Factores de riesgo de transmisión de VIH

Conoci un chico hace unas semanas y luego de varias salidas me hizo sexo anal. Él antes de penetrarme se tocó el pene cuando lo tenía erecto y antes de ponerse el preservativo se limpió la punta con un dedo porque tenia liquido preseminal, luego se colocó el preservativo y me puso crema humectante HINS en el ano y así me penetró. Como sentí mucho dolor interrumpimos el acto el cual duró menos de un minuto. ¿Si le quedó parte del líquido que se limpió en el lado externo del preservativo o si me untó el ano con crema con el mismo dedo que se limpió podría transmitirse el virus HIV?

Empireo • 28/07/2008

VIH-Sida - Foto: Photodisc/Photodisc/Thinkstock

vih sida

Es comúnmente admitido por la comunidad científica y los organismos públicos sanitarios que para que pueda haber transmisión del VIH tienen que darse tres condiciones, este concepto es muy importante para comprender el riesgo.

  • (i) El VIH debe estar presente; parece evidente, pero el VIH solamente puede transmitirse si una de las personas es portadora del VIH. Algunas personas presuponen que ciertas prácticas sexuales (tales como el sexo anal) de por sí pueden causar infección por VIH.
  • (ii) Tiene que haber suficiente virus; Incluso cuando hay VIH, lo importante es la concentración de VIH que haya. En la sangre, por ejemplo, el virus está muy concentrado. Una pequeña cantidad de sangre es suficiente para infectar a alguien. Pero la misma cantidad de otros fluidos (como el fluido vaginal o el preseminal) si bien podría permitir la transmisión del VIH, el riesgo es sensiblemente inferior dado la menor concentración de virus en esos fluidos.
  • (iii) El VIH debe entrar en el flujo sanguíneo. No es suficiente haber estado en contacto con un fluido infectado para contraer el virus. La piel no permite que el VIH se introduzca en el cuerpo. El VIH puede entrar sólo a través de una herida nueva, roce abierto o a través del contacto con las membranas mucosas erosionadas. Hay otros factores asociados que facilitan la infección: el tiempo que esté en contacto, condiciones de medio favorables al virus (temperatura, acidez, ausencia de oxígeno) y la presencia de otras infecciones de transmisión sexual (ITS) que provoquen ulceraciones en los genitales y en otras mucosas.

El VIH puede ser transmitido de una persona infectada a otra a través de los siguientes fluidos: sangre (incluyendo la sangre menstrual), semen, secreciones vaginales, de la madre al bebé a través de la leche materna. La sangre contiene la concentración más alta de virus, seguido del semen y de los fluidos vaginales. También podría tranmitirse el VIH por fluido preseminal. No hay evidencia que el fluido preseminal transmita el VIH directamente. En comparación con el semen, este fluido no proviene de los testículos, sino de las glándulas seminales. Sin embargo, el fluido preseminal puede contener pequeñas cantidades de semen y glóbulos blancos, que pueden transmitir el VIH, aunque no se ha podido demostrar que exista suficiente cantidad de virus para transmitirlo. El VIH no se transmite mediante: heces, saliva, sudor, lágrimas u orina.

En cuanto a las vías de transmisión, como se ha indicado, es preciso que el virus entre en contacto con el flujo sanguíneo. Esto se puede producir por: sexo sin protección, por contacto sanguíneo directo (incluyendo el compartir agujas para drogas inyectadas; o antes de 1985, por transfusiones de sangre), de la madre al bebé (antes o durante el nacimiento, o a través de la leche materna). El VIH puede entrar al cuerpo por heridas abiertas o al infectar directamente las membranas mucosas. La transmisión puede ocurrir en el ano o recto, en la vagina, en el pene, en la boca y en los ojos. El VIH no puede atravesar la piel sana (intacta, sin heridas recientes).

Durante el acto sexual, en los genitales y el recto, el VIH puede infectar las membranas mucosas directamente o entrar por heridas ya existentes o que se produzcan durante el acto sexual. Muchas de éstas pueden ser indoloras y por lo tanto la persona no sabe que las tiene. Por sexo oral (sin protección) aunque la mucosa (sana) de la boca no es un entorno favorable a la infección por VIH, se dan casos de transmisión por VIH ya que pequeñas heridas, llagas e infecciones bucodentales pueden favorecer su transmisión al entrar en contacto con sangre o fluidos infectados.

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Acerca de Empireo

El Dr. E. López actualmente trabaja como asesor técnico de Empireo (www.empireo.es), una clínica de análisis molecular pionera en análisis de enfermedades de transmisión sexual mediante PCR, que permite obtener resultados sin periodo ventana, en 24 horas.

Comentarios

También te puede interesar...

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Aviso legal | Privacidad | Publicidad | Ayuda y contacto

En Universo Gay utilizamos cookies propias y de terceros, que pueden ser desactivadas en la configuración de tu navegador, para personalizar tu experiencia en el sitio y mejorar nuestros servicios, contenidos y publicidad mediante el análisis de tus hábitos de navegación.