De los creadores de la web serie «Shit Girls Say» llega ahora «Coming in»

Los creadores de «Shit Girls Say» presentan una nueva serie online, «Coming in», sobre un gay que tiene un ataque de crisis de identidad que le hace pensar que se ha vuleto heterosexual y busca ayuda psicológica para volver a ser gay de nuevo.

Luis M. Álvarez • 22/11/2016

De los creadores de «Shit Girls Say» llega ahroa «Coming in» | Foto: Youtube

canadá graydon sheppard web serie serie dylan archambault kyle humphrey

Los creadores de la serie Shit Girls Say, emitida por Internet, esperan que su nueva serie, Coming In, vuelva a ser otro gran éxito, abordando ahora el tema de la identidad sexual. Coming in gira en torno a un hombre gay, interpretado por Dylan Archambault, que se despierta el día de su boda (con otro hombre) y se da cuenta de que es heterosexual. «Es un tema controvertido y podría verse como que estamos pulsando los botones equivocados (…).Pero como Shit Girls Say, lo estamos manejando de una manera muy parecida, con compasión y comprensión, y también como una comedia», explica Graydon Sheppard, creador de la serie que se puede ver en CBC Comedy.

Hace ahora un lustro que Sheppard y Kyle Humphrey, su compañero en el terreno personal y en el laboral, crearon una cuenta de Twitter, @shitgirlssay, en la que hacían bromas con las típicas conversaciones femeninas. Se convirtió en un éxito instantáneo, acumulando cerca de dos millones de seguidores. Aprovecharon el tirón creando una serie por Internet al año siguiente, con el mismo nombre y concepto, en la que Sheppard aparecía vestido de mujer, parodiando los tópicos femeninos. Contando con la intervenvión de Juliette Lewis en el primer vídeo, alcanzaron más de 20 millones de visionados. El éxito de la serie proporciona a Sheppard y Humphrey la oportunidad de mudarse a Los Angeles, donde han vuelto a confiar en su fórmula para desarrollar Coming in.

En el primer episodio de Coming in, disponible desde ayer, 21 de noviembre, el protagonista acude a un grupo de apoyo para hombres gays que ahora son heterosexuales (al menos tratan de autoconvencerse de que lo son) con la esperanza de encontrar la manera de volver a ser gay. A través del humor y la ironía, ponen el enfoque en esos grupos religiosos y las organizaciones que anuncian las terapias de conversión para convertir personas homosexuales en heterosexuales, confiando en que no sea un enfoque incómodo para los miembros de la comunidad LGBT.

«Entendemos que todavía no es fácil para la gente salir del armario (…). No queremos decir que la gente no debe ser gay y creo que queda claro en la serie que definitivamente estamos promoviendo salir del armario y poder ser gay y ser capaz de ser tú mismo. Simplemente anticipamos que podría haber alguna respuesta, pero el material indica dónde estamos realmente», explica Sheppard, agregando que cuando lanzaban la serie, «la gente entendió que porque somos gays, somos una pareja y por lo que hicimos con Shit girls say, se trata simplemente de un concepto divertido». El lanzamiento inicial de Coming in es de 11 episodios, de entre tres y cinco minutos cada uno. Mientras Sheppard admite que «puedes asumir más riesgos online», pero espera realmente que si consigue convertirse en un éxito, pueda tener una nueva vida como sticom tradicional con episodios de media hora de duración para la televisión.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Televisión

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto