Una pareja de mujeres ha denunciado a la Sanidad Pública británica por supuesta discriminación

Lynsey Kirkwood y Lisa Berry, una pareja de la localidad británica de Lisburn, en Irlanda del Norte, ha denunciado ante los medios que un médico del Sistema Público de Salud del país le habría denegado a la pareja un tratamiento de fertilidad en base a la homosexualidad de la pareja. El médico les habría dicho que si una de ellas fuese un hombre si podrían acceder al citado tratamiento mediante financiación del Estado. La pareja ha comenzado una recogida de fondos en Internet para pagar el tratamiento en centros privados.

Alexander Rguez • 14/03/2017

Centro de salud | Foto: Monkey Business Images Ltd/Monkey Business/Thinkstock

reino unido europa discriminacion homofobia mujeres lesbianas sanidad salud fertilidad

Una pareja de mujeres de Reino Unido ha denunciado ante los medios de comunicación la supuesta discriminación que habría sufrido por parte del Sistema Público de Salud del país europeo en base a su orientación sexual. La pareja había acudido para solicitar un tratamiento de fertilidad con el objetivo de que una de ellas se quedara embarazada al tener problemas de fertilidad.

Lynsey Kirkwood y Lisa Berry, una pareja de la localidad británica de Lisburn, en Irlanda del Norte, ha denunciado ante los medios que un médico del Sistema Público de Salud del país le habría denegado a la pareja un tratamiento de fertilidad en base a la homosexualidad de la pareja. El médico les habría dicho que si una de ellas fuese un hombre si podrían acceder al citado tratamiento mediante financiación del Estado. La pareja ha comenzado una recogida de fondos en Internet para pagar el tratamiento en centros privados.

La pareja acudió al Sistema Público de Salud ante sus intenciones de que Lisa se quede embarazada. La misma tiene problemas de fertilidad y necesita tratamientos que le ayuden a quedarse embarazada pese a contar con las citadas dificultades.

Sin embargo, según ha denunciado la pareja ante los medios de comunicación británicos, un médico del Sistema Público de Salud les indicó que no podía darles el informe que necesitan para acceder a dicho tratamiento mediante la financiación del Estado porque ningún miembro de la pareja es hombre.

"Le pedí al médico que me aclarara lo siguiente dos veces: ¿Si Lisa hubiese acudido con un hombre, le hubieras proporcionado la ayuda del Sistema Público de Salud? Me dijo que sí. Luego le pregunté ¿y si hubiera venido sola, le habrías dado esa ayuda? Me dijo que sí", ha expresado Lynsey Kirkwood a los medios.

La pareja ha expresado que no tienen recursos propios para financiar el tratamiento en centros privados y que, por la edad de Lisa, tienen un plazo máximo de 18 meses para que la misma lleve a cabo dicho tratamiento y se quede embarazada.

La pareja, con el objetivo de sobreponerse a la decisión del Sistema Público de Salud de no financiar con fondos públicos el tratamiento, como sí hace en el caso de las parejas heterosexuales, ha comenzado una recogida de fondos en Internet con el objetivo de alcanzar la cifra de 6.000 libras esterlinas que necesitan para financiar el tratamiento de fertilidad de Lisa en centros médicos privados del país europeo.

"Me siento culpable de lo sucedido. Siento que si ella hubiera ido con un hombre podría estar embarazada de nuestro niño. Ya habría comenzado su tratamiento. Es algo que nos afecta mucho a las dos", ha expresado Kirkwood sobre la discriminación que ha sufrido la pareja por parte del médico del Sistema Público de Salud que las atendió en una consulta de Irlanda del Norte, región que por el momento continúa sin permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto