Renna y Soniya son un pareja de lesbianas que está desaparecida desde febrero en la India

Renna y Sonniya fueron a denunciar una agresión de su familia cuando descubren que están manteniendo una relación íntima. Desde entonces no se ha vuelto a saber nada de ellas y la policía de la India alega no puede hacer nada por localizarlas al no haber denunciado su desaparición ningún miembro de la familia

Luis M. Álvarez • 04/05/2017

Renna y Soniya son un pareja de lesbianas que lleva desaparecida desde febrero en la India | Foto: Youtube

india mathura raya lesbiana homofobia lesbofobia renna singh soniya

En la rueda de prensa que daban tras su periplo para llegar a España, María Jimena y Shaza advertían que la persecución que sufren las mujeres en Emiratos Unidos Árabes y otros países similares es doble, puesto que son tan vulnerables por ser homosexuales como por ser mujeres. Es el caso de Renna Singh, de 25 años de edad, y Soniya, su pareja, de 22 años de edad, que están desaparecidas en la India desde el 17 de febrero, el mismo día que denunciaron a su propia familia en la comisaría de Raya, en la provincia de Mathura, después de haber sufrido acoso y amenazas de su familia por atreverse a tener una relación de pareja. Un conflicto que nos recuerda la triste historia de Roshini Tandel y Rujukta Gawand.

El oficial Anil Kumar admite que la policía no llega a formalizar la denuncia al considerar el conflicto como una «asunto de familia», pero reconoce que podrían haber sido enviadas a la casa de algún pariente para mantener a la pareja separada, no considerando igualmente que hayan desparecido, al no haber presentado tampoco ningún miembro de la familia ninguna denuncia que así las declare. La pareja habría sido descubierta en una «posición comprometedora» y golpeadas por el padre de Reena por ser lesbianas.

«Me encanta Soniya. Quiero casarme con ella. Viviremos juntas o moriremos juntas. Mi padre, Laxman Singh, me pega. Quiere que se vaya Soniya», declaraba Reena a un medio de comunicación, mientras que su padre, arremetía y demonizaba en el mismo medio a su pareja, advirtiendo que «no es una buena mujer, va a vender a mi hija a los traficantes de sexo, a Reena le han lavado el cerebro». Por otro lado, Sanjay Singh Jatav, hermano de Soniya, explica que su hermana «se casó en 2007. Nunca fue a la casa de su marido. Ha solicitado el divorcio. Ella debe saber que tal relación no es aceptable en nuestra sociedad. Realmente no sabemos qué hacer».

Mientras se desconoce el paradero de la pareja ante la imposibilidad de la policía para actuar o la actitud de los miembros de la familia que incluso llegan a considerar someterlas a terapias de conversión, la sociedad mira hacia otro lado debido a los prejuicios contra las relaciones del mismo sexo, que se acentúan en las ciudades más pequeñas y las zonas rurales gracias a la dacroniana sección 377, que castiga con multas y cárcel, que podría llegar a ser cadena perpetua a «toda persona que voluntariamente tenga relaciones sexuales contra el orden de la naturaleza con cualquier hombre, mujer o animal». Una ley colonial que las autoridades prometieron revisar ante el éxito de una película como Aligarh (Hansal Metha, 2015, India), biopic sobre un profesor universitario homosexual, aunque, al menos, si aprobaban el mes pasado una ley de prevención y control del VIH y sida.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto