Chat

Contactos

Fotos

Guía

Un tribunal ampara el despido de Richard Page por cuestionar la adopción por parte de homosexuales

Un tribunal laboral ampara el despido de Richard Page tras cuestionar la adopción por parte de parejas del mismo sexo, quien además iniciara una campaña defendiendo que era cristiano y estaba siendo víctima de la agenda homosexual.

Luis M. Álvarez • 23/10/2017

Un tribunal ampara el despido Richard Page por cuestionar la adopción por parte de homosexuales | Foto: Youtube

reino unido richard page adopción discriminación homofobia nhs derechos lgbt derechos lgtb

A sus 71 años de edad, Richard Page es suspendido como director de la Autoridad de Desarrollo de Fideicomisos del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS por sus siglas en ingles: National Health Service), tras hablar en contra de la adopción por parejas del mismo sexo, decide demandar al NHS por despedirle, iniciando una campaña para defender sus puntos de vista, que no le han servido de gran cosa si tenemos en cuenta de que un tribunal laboral no le ha dado la razón.

Page fue despedido de su cargo al considerar que sus comentarios sugerían que su punto de vista era «parcial y prejuzgaba a los adoptantes de un sólo sexo». Desde ese momento comienza una campaña en la que se posiciona como víctima de una persecución del personal LGBT de la NHS, demandando al NHS por la discriminación, acoso y victimización de sus puntos de vista cristianos, protegidos por la Ley de Igualdad de 2010. Llega a asegurar que le han «echado del servicio público» por ser cristiano, argumentando que había trabajado con «numerosos homosexuales» durante su tiempo en el NHS, lo cual no deja de ser una contradicción con su propia estrategia ante el tribunal que ha rechazado su petición de ser reinsertado en su puesto laboral, aclarando el NHS que no le habían despedido en función de sus puntos de vista, sino tras su comparecencia en los medios de comunicación faltando a la verdad.

«Es un pecado tener relaciones sexuales fuera del matrimonio, lo que necesariamente incluye todas las prácticas homosexuales (…). Creo firmemente que lo mejor para cualquier niño es que sea criado en una familia tradicional con una madre y un padre. El niño necesita los roles complementarios que ofrecen ambos padres, hombres y mujeres, psicológicos y físicos. En consecuencia, tengo una visión escéptica de las adopciones del mismo sexo o las adopciones de una sola persona (…). He sido muy cristiano, siempre he tratado de cumplir con mi deber con buena conciencia», asegura Page ante el tribunal, agregando que para él las adopciones por parte de parejas del mismo sexo o de una única persona sería «un último recurso», aunque «mejor que un hogar de acogida».

«Soy cristiano (…). Es inmoral. La actividad homosexual es un pecado», afirma el Sr. Page a quien se le pide expresamente no compartir sus puntos de vista con los medios de comunicación, lo que habría aceptado, para después contradecirse con sus actos amparado en que «si los estoy molestando, ellos me están molestando». Como molesto y «muy decepcionado» asegura estar por la decisión del tribunal, que está «decidido a apelar (…). Se trata de cómo la gente común, al igual que yo, se está volviendo más popular con la agenda homosexual. Te intimidan, te intimidan y te obligan a hacer tu trabajo».

Para Andrea Williams, directora ejecutiva de Christian Concern, considera que esta sentencia es un « perverso intento de silenciar las creencias cristianas » y que «parece que los jefes de la NHS y los jueces liberales no pueden tolerar las expresiones de los puntos de vista cristianos sobre moralidad, particularmente sobre moralidad sexual. Este juicio se burla de la libertad de pensamiento, la libertad de expresión, y del estado de derecho. Por supuesto que apelaremos este juicio que claramente contraviene los derechos humanos del Sr. Page, y apelaremos todas las veces que sea necesario hasta obtener justicia». Lo que ni Page ni Williams parecen tener en cuenta es que la NHS no es precisamente un coto privado del colectivo LGBT, criticado por negar un tratamiento de fertilidad a una pareja de lesbianas o rechazando financiar la distribución de PrEP en el Reino Unido, teniendo que mediar el gobierno para reducir la lista de espera de tratamientos para personas transexuales de cara a su reasignación de género.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto