Un alcalde ruso declara su ciudad "zona libre de homosexuales" tras expulsar a dos activistas LGTB

Sergey Davydov, alcalde de Svetogorsk, en Rusia, ha dado a conocer que ha expulsado a dos activistas defensores de los derechos civiles de la diversidad sexual de la región en la que está al frente. El político ruso, símbolo de la persecución que se lleva a cabo en el país contra las minorías sexuales, ha reivindicado ante los medios que su ciudad es una "zona libre de homosexuales".

Alexander Rguez • 11/03/2017

Putín | Foto: Uso permitido

rusia discriminacion homofobia homosexualidad politicos activistas activismo europa asia

Las autoridades rusas han vuelto a hacer gala de la persecución política de las minorías sexuales que están llevando a cabo en el país, reconociendo públicamente y sintiéndose orgullosas de las diversas medidas, especialmente policiales, que emprenden diariamente en contra de los activistas LGTBI y del trabajo que llevan a cabo los mismos para intentar que el país deje atrás su empeño en perpetuar una mentalidad medieval crónica.

Sergey Davydov, alcalde de Svetogorsk, en Rusia, ha dado a conocer que ha expulsado a dos activistas defensores de los derechos civiles de la diversidad sexual de la región en la que está al frente. El político ruso, símbolo de la persecución que se lleva a cabo en el país contra las minorías sexuales, ha reivindicado ante los medios que su ciudad es una "zona libre de homosexuales".

La policía de Svetogorsk, la localidad de la que Sergey Dadyvov es alcalde, sacó de un autobús que se dirigía a la ciudad a los activistas Boris Kanakov y Andrei Potapov, defensores de los derechos de la comunidad LGTB en el país euro-asiático.

Dichos activistas, que iban acompañados por medios de comunicación, fueron detenidos sin hacerles saber los motivos por los que se practicaba su detención, en una clara violación de sus derechos humanos que no deja lugar a dudas del nivel de paranoia y persecución política que están ejerciendo las autoridades rusas para evitar cualquier tipo de expresión de la diversidad sexual en el país.

Un multimillonario ruso defiende que "la homofobia no existe en Rusia. Solo hay una aversión hacia ciertos estilos de vida típicos de los homosexuales"

Alexey Komov, un magnate ruso vinculado a la financiación de la invasión de Rusia de Ucrania (que conllevó la anexión de Crimea por parte de los primeros), ha apoyado la persecución de las relaciones homosexuales existente en Rusia, rechazando, al mismo tiempo, que ello suponga discriminación hacia la diversidad sexual, al considerar que "solo hay una aversión hacia ciertos estilos de vida típicos de los homosexuales".

Komov ha realizado sus declaraciones en una entrevista concedida al diario italiano 'Il Giornale', en el cual ha tratado la oposición mostrada por los países civilizados hacia la barbarie que está cometiendo Rusia en contra de las minorías sexuales en base a la creencia de que la misma lleva a cabo una supuesta "propaganda de las relaciones homosexuales".

El magnate ruso es presentado por el diario italiano 'Il Giornale' como alguien que "interviene con frecuencia en conferencias internacionales en defensa de la familia natural, la libertad de enseñanza y en contra de las teorías sobre la identidad de género".

"La identidad, como un conjunto de características de cada uno de nosotros, es algo crucial, siempre y cuando se respete la ley natural que nos muestra lo que es correcto y lo que está mal ", ha expresado Komov.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto