Chat

Contactos

Fotos

Guía

Una pareja de futbolistas lesbianas emigran a Islandia huyendo de la homofobia de México

Jugadoras de la selección de fútbol femenina de México, Bianca Sierra y Stephany Mayors deciden emigrar a Islandia para poder desarrollar su carrera deportiva sin ser juzgadas por su orientación sexual, después de haber sido víctimas de la homofobia en México.

Luis M. Álvarez • 10/07/2017

Una pareja de futbolistas lesbianas emigran a Islandia huyendo de la homofobia de México | Foto: Youtube

méxico islandia leonardo cuéllar bianca sierra stephany mayors homofobia lesbofobia deporte

«A mí no me importa si son novias o no, pero no las quiero ver ahí agarradas de la mano o haciendo desfiguros», son las homofóbicas palabras con las que Leonardo Cuéllar, ex entrenador de la selección de fútbol femenino de México, sorprende a Bianca Sierra y Stephany Mayors, quienes tras defender sus colores desde 2010, deciden abandonar su país para emigrar a Islandia tras ser víctimas de la homofobia. Actualmente ya juegan en el Thor-KA, equipo de fútbol femenino que encabeza la liga islandesa y está cerca de conseguir la clasificación para la Liga de Campeones de la UEFA en la próxima temporada.

De nacionalidad mexicana y estadounidense, Sierra es descubierta en 2010 por el propio Cuéllar cuando juega en la sub-20 de su equipo escolar de California, mientras que Mayors es reclutada para la selección juvenil en una convocatoria abierta. Se conocen y se hacen amigas en la Copa Mundial Sub-20 de Alemania 2010, coincidiendo tres años después en un torneo en China, comenzando su relación, que no supone nunca un problema para sus compañeras de selección, aunque no sucede lo mismo con su entrenador, quien las obliga a mantenerse dentro del armario de cara a la afición.

A pesar del conflicto debido a su orientación sexual, Cuéllar las vuelve a convocar para la selección en febrero de 2016, pero la pareja decide rechazar la oferta. Ese mismo año deciden hacer pública su relación con una fotografía a través de Twitter, que les lleva a convertirse en objetivo de odio y burla de muchos usuarios: «No quiero que un par de machorras me representen. Dan asco» o «En mi barrio ya las hubiéramos quemado» son algunas de las respuestas que reciben, lo que les lleva a plantearse que es el momento de buscar oportunidades profesionales lejos de México. A pesar de que desde la Federación Mexicana de Fútbol les aseguran que respetan la orientación de cualquiera de sus jugadoras, lo cierto es que no les da mucha confianza que no tengan constancia sobre el incidente con Cuéllar, quien habría finalmente renunciado como seleccionador nacional tras los malos resultados de la selección en la Copa de Canadá.

«No pensé que le importara a tanta gente (…). No estábamos haciendo nada malo y sientes tristeza y enojo que estén diciendo cosas que están fuera de lugar», declara Stephany Mayors sobre la reacción a su salida del armario en Twitter, mientras que Bianca Sierra percibe que la mayor parte de las reacciones negativas provienen de usuarios que utilizan el español, mientras que los usuarios que se expresan en inglés aceptan mucho mejor su orientación sexual. Factores que les llevan a determinar su decisión de emigrar a un lugar donde puedan ser reconocidas por su trayectoria deportiva sin ser juzgadas por su orientación sexual. Superada sólo por Brasil, México ocupa el segundo lugar del triste ranking de los países con más crímenes de carácter homofóbico en el mundo, registrándose hasta 218.000 en los últimos 19 años, según el último informe de la Comisión Ciudadana contra los Crímenes de Odio por Homofobia (CCCOH). El actual entrenador de la selección de fútbol femenina de México las ha vuelto a convocar para un partido que se disputará en Suecia.

Comentarios

Relacionado con México

Contactos en México Chat Gay México Chat Lesbianas México Guía LGTBI de México Noticias de México

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto