Un tribunal autoriza a una Universidad a discriminar al colectivo LGTB en Canadá

Una pequeña Universidad cristiana en la provincia occidental de Columbia Británica celebra su victoria legal después de que el Tribunal de Apelación le haya confirmado el derecho de los futuros graduados de la Facultad de Derecho de la Universidad Trinity Western a practicar derecho en la provincia según los preceptos cristianos.

Luis M. Álvarez • 04/11/2016

Un tribunal autoriza a una Universidad a discriminar al colectivo LGTB en Canadá | Foto: Youtube

canadá columbia británica universidad trinity western matrimonio igualitario sentencia juicio discriminación

El Tribunal de Apelación de la Columbia Británica falla a favor del derecho de una universidad cristiana a tener su escuela de leyes acreditada. A la Universidad Trinity Western se le había negado la acreditación para su escuela de derecho porque tiene una política que dice que las relaciones sexuales fuera del matrimonio entre un hombre y una mujer violan las enseñanzas religiosas de la universidad y por lo tanto están prohibidas, obligando además a sus alumnos a firmar «un pacto comunitario que no reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo». Y un tribunal les ha dado la razón.

En una decisión unánime, cinco jueces han declarado que el impacto negativo en las libertades religiosas de Trinity Western superaría con creces el efecto mínimo que la acreditación tendría sobre los derechos LGBT. El fallo confirma una decisión anterior tomada por un Juez de la Corte Suprema de la Columbia Británica que dictamina que la Sociedad de Abogados de Columbia Británica estaba equivocada al negar la acreditación a futuros alumnos de la escuela de derecho propuesta por la universidad cristiana. El tribunal desestima una apelación de la sociedad de abogados que argumentaba que el pacto de la escuela y el código de conducta discriminaban a los miembros de la comunidad LGBT.

La decisión del Tribunal de Apelación concluye que negar la aprobación a Trinity Western no mejora el acceso a la escuela de derecho para los miembros de la comunidad LGTB y, por lo tanto, no ayuda a cumplir sus objetivos de interés público. «Este caso demuestra que una mayoría bienintencionada que actúa en nombre de la tolerancia y el liberalismo puede, si no se controla, imponer sus puntos de vista sobre la minoría de una manera que es en sí intolerante y liberal», según se afirma en la sentencia de 66 páginas, que claramente si parece ser discriminatoria al tildar de intolerante al colectivo LGTB que tan sólo lucha para que no se pisotéen sus derechos.

«Esta decisión es un paso positivo hacia la protección de la libertad religiosa de los colegios y universidades cristianas (…). La colisión entre la libertad religiosa y la agenda LGBT es inevitable. La libertad religiosa es una piedra angular de América y se afirma en la constitución federal y de cada estado. Esta decisión es alentadora porque nuestro vecino de al lado no siempre ha tenido el mismo compromiso con la libertad religiosa. Me complace que los estudiantes que buscan una experiencia de la escuela de derecho cristiano en Canadá ahora tienen una opción», declara Mat Staver, fundador y presidente de Liberty Counsel, un grupo que defiende la libertad religiosa.

«Todos, religiosos o no, deben celebrar esta decisión como una protección de nuestra identidad canadiense (…). La libertad de creer cómo elegimos y practicamos en consecuencia es uno de los privilegios más profundos que tenemos como canadienses. Somos una sociedad diversa y pluralista, comprometidos a respetarnos unos a otros incluso cuando no estamos de acuerdo. Esto es algo que la gente de muchos otros países no disfruta», declara Amy Robertson, portavoz de la universidad, en un comunicado.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto