Chat

Contactos

Fotos

Guía

La Cope y Jimenez Losantos

La Conferencia Episcopal Española se niega a tomar una decisión sobre la continuidad de Jimenez Losantos, pero el mero hecho de que el tema esté encima de la mesa a pesar de haberle renovado el contrato recientemente por dos años más, significa algo. ¡Qué narices! ¡Significa mucho!

Diego Manuel Béjar • 21/06/2008

Cope

cope jimenez losantos

De entrada, Jimenez Losantos es un personaje que se mueve en extremos con tanta alegría que por el camino ha perdido toda credibilidad. Cuando era más de izquierdas que Carrillo, él estaba convencido de tener la verdad. Cuando es más de derechas que Rajoy (a quien llamaba Maricomplejines), él sigue convencido de tener la verdad. Y, desde luego, lo que está seguro es que estás con él, o estás contra la verdad. Pero, ¿cual de sus múltiples verdades es la verdadera? Probablemente ninguna.

Por otra parte, Jimenez Losantos ha ido creando un conglomerado mediático que no tiene nada que envidiar a esos otros conglomerados mediáticos que tanto detesta. A lo tonto, Jimenez Losantos tiene acciones mayoritarias de su propio diario online y un canal de televisión en la TDT, además del espacio que tiene todas las mañanas en la Cope.

¿Cual es la relación de la Cope con Jimenez Losantos? Pues bastante extraña: probablemente sea el único presentador estrella de un medio de comunicación (Cope) quien a su vez posee acciones mayoritarias en varios medios de comunicación (Libertad Digital y Libertad Digital TV) los cuales, bien visto, realmente son competencia de aquel que le da mayor visibilidad.

¿Por qué la Cope está pagando tanto a Jimenez Losantos cuando este está utilizando el dinero precisamente para crear medios de comunicación que acabarán siendo la competencia de la Cope? Porque la Cope no está mirando a medio / largo plazo, y sobre todo porque Jimenez Losantos aporta a la Cope una audiencia que dificilmente tendría: ya hubo una Cope antes de Losantos y era lamentable. La audiencia atrae importantes patrocinadores, muchos ingresos, relevancia para la cadena...

Pero, ¿realmente existe esa audiencia? Con bastante probabilidad, muchos de los oyentes de la Cope sea gente que detesta a Losantos y escucha el programa sólo para poder criticarlo. Prueba de ello es que sea más fácil que sea un medio de comunicación progresista el que se haga eco de las declaraciones de Losantos que un medio de comunicación conservador.

Y la Cope.... ¿realmente le interesa? La Cope tiene como objetivo difundir el mensaje de la iglesia conforme a los valores cristianos y al servicio de la verdad. Sin embargo, escuchar cualquier programa de Losantos nos deja bien claro que se trata de un programa al servicio del PP (más concretamente, a cierto sector del PP) en el que los valores cristianos son pisoteados a base de mentiras e insultos. La reciente sentencia contra Jimenez Losantos a favor de Gallardón lo confirma, y probablemente haya sido lo que ha despertado un debate en la Cope que llevaban años pidiendo cada vez más miembros destacados de la iglesia. Además esa demanda abre el camino a muchas otras, habida cuenta de todas las barbaridades que se dijeron a proposito del 11M y la gran cantidad de personas a las que se acusó injustificadamente de cosas terribles, y que ya han anunciado su intención de querellarse. Resulta que dado que la Cope permitió que eso se emitiera con caracter de continuidad durante meses, ahora resulta que Cope es responsable subsidiario y posiblemente también tenga que hacerse cargo de indemnizaciones si la cosa va a más: la Cope puede decir que no sabía qué iba a decir Losantos un día concreto, pero no puede decir que no estuviera entereda de lo que un día tras otro, durante meses, repetía una y otra vez.

Por si esto fuera poco, continúan los ecos de las fotos de Esperanza Aguirre con homosexuales y transexuales, repitiendo que está en contra del recurso contra el matrimonio homosexual, con el propósito de dar una imagen no anti-gay (no se puede decir que sea pro-gay, por cuanto está en contra del recurso sólo por motivos de conveniencia política, e insiste en que está en contra de que se le llame matrimonio y que se permita la adopción). Pedro J. Ramírez, en el programa de Losantos en la Cope, elogió esta postura "de centro". Cuando estas declaraciones se hacen a lo largo de toda una mañana en un programa de una cadena católica, constituye poco menos que una puñalada trapera para los principios, incluyendo la oposición al matrimonio gay, en los que esta se sustenta, demostrando una vez más que Losantos no tiene el más mínimo interés en los principios básicos del canal en el que trabaja, y que antepone a ello una forma muy particular y personal de inmiscuirse en la política sin hacer política. Y eso a la Cope no le tiene que gustar ni un pimiento.

Además, la iglesia se ha visto metida en una guerra iniciada por Foro de la Familia en la que se pide a las empresas que retiren su publicidad de aquellos programas que sean molestos para ciertos grupos sociales, empezando por el programa Salvados por la Iglesia de La Sexta. Es dificil comprender por qué esas empresas que han retirado su publicidad de ese programa (realmente no la llegaron a retirar, dado que el programa sólo se emitió dos fines de semana, cuando dijeron de retirarla el programa había dejado de emitirse), mantienen la publicidad en la Cope. Si retiran su publicidad de un programa que ha molestado a un grupo de personas (desde luego me consta que no ha molestado ni de lejos a todos los católicos, igual que me consta que muchas de las protestas se realizaron desde la web de Hazte Oir / Foro de la Familia por parte de socios que ni siquiera habrían visto el programa), con mayor razón deberían retirarla del programa de Losantos, que no sólo es claramente insultante y fuente constante de mentiras, sino que además ya hay sentencia judicial que lo demuestra.

Eso sin contar la absurda autodefensa de Losantos, avalada por Pedro J. Ramírez, apelando a que condenar a un comunicador por insultar a un político es censura. Semejante argumento resulta tan torpemente infantil y burdo que permitiría al humilde comunicador que escribe estas líneas referirse a estos dos personajes como El enano cabrón y El comedildos (seguro que sin mayor explicación el lector no tendrá la menor duda de quién es quién y por qué), lo cual está lejos de ser un insulto por cuanto las personas de poca estatura me resultan por lo general encantadoras (obviamente, no en todos los casos), los animales también me encantan, incluyendo cabras de ambos sexos (incluso las homosexuales), y soy totalmente partidario del libre uso de todo tipo de artilugios en las prácticas sexuales. Lo que pasa es que no voy a caer tan bajo, pese a que está claro cuál es el único lenguaje que entienden algunos, a los que la misma cosa les puede parecer genial o una ofensa según si ellos son verdugo o víctima.

Por lo tanto, la Cope se encuentra con un presentador estrella que atrae gran audiencia que está más interesada en ver cuál es la siguiente barbaridad de Losantos que por captar el mensaje de la iglesia, que pisotea esos valores católicos para hacer política, y que lo hace de tal manera que se está ganando a pulso perder los anunciantes que justifican su elevado sueldo. ¿Le interesa a la Cope? No. ¿Se va a deshacer de Losantos? No se sabe: la iglesia por definición es conservadora, deshacerse de Losantos supondría un antes y un después para la cadena y esos cambios no gustan, especialmente cuando es de prever que la primera consecuencia sería que la cadena perdería con bastante probabilidad considerable audiencia e ingresos a corto plazo. Aunque ganaría en lo relativo a consecución de los objetivos de la cadena a medio / largo plazo, ya ha quedad claro que a la Cope le preocupa más el corto plazo. El que no pierde es Losantos, quien no sólo tendrá seguramente un contrato blindado por el que él cobrará igualmente, sino que además tiene garantizado el poder seguir difundiendo su mensaje a través de los medios de comunicación que él mismo ha ido creando.

Por lo pronto, la Conferencia Episcopal Española, propietaria de la Cope, reconoce que hay un conflicto de intereses en lo relativo a Losantos, pero lejos de atreverse a tomar una decisión, ha trasladado el marrón a la dirección de la Cope: la misma que le acaba de renovar el contrato por dos años más.

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Acerca de Diego Manuel Béjar

Diego Manuel Béjar es un emprendedor altamente relacionado con Internet, creador del portal Chueca.com y actualmente director de UniversoGay.com, entre otras iniciativas. Autor de la novela Cómo seducir a un hetero, así como varias obras de teatro representadas en Madrid, Miami, Lima y Monterrey, entre otros escenarios. Está considerado como uno de Los 100 gays del año 2000 (revista Zero, 2001) y uno de Los 25 gays con más poder (diario El Mundo, 2006). Puedes saber más sobre él en su web.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Todo lo que no

© Looping Media, S.L., 2007-2019
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto