Chat

Contactos

Fotos

Guía

Hombre en cuerpo de mujer

Estoy desesperado, necesito orientacion de un profesional, estoy al borde del colapso, he intentado hasta lanzarme al metro, pero mi propia religion me lo impide. Soy físicamente una mujer pero internamente o mentalmente soy un hombre. Tengo 45 años, y desde que tengo uso de razón, más o menos, de lo que recuerdo desde los 4 años es que me llaman la atención las chicas.

Juan José Agüello • 17/06/2013

Transexual | Foto: Elizabeth Sullivan/iStock/Thinkstock

heterosexuales lesbianas depresión psicólogo duelo

En el colegio ya con siete años, siempre tuve amiguitas que decían ser mis novias, y eso no me perturbaba, así pasó el tiempo y mi familia jamás hizo nada al respecto, no se por qué, pero así fue.

Cuando tenía 17 años tuve una novia formal, con la que por primera vez tuve sexo y tampoco me sentí mal por ello. Con ella duré la cantidad de siete años, pero por razones de carácter distinto terminamos.

A los dos meses empezó una vecina a buscarme las cosquillas y yo a hacerme el duro, pero al final me enamoré de nuevo, con esta nueva chica 8 años mayor que yo, me sentí pleno y pensé que podíamos seguir una vida juntos, sin embargo, su familia era la piedra de tranca, cuando ya llevábamos como unos seis años juntos, yo le dije que enfrentáramos todo y ella, reaccionó buscando a otro, en este caso un hombre. A partir de ese momento yo entré en depresión y en ese instante aparece mi pareja actual, que en ese momento era menor de edad, y jamás pensé en decirle nada. Ella me animaba, se iba a mi casa a tratar de que saliera del estado depresivo, al final pude superar poco a poco el dolor, teniendo aún la esperanza de que ella (la mayor) regresaría conmigo, pero cual no sería mi dolor cuando ella me informó que estaba en estado, que iba a ser mamá. Ahí se me desmoronó toda la autoestima y estuve muy mal, recurrí a todo menos a la ayuda psicologica, en parte por inmadurez y en parte por miedo a conocerme. Me retraí, me oculté del mundo y a los seis meses ella regresó (la mayor) y yo aún dolido le dije que le iba a ayudar, que no la iba a dejar sola, a partir de ese momento estuve con ella como amigo pues ya nunca pude volver a tener sexo con ella, criamos juntas a la bebé, que hoy tiene 13 años, y me considera como su padre.

La cosa se complica por que la chica que era menor, que me ayudó a levantarme de la depresión en aquel momento, es la sobrina de (la mayor) y no se cómo pasó, en qué momento sucedió, pero la cosa es que desde hace 10 años sostengo una relación con ella, que tiene 31 años. Cuando empezamos tenía 21, pero ahora que he querido tomar las riendas de la vida y enfrentar mi condición pensando que a ella le iba a gustar definir nuestra relación, dado que siempre ha pensado que como he ayudado a su tía yo no puedo separarme de su tia, decidí decírselo un 5 de diciembre. Ese día ella misma reconoció que le gustaban las mujeres, por que me lo dijo en la conversación, pero a la semana siguiente cuando le dije mis intenciones, me dijo que no, que por qué teníamos que decir eso (vale decir que ella era gordita, se sometió a un bypass y ahora también se agrandó los senos quedando verdaderamente espectacular), pues resulta que en dos semanas ella se apareció con un novio, y se lo ha presentado a toda la familia.

Ahora estoy desolado, no se qué hacer, ni qué decir. Intenté quitarme la vida, pero ni eso me atreví. Ella a veces me trata bien, otras me evita, me trata indiferente, pero recien dormimos juntos a petición de ella, pero sin llegar a sexo, solo nos abrazamos y realmente sentimos una paz increible juntos, no sé qué sea, pero se que aún me ama, pero estoy muy desolado, me paso todo el tiempo llorando, no como, no me apecerme bañarme, ni salir.

Esta vez creo que llegue a fondo, necesito urgentemente su ayuda.

El psicólogo responde

Si he entendido bien (y si no me gustaría que matizaras mi contestación una vez leída), haces alusión primero a tu condición física de mujer pero con mentalidad masculina. Por ello considero oportuno hacer unas aclaraciones al respecto.

De pequeñas, las lesbianas carecen de todo referente sobre lo que les pasa. Se las socializa como heterosexuales y al no tener modelos donde mirarse, deben construir su identidad por su propia cuenta, desde cero. Es lógico pues, que al no reconocerse en las otras niñas y preferir la libertad y las prerrogativas de los niños, se identifiquen con estos y los imiten.

Incluso podría pensarse que, de esta forma, están rechazando el género femenino, que desde muy pronto han percibido como inferior. Es comprensible pues, que algunas lesbianas emulen el comportamiento masculino o su vestimenta. En realidad, lo que están haciendo es construirse una imagen nueva y válida para ellas a partir de diversos elementos de la realidad que les rodea. Construyen una realidad diferente, única, para sentirse bien consigo mismas.

Dicho lo anterior, decirte que estás experimentando un proceso depresivo con origen en una relación claramente insatisfactoria para ti. Aún sigues enganchada emocionalmente a esa persona (mayor, como tú la defines), y al no obtener la respuesta por tí deseada te pone en contacto con una posible pérdida y de ahí la tristeza, la depresión. Por tanto, si no colma tus necesidades psicoafectivas y sexuales, probablemente sería deseable que empezaras a plantearte un duelo, es decir, empezar a prepararte para la elaboración y procesamiento de su pérdida. El amor no basta, se requieren otros ingredientes para que una pareja esté y viva en armonía.

Probablemente iniciar este camino sin ayuda sería harto difícil, por lo que te aconsejo que acudas a un Psicólogo para allanar el proceso.

Un saludo.

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Acerca de Juan José Agüello

Juan José Argüello Aira es Doctor en Psicología, especialista en Psicología Clínica con una orientación Cognitivo-Conductual y Humanista, y es experto en Psicología de gays y lesbianas, colectivo en el que ha centrado su trabajo. Posee master en Terapia de Conducta, asimismo es especialista en Urgencias y Emergencias Psicológicas, Psicopatología de la adolescencia e Hipnosis Clínica. Tiene a tu disposición su gabinete en el centro de Madrid. Para concertar consulta puedes contactar mediante e-mail o en el teléfono 636 71 62 54.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Psicólogo gratuito

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto