Chat

Contactos

Fotos

Guía

Vladimir Putin respalda una investigación sobre la purga de homosexuales en Chechenia

Mientras la Red Rusa LGBT asegura haber facilitado la evacuación de más de 40 personas con riesgo de ser perseguidas por su orientación sexual en Chechenia, el presidente ruso, Vladimir Putin, está dispuesto a apoyar la primera investigación sobre la purga de homosexuales en la Federación Rusa gobernada por Ramdan Kadyrov.

Luis M. Álvarez • 10/05/2017

Vladimir Putin respalda una investigación sobre la purga de homosexuales en Chechenia | Foto: Youtube

rusia chechenia vladimir putin ramdan karykov tatyana moskalkova elena milashina angela merkel hillary clinton nikky haley discriminación homofobia investigación derechos lgbt derechos lgtb

Si las movilizaciones en Madrid, Londres y México no sirvieron para otra cosa que demostrar que la bandera LGBT no conoce de fronteras políticas, tampoco iban a servir de mucho las de los propios activistas rusos, más que para terminar detenidos por causar «graves desórdenes públicos». Mientras Vladimir Putin hace oídos sordos tanto cuando la embajadora de los Estados Unidos en las Naciones Unidas, Nikky Haley, reclama que la purga de homosexuales en Chechenia «no puede ser ignorada», como ante el tirón de orejas que Hillary Clinton le da a Donald Trump al recriminarle que «los derechos de los homosexuales son derechos humanos», también escurre el bulto cuando Angela Merkel le exige actuar contra la purga de homosexuales en Chechenia, aunque quizás sí ha servido como detonante para la apertura de una investigación que el propio Putin está dispuesto a apoyar.

«Hablaré con el fiscal general y con el ministro del Interior para que la apoyen sobre el tema que presenta. Espero que los colegas respondan y que apoyen» la investigación solicitada por Tatyana Moskalkova, comisionada de Derechos Humanos en Rusia, quien ha solicitado establecer «la creación de un grupo de trabajo en el centro del país, y no en el territorio de Chechenia, para recibir las denuncias, si las hay», tal y como confirma el presidente ruso el pasado viernes, 5 de mayo, sólo tres días después de su reunión en Socchi con Angela Merkel. El objetivo de la investigación es el de comprobar «las informaciones o rumores, si podemos llamarlos así, sobre lo que ocurre en nuestro país, en el Cácauso norte, con gente de orientación sexual no tradicional», precisa a través de eufemismos en la que supone la primera investigación, si podemos llamarla así, sobre la purga de homosexuales denunciada el 1 de abril por la publicación rusa Novaya Gazeta.

Un reportaje por el que su autora, Elena Milashina, se habría visto obligada a esconderse ante las amenazas recibidas y ante el que Ramdan Karimov responde haciendo oídos sordos y negando que haya siquiera homosexuales en Chechenia, porque «no se puede arrestar o reprimir a gente que no existe (…). Si esta gente existiera en Chechenia, las fuerzas de la ley no tendrían que preocuparse por ellos, porque serían sus familiares quienes les habrían enviado donde no podrían volver». Si bien Moskalkova asegura que las indagaciones sobre lo que está sucediendo en Chechenia es difícil de investigar dado el carácter anónimo de las denuncias, recalcando que la legislación rusa, la misma que prohibe la propaganda homosexual, permite ofrecer medidas de protección a los denunciantes como el cambio de identidad, así como a los testigos y víctimas de delitos, lo cierto es que está todavía por ver que toda esta investigación no sea más que una estrategia de cara a la galería, y que no sirva realmente para ampliar el campo de acción de la persecución.

Mientras tanto, la Red LGBT Rusa asegura que ha contribuido a la evacuación de más de 40 personas homosexuales de Chechenia que habría sido víctimas de discriminación, tortura y persecución por su orientación sexual. «Para la mayoría de ellos es simplemente un peligro mortal quedarse en Rusia (…). Ya están acosados por sus familiares porque la homosexualidad es considerada una mancha para toda la familia y se cree que la única manera de lavar esta mancha es matar a esta persona», explican desde la asociación. «Desde el principio, las primeras personas que nos contactaron estaban terriblemente asustadas, ni siquiera estaban seguras de si podíamos ser de confianza a si los iban a matar», explica una integrante de Red Rusa LGBT, asegurando que quieren «una investigación adecuada sobre el asunto. Ha habido mucha atención de la comunidad internacional y presión, y lo único que han hecho las autoridades rusas es estar en silencio».

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto