Perdí mi virginidad

Ayer por la tarde perdí mi virginidad con un hombre que solo había visto dos veces. La verdad, me sedujo porque él tiene algo que para mí era un sueño. Tiene un pene enorme, salimos y me llevó a un motel pero yo no sabía que terminaría teniendo sexo, solo le dije que quería estar desnudo y abrazado y poco a poco se fue dando todo, pero estoy consciente de lo que hice.

Juan José Agüello • 13/06/2013

Condón | Foto: michaklootwijk/iStock/Thinkstock

virginidad condón preservativo its vih

Mi problema es que yo no sentí absolutamente nada de placer durante todo el acto, al contrario, solo sentía dolor y más dolor, hasta que le dije que ya la sacara que no soportaba más, él dijo que estaba bien. Pero antes de eso tuve que hacer sexo oral y fue sin condón.

Tengo mucho miedo con respecto a sexo oral, porque según entiendo, la mayoría lo hace sin preservativo, pero para mí es algo riesgoso, quiero saber qué tan peligroso es y porque yo estoy pasando por un proceso de gripa, tenía problemas en la garganta, ¿qué tan peligroso fue haber hecho eso?

Me penetró, pero la relación solo duró como 10 minutos. No hizo nada, solo la metió y la mantuvo dentro, no se movió y utilizó condón.

Quiero saber que tan peligroso fue eso, nunca eyaculó, solo la metió.

¿Qué cambios le traerá a mi cuerpo?, ¿mi ano cambiará?, ¿será más grande?, ¿o volverá todo a la normalidad?, ¿cómo puedo saber si fue una relacion sexual riesgosa la que tuve?

Me siento culpable y sucio. Necesito consejos, estoy muy confundido y tengo miedo.

El psicólogo responde

Necesitas Educación Sexual, y aunque desconozco tu país de residencia, sí quiero decirte que tanto en España cómo en otros países existen centros o asociaciones que entre otras funciones imparten formación en educación sexual. No obstante, a continuación te voy a trasmitir unas breves nociones básicas, para que las tengas en cuenta desde este momento, en tus prácticas sexuales.

Las Infecciones de Trasmisión Sexual (ITS) se trasmiten de persona a persona por contacto físico durante las relaciones sexuales. Estas, las ITS, están causadas por bacterias, virus o parásitos y se trasmiten a través de fluidos corporales de la persona afectada (semen, sangre, secreciones uretrales, prepuciales, líquido preseminal) que entran en contacto con heridas en la piel o mucosas de la otra persona (mucosa bucal, laríngea, rectal o uretral), o a través del contacto "piel con piel" (por contacto directo con las lesiones o con la piel o la mucosa infectada que pueden, a pesar de estar infectadas tener una apariencia normal).

Por eso, es importante siempre usar condón (preservativo) y saber utilizar adecuadamente éste. Poner el condón y de forma adecuada evitará el posible contagio de enfermedades de trasmisión sexual, y usar lubricante hidrosoluble evitará que el condón se te rompa y será mas fácil la penetración.

Has tenido tu primera relación sexual, y por lo que cuentas no ha sido satisfactoria. Precisas ciertos conocimientos sobre anatomía masculina para que el acto no sea doloroso y comiences a disfrutar de los coitos. Digamos que es un viaje al interior; después del esfínter externo (ano), llegas al esfínter interno. No tenemos tanto control sobre este esfínter, pero puedes aprender a relajarlo. Cuando te introduces algo, éste es el músculo que pone más resistencia; el esfínter puede contraerse por sí mismo, pero no puede quedarse contraído (a los 60 segundos vuelve a relajarse). Los dos esfínteres se abren y se cierran para dejar pasar las heces. Entre el esfínter externo y el interno está el canal anal: centímetros llenos de terminaciones nerviosas que te hacen sentir dolor o placer.

Después del esfínter interno está el recto, un músculo tubular del tamaño de un puño. El recto tiene pocas terminaciones nerviosas pero tiene una pared intestinal muy delicada que sangra fácilmente. Las paredes de la garganta o boca son duras. Sin embargo, las del ano y recto no; se rompen con facilidad y las heridas suelen ser demasiado pequeñas para verlas. Las bacterias y los virus pueden llegan a tu torrente sanguíneo a través de estas heridas; ése es el motivo por el que se puede producir una infección si haces el acto sexual sin condón. El semen o la sangre de la persona con la que estás practicando sexo puede entrar en tu organismo a través de esas heridas.

Cuanto más fuerte y prolongada sea la penetración sin protección, mayor es el riesgo que corres, y recuerda que cuanta más fricción, más heridas (usar lubricante disminuye el riesgo).

Que te penetren durante poco tiempo tiene menos riesgos que hacerlo durante mucho tiempo.

Respecto al sexo oral, sólo tiene riesgo de infección o reinfección del VIH cuando eyaculan en tu boca, si bien se pueden trasmitir gonorrea, sífilis o el herpes.

Es difícil que hayas pillado en tú primera práctica sexual el VIH, es muy poco probable, aunque si otras infecciones. Debes acudir a tú médico o centro para hacerte las pruebas correspondientes. Estadísticamente tienes pocas probabilidades de haberte contagiado.

Es la primera vez que has realizado el acto sexual, y es frecuente que ante la primera experiencia te hayas puesto tenso, debes relajarte y en sucesivos actos sexuales trabajar la zona anal con lubricante para evitar el dolor. A medida que practiques el ano se irá dilatando y por tanto será más fácil la penetración. Y esto no supone un cambio anatómico ni personal.

No debes sentirte "culpable" ni "sucio" El cuerpo es para disfrutar y que disfruten las personas con las que tú elijas estar. Si aun te sigues sintiendo "culpable" y "sucio" piensa si tienes aceptada la homosexualidad; de no ser así, es aconsejable que visites a un Psicólogo, te prestará la ayuda que necesitas para llegar a integrar y aceptar tu orientación.

Ojalá en mi contestación encuentras la información necesaria para que vivas tu sexualidad de forma satisfactoria.

Un saludo.

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Acerca de Juan José Agüello

Juan José Argüello Aira es Doctor en Psicología, especialista en Psicología Clínica con una orientación Cognitivo-Conductual y Humanista, y es experto en Psicología de gays y lesbianas, colectivo en el que ha centrado su trabajo. Posee master en Terapia de Conducta, asimismo es especialista en Urgencias y Emergencias Psicológicas, Psicopatología de la adolescencia e Hipnosis Clínica. Tiene a tu disposición su gabinete en el centro de Madrid. Para concertar consulta puedes contactar mediante e-mail o en el teléfono 636 71 62 54.

Comentarios

También te puede interesar...

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Aviso legal | Privacidad | Publicidad | Ayuda y contacto

En Universo Gay utilizamos cookies propias y de terceros, que pueden ser desactivadas en la configuración de tu navegador, para personalizar tu experiencia en el sitio y mejorar nuestros servicios, contenidos y publicidad mediante el análisis de tus hábitos de navegación.