Chat

Contactos

Fotos

Guía

El Tribunal Supremo del Reino Unido protege el derecho de una pastelería a negarse a hacer una tarta en favor del matrimonio gay

En Tribunal Supremo del Reino Unido revoca la sentencia de dos tribunales inferiores y avala que una pastelería de Belfast, Ashers Baking Co, pueda rechazar el encargo de hacer una tarta que tenga un lema a favor del matrimonio igualitario porque rechazan el mensaje, no la orientación de la persona que les encarga la tarta.

Luis M. Álvarez • 18/10/2018

El Tribunal Supremo del Reino Unido protege el derecho de una pastelería a negarse a hacer una tarta en favor del matrimonio gay | Foto: Youtube

reino unido irlanda del norte belfast matrimonio igualitario discriminación sentencia sentencia judicial derechos lgbt derechos lgtb gareth lee ashers baking co

En mayo de 2014, un activista, Gareth Lee, entra en una pastelería de Belfast, Ashers Baking Co, con la intención de encargar una tarta en la que pide que incluyan el lema en favor del matrimonio igualitario sobre la imagen de Epi y Blas. Alegando que son «profundamente cristianos», los propietarios rechazan su petición, por lo que son demandados por discriminación ante la Comisión de Igualdad de Irlanda del Norte, que da la razón al activista. Los pasteleros recurren, pero el Tribunal de Apelaciones de Belfast reafirma la sentencia previa. Sin embargo, el pasado miércoles, 10 de octubre, el Tribunal Supremo del Reino Unido respalda que los propietarios de la pastelería rechacen hacer la tarta al considerar que «no hubo discriminación por motivos de orientación sexual», al basarse su acción en la oposición de su fe al matrimonio homosexual que no podrían ser obligados a reproducir, revocando de esta manera las sentencias de los dos tribunales inferiores.

«Es profundamente humillante, y una afrenta a la dignidad humana, negarle un servicio a alguien por su raza, género, discapacidad, orientación sexual o cualquiera de las otras características personales protegidas. Pero eso no es lo que sucedió en este caso y el proyecto de igualdad de trato no favorece que se extienda más allá de su alcance», según indica el panel de cinco jueces en una sentencia en la que citan el polémico fallo del Tribunal Supremo de los Estados Unidos que en junio fallaba a favor de Jack Phillips, el propietario de la pastelería de Colorado, que se había negado a hacer una tarta de bodas para una pareja gay alegando que iba en contra de la libertad de expresión.

«El mensaje importante del caso de Masterpiece Cakeshop es que existe una clara distinción entre negarse a hacer una tarta que transmita un mensaje en particular, para cualquier cliente que quiera una tarta, y negarse a hacer una tarta para un cliente en particular que la quiera por las características de ese cliente», añaden en la sentencia, agregando que la pastelería de Belfast «se habría negado a proporcionar esta tarta en particular a cualquiera, independientemente de sus características personales». Un juez de California fallaba igualmente en febrero de este mismo año favor de Tastries Bakery, cuya propietaria también podrá seguir rechazando encargos para parejas del mismo sexo.

El propósito de Lee era compartir su tarta en una reunión de apoyo al matrimonio entre personas del mismo sexo en Irlanda del Norte, donde no se ha legalizado, a pesar de que sí es legal en Gales, Escocia e Inglaterra, así como también en la República de Irlanda. El activista desconocía que la familia McArthur, propietaria de la pastelería, era cristiana cuando se dispuso a hacer su encargo, que inicialmente sí fue aceptado para ser posteriormente rechazado. «Siempre supimos que no habíamos hecho nada malo en rechazar el encargo (…). No rechazamos este pedido por la persona que lo hizo, sino por el mensaje en sí», declara Daniel McArhtur, miembro de la familia que dirige Ashers Bakery, confirmando que están encantados con la sentencia.

El jefe de la Comisión de Igualdad de Irlanda del Norte, Michael Wardlow, asegura que esta sentencia ha suscitado la preocupación de que «las creencias de los dueños de negocios pueden tener prioridad sobre los derechos de igualdad de un cliente». En 2015, el Parlamento de Irlanda del Norte votaba por una estrecha mayoría a favor de la legalización de las bodas gays, pero la medida era bloqueada finalmente por el Partido Unionista Democrático, que obtiene su apoyo de los protestantes conservadores, principalmente.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto