Se admite a trámite la ley LGTBI con dos votos en contra y la abstención del Partido Popular

El Congreso de los Diputados admite a trámite la Ley LGTBI con el apoyo de todas las formaciones representadas salvo el Partido Popular. Presentada por Unidos Podemos, la ley prevé la integración la diversidad sexual y familiar en la educación, la estructuración de los delitos de odio relacionados con la orientación sexual y la identidad de género, la normalización de la reasignación de género a partir de los 16 años de edad y la creación de una Agencia Estatal contra la discriminación por orientación sexual y la identidad de género.

Luis M. Álvarez • 20/09/2017

Votación Propuesta de Ley LGBTI | Foto: Uso permitido

españa madrid pp partido popular ciudadanos psoe unidos podemos podemos ley lgtbi derechos lgbt derechos lgtb ley javier maroto andrea levy jorge fernández díaz íñigo jesús alli martínez

Con dos votos en contra y la abstención del Partido Popular, este martes, 19 de septiembre, el Congreso de los Diputados admite a trámite la Ley LGTBI presentada por Unidos Podemos el pasado 4 de mayo, según un texto elaborado por diferentes colectivos, sindicatos y organizaciones LGTB en lo que ha supuesto «más de un año de trabajo en su elaboración y de meses de negociación con todos los grupos políticos», según confirma la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales.

Es posible que la disciplina de voto haya llevado a Javier Maroto y Andrea Levy a abstenerse, a pesar de que llegaron a firmar que su partido la aprobaría cuando asistieron al WorldPride Madrid 2017, pero quien no ha tenido ningún problema en votar de manera diferente ha sido Jorge Fernández Díaz, que lo ha hecho en contra, así como también Íñigo Jesús Alli Martínez, de Unión del Pueblo Navarro. Los demás votos se han repartido en 124 abstenciones y 202 votos a favor, incluyendo los de Ciudadanos, Psoe, Unidos Podemos y todas las demás formaciones representadas en lo que han sido 326 votos presenciales emitidos, más 2 telemáticos. El PP ya ha adelantado su intención de presentar una enmienda a la totalidad a la Ley LGTBI que su portavoz, Rafael Hernando, ha definido como « delirante, intervencionista y estigmatoria».

Entre las propuestas de la Ley LGTBI está la creación de una agencia estatal contra la discriminación por orientación sexual y la identidad de género. Los incidentes relacionados con delitos de odio a personas del colectivo LGBT se han incrementado progresivamente desde 2015 hasta en un 36,1 %. Un dato significativo si se tiene en cuenta que todos los demás delitos de odio se han reducido en un 4,2 % respecto a 2015, según datos del Ministerio del Interior. « La Agencia Estatal contra la discriminación por orientación sexual, identidad de género, expresión de género y características sexuales se constituirá como un ente de derecho público con personalidad jurídica propia y plena capacidad pública y privada y ámbito nacional, que actuará con independencia de la Administración Pública en el ejercicio de sus funciones», según el texto aprobado.

En cuestión educativa, la Ley LGBTI plantea que «de manera general, en todas las asignaturas y cursos, la implantación de ejercicios y ejemplo que contemplen la diversidad sexual y de género, así como la diversidad familiar (…). La inclusión de la diversidad familiar en educación infantil. La atención a la diversidad sexual, de género y familiar en asignaturas como Conocimiento del Medio en educación primaria y el estudio del movimiento LGBTI en la asignatura de Historia en educación secundaria». Sin duda uno de los puntos que más perturba a ultracatólicos como la asociación Hazte Oir, quienes han aprovechado para volver a sacar su autobús a la calle, realizando un performance como si fueran los presos de Guantánamo (a pesar de que a ellos no les lanzarían de ninguna azotea en ningún país del mundo ni los condenarían a muerte o encarcelarían por su orientación sexual) delante del Congreso de los Diputados calificando alegremente la propuesta como Ley Mordaza LGTBI y alertando de que «van a por tus hijos».

«Reincidir en la publicación en Internet o en redes sociales de expresiones o contenidos que sean considerados ofensivos para el colectivo LGTB, así como la convocatoria de actos públicos que se considere tengan por objeto promover, fomentar o incitar directa o indirectamente a la discriminación por motivos de orientación o identidad sexual» podrían ser consideradas infracciones muy graves y sancionables con multas de hasta 45.000 euros, refleja el artículo 94, en le que se detallan también infracciones consideradas leves o simplemente graves. Ante la polémica creada con este artículo, que sin duda afectaría directamente a la mayoría de acciones de Hazte Oir, Unidos Podemos ya ha adelantado su intención de hacer autoenmienda y revisarlo.

Aunque el punto que más controversia ha creado es el que se refiere a las personas transexuales, con la intención de que la edad permitida para iniciar el proceso de reasignación sea a los 16 años de edad, sin la necesidad del consentimiento de sus progenitores. « Los menores transexuales y transgénero podrán prestar por sí mismos el consentimiento informado para acceder a la reasignación sexual quirúrgica», así como para acceder a los bloqueadores hormonales y al tratamiento hormonal cruzado. Quizás en este punto habría sido conveniente velar por los intereses de los menores de edad en el sentido contrario, es decir, que ningún progenitor obligue a sus hijos a tomar ningún tipo de hormona en contra de su voluntad, como hace Ignacio Arsuaga con sus hijos, según desvelaba un grupo de hackers.

Comentarios

Relacionado con Madrid

Contactos en Madrid Chat Gay Madrid Chat Lesbianas Madrid Guía Gay de Madrid Noticias de España

También te puede interesar...

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto