Ayuda

Todo el tiempo he sido la hija que todos desearían tener, pero a mí me gustan las mujeres y eso es algo que lo sé perfectamente. He intentado cambiar porque sé que si lo digo ante mi familia seguramente no me aceptarán, porque yo empecé a tener amistad con un chico que es gay abiertamente y me prohibieron estar con él, pero yo aun así mantengo una buena amistad con él. Ya no sé qué hacer, llevo 5 años así y me duele no poder ser feliz, pues las cosas materiales ya no son suficientes. Solo quiero llorar y ya no existir, no sé si esto se puede cambiar pero ya no quiero seguir asi. Ya no puedo, siento que el mundo me asfixia. Ya no quiero estar en mi casa, no la soporto, ya no puedo, si existe solución dígame cuál es, porque la mía es ya no existir. Gracias

Juan José Agüello • 05/09/2013

Lesbiana | Foto: Alberto Masnovo/iStock/Thinkstock

homosexualidad lesbiana depresión discriminación rabia odio

El psicólogo responde

En primer lugar agradezco que hayas confiando en Universo Gay para realizar tu consulta. Intentaré que a través de mi respuesta encuentres la salida y veas una solución a tus angustias.

Por lo que expones en tu mensaje, tienes claro cuál es tu orientación sexual pero parece que careces de respuestas para todas las preguntas que se te plantean y estás cansada de ocultar tu identidad, y te preocupa cómo se tomarán tus seres queridos el hecho de que seas lesbiana.

Para las mujeres que se sienten atraídas por personas de su mismo sexo, la asimilación de su sentir puede tener consecuencias psicológicas devastadoras, llevando a provocar problemas psicológicos ( falta de autoestima, depresión etc..); cada mujer es distinta y cada una afrontará todo esto de forma diferente, según donde ha crecido, la educación recibida y su personalidad. Por eso a unas les cuesta más que a otras integrar lo que supone ser lesbiana, y no todas tienen las mismas habilidades para afrontar el posible rechazo social y la discriminación.

Ser lesbiana, por tanto, puede suponer enfrentarse a cuestiones que las personas heterosexuales jamás necesitarán plantearse. ¿Qué puedes hacer tú para superarlas de una vez y continuar tu vida sin que te causen más dificultades?

1. Conocer de forma exhaustiva en qué consiste la orientación sexual y cómo funciona. La información es básica porque la ignorancia es la que provoca la mayoría de nuestros problemas. Con la información correcta podrás construir una imagen positiva de lo que supone ser lesbiana y acabar con los tópicos y estereotipos erróneos que pudiste aprender a lo largo de tu vida.

2. Conocer el mundo de las lesbianas te permitirá acercarte a tu propia cultura; la cultura ayuda a formar la identidad de las personas y conocerla te dará fuerza para ser tú misma y enfrentarte al posible rechazo social, que se basa, insisto, en la ignorancia y la costumbre. Conocer a otras mujeres lesbianas facilitará que cambies tu percepción de ellas para que construyas una imagen positiva de lo que significa ser lesbiana.

3. Estar alerta ante los posibles prejuicios que hayas interiorizado y desmontarlos uno a uno para que no sigan repercutiendo de forma negativa en tu vida.

4. Un vez logrado lo anterior, cada persona debe plantearse "salir del armario" (solo cuando estés preparada para ello) para vivir de forma libre y plena, educar a las personas de tu entorno y hacerles ver con tu ejemplo que sus ideas sobre estos temas eran erróneas. Recuerda que, al igual que a ti, a ellos nadie les educó en estos temas. La diferencia reside en que tú necesitas esa educación para aceptarte a ti misma y a ellos no les hace falta porque no les afecta. Puede parecerte ahora que callar y llevar una doble vida es la forma natural de evitar problemas pero esa actitud, aunque no te lo parezca, está relacionada con las creencias negativas acerca de las relaciones homosexuales que subsisten en tu inconsciente.

Asumir tu lesbianismo implica comprender que el modelo heterosexual no es el único, pero también es necesario admitir la diversidad de los demás. Para poder aceptarte a ti misma por completo, te conviene respetar a quienes no son como tú. Erigir una imagen positiva de las relaciones homosexuales no puede hacerse desde la exclusión, la rabia y el odio. Eso no dejará espacio para que seas feliz.

¿Por qué es bueno salir del armario? Porque estar dentro implica llevar "doble vida", es decir, servirse de estrategias de simulación y camuflaje, secretos y mentiras. ¿Y esto es bueno? Mantener ese secretismo en tu vida cotidiana supone un esfuerzo mental bastante importante y eso implica una inversión de energía considerable que dejas de emplear en otros ámbitos de tu vida en que lo precisas..; ademas puede provocarte angustia, ansiedad, depresión, estrés (comentas síntomas que pueden estar relacionados con algunos de estos procesos psicológicos).

No obstante, sí que quiero comentar que salir del armario tiene unos costes y unos beneficios. Los beneficios pueden ser que te sientas mejor contigo misma, y así podrás ser tú misma dejando de tener miedo de que los demás lo descubran. Los costes pueden ser la pérdida de relaciones pero debes pensar si estas preparada para una pérdida de ese tipo.

Pon ambas cosas en la balanza de tu vida, sólo tú puedes decidir sobre eso.

Por último, decirte que si no mejoras de los síntomas que has expuesto, y con mi respuesta no encuentras la paz que precisas, te aconsejo busques la ayuda de un Psicólogo Clínico experto en Homosexualidad.

No esperes hacerte un lugar bajo el sol, si sigues refugiándote a la sombra de tu árbol genealógico. Puedes ser tan feliz como cualquiera.

Un saludo.

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Acerca de Juan José Agüello

Juan José Argüello Aira es Doctor en Psicología, especialista en Psicología Clínica con una orientación Cognitivo-Conductual y Humanista, y es experto en Psicología de gays y lesbianas, colectivo en el que ha centrado su trabajo. Posee master en Terapia de Conducta, asimismo es especialista en Urgencias y Emergencias Psicológicas, Psicopatología de la adolescencia e Hipnosis Clínica. Tiene a tu disposición su gabinete en el centro de Madrid. Para concertar consulta puedes contactar mediante e-mail o en el teléfono 636 71 62 54.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Psicólogo gratuito

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto