Las lesbianas también deben protegerse para evitar enfermedades de transmisión sexual y VIH

Aunque el grupo de lesbianas es el menos afectado por las ETS, esto no significa que se esté fuera de la posibilidad de riesgo. Por este motivo, los especialistas recomiendan informarse para practicar un sexo seguro y de esta manera preservar la salud.

Deysi Ramos • 08/05/2018

Pareja lesbianas | Foto: Giovanni Carlone/iStock/Thinkstock

salud lesbianas condon ets vih enfermedades

Existe la falsa creencia de que en las relaciones sexuales entre mujeres no hay posibilidad de contraer Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) y el Virus de Inmudeficiencia Adquirida (VIH), por lo cual, no es necesario utilizar el preservativo ni tener los cuidados necesarios al momento de sostener los encuentros íntimos, especialmente, si es sexo casual.

En 2005 un estudio publicado en la revista Perspectives on Sexual and Reproductive Health, arrojó como resultado que muchas de las participantes –que eran lesbianas- consideraron que no era necesario utilizar preservativos, ya que no había riesgo de contraer embarazo y tampoco de ETS.

"Somos chicas, y sabemos que las ETS sólo se transmiten de hombre a mujer. Eso es lo que nos han dicho, que dos mujeres están seguras... Eso es lo que he escuchado, así que no piensas en ello, no piensas en el hecho de que puedes contagiar", dijo una de las jóvenes que participó en el estudio.

Sin embargo, en un trabajo realizado por BBC Mundo sobre los mitos y tabúes en torno a este tema, el doctor español Álvaro Vives, explicó que si bien el colectivo de lesbianas es el grupo menos afectado de ETS, eso no debe entenderse como que se está exenta de riesgo.

"Hay que tener presente que hay infecciones que se transmiten por contacto y otras por fluidos", señaló en ese trabajo el experto. "En las que se transmiten por fluidos, la incidencia es menor: como puede ser la hepatitis B, el VIH, la clamidia o la gonorrea".

En cuando a las que se transmiten por contacto están el herpes, el Virus del Papiloma Humano o la sífilis. "Luego hay prácticas sexuales como el fisting (introducción del puño por vía anal o vaginal), o cosas más agresivas, donde hay sangrado. Y también está el uso de dildos (consoladores), vibradores y otros juguetes donde no se utiliza preservativo (…) Los cuales pueden ser vectores de transmisión de hepatitis B, gonorrea, clamidia e incluso VIH".

La recomendación del especialista, que también aplica para las parejas heterosexuales y homosexuales masculinas, es “cuando tienes una nueva pareja, hay que hacerse un examen de ETS (…) Yo no sé qué manía hay de no revisarse". Otra sugerencia es utilizar el preservativo, especialmente, al principio de la relación y mantener la monogamia.

Cuando las parejas lesbianas –sostiene el médico- utilizan juguetes sexuales como el vibrador es importante que haya cambio de condón. Si el sexo es vaginal, anal u oral, también debe sustituirse el preservativo al penetrar por otro orificio y/o utilizar el juguete en la otra pareja.

La desinformación es el principal enemigo a vencer para así poner en práctica un sexo seguro y responsable.

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Comentarios

También te puede interesar...

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Publicidad | Ayuda y contacto

En Universo Gay utilizamos cookies propias y de terceros, que pueden ser desactivadas en la configuración de tu navegador, para personalizar tu experiencia en el sitio y mejorar nuestros servicios, contenidos y publicidad mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Más información.