Chat

Contactos

Fotos

Guía

Suspenden tratamientos contra el VIH porque «la homosexualidad es ilegal» en Tanzania

«La homosexualidad es ilegal» en Tanzania, por lo que su gobierno ha decidido suspender, no sólo los programas que luchan contra la propagación del VIH, sino los tratamientos que lo combaten entre quienes ya son portadores.

Luis M. Álvarez • 30/11/2016

VIH-Sida | Foto: Nirian/iStock/Thinkstock

tanzania vih sida tratamiento lucha contra el sida

Tanzania suspende los tratamientos y programas dirigidos a combatir la propagación del VIH porque las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo es ilegal en al país africano, una práctica penada con hasta 30 años de prisión. A principios de este mismo año, el ministro de salud del gobierno de Tanzania ya había advertido a las ONGs que no se comprometieran con la comunidad LGTB de su país. «Tanzania no permite a los grupos activistas a llevar a cabo campañas que promuevan la homosexualidad (…). Cualquier intento de cometer ofensas antinaturales es ilegal y severamente castigado por la ley. No puedo negar la presencia de personas LGBT en nuestro país y el riesgo que representan para alimentar la propagación del VIH/SIDA», declara el ministro en lo que considera una explicación de la cancelación de tratamientos y programas de prevención.

Dado que el virus se expande de manera desenfrenada en la población, debido a la mínima protección y la prácticamente inexistente educación sobre las enfermedades de transmisión sexual entre la clandestina comunidad gay, se cree que el 25 por ciento de los hombres que mantienen relaciones sexuales con hombres son portadores del VIH en Tanzania. «Hemos suspendido las intervenciones basadas en la comunidad de MSM (men who have sex with men, hombres que tienen relaciones sexuales con hombres en español) pendientes de revisión», informan desde el gobierno.

Una decisión que ha alarmado a diferentes grupos activistas, como ONUSIDA, cuyo director en Tanzania, Warren Naamara, asegura que «estas interrupciones en el tratamiento son muy peligrosas. A corto plazo, hay personas que no acudirán a los centros de salud, ¿y qué pasa si no tienen acceso a los retrovirales?». También el gobierno de los Estados Unidos ha mostrado su preocupación por la medida, después de que hayan gastado más de 65.000 millones de dólares en combatir la enfermedad a través del programa PEDFAR. «Al final, cortar el acceso prolonga la epidemia», declara de manera anónima un funcionario estadounidense, alertando de que el bloqueo del gobierno de tanzania pone en peligro los esfuerzos alcanzados tanto en la prevención como en el tratamiento de la enfermedad.

El gobierno de Tanzania está sobrado en ideas peregrinas para combatir la expansión del VIH entre la población, como eran la prohibición del lubricante y la minifalda.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto