea hasta la muerte con la ayuda de un compinche, Richard John Meerdink, de 41 años de edad, que también fue condenado por el mismo crimen.

«No pueden traer a Wayne de vuelta, pero es una pequeña justicia y podría salvar muchas vidas en el futuro», declara Joyce Kujala, madre de Ruks, agradeciendo a todos los que han luchado por la revocación de la sección 304, que ha permitido que el asesino de su hijo pueda estar ya en la calle, sólo cuatro años después de quitarle la vida. Los activistas del colectivo LGBT han celebrado también la supresión del 'gay panic'. «Muchas personas decían que esto era una obviedad y que era claramente una ley arcaica, así que sentí que la resistencia a ella era una resistencia ideológica», explica el padre Kelly, explicando que defender esta causa no ha entrado en conflicto con sus creencias religiosas y mostrándose feliz por la derogación de una ley que actualmente sigue estando vigente en Australia del Sur.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto