Chat

Contactos

Fotos

Guía

Prólogo de Todos mis sueños, tuyos

Esta semana sale a la luz Todos mis sueños, tuyos, la última novela de Sofía Olguín (Nimphie Knox) y que he tenido el honor de prologar. Comparto a continuación con vosotros el prólogo que escribí para esta novela de amor y superación personal que me ha resultado tan inspiradora y que espero tengais la posibilidad de leer.

Diego Manuel Béjar • 21/02/2012

Todos mis sueños, tuyos

todos mis sueños tuyos sofía olguín stonewall

Podría decirse que la maravillosa novela que en estos momentos reposa entre tus manos tiene como eje principal a un chico joven, Alexis, que siente que tiene que elegir entre dos chicos de quienes está enamorado. Pero no, Todos mis sueños, tuyos, trata de mucho más que eso. Esta novela trata sobre el amor, y no sólo del primer amor sino de otros tipos de amor. Habla de la familia, de la amistad, del rencor, de lo deseado y lo no deseado, de personas que hacen daño porque sí y personas que hacen daño sin quererlo, de personas que perdonan y gente que olvida.

Todos mis sueños, tuyos, es un año en la vida de Alexis. Un año para conocerle, para saber lo que piensa, lo que sufre, lo que anhela, lo que le tortura y lo que sueña.

El dramático arranque de la novela nos presenta a Alexis como un chico con un pasado del que no hay nada que merezca la pena recordar, abocado a un futuro desastroso. Pero Alexis no sólo sueña con un futuro mejor, sino que se lo propone con todas sus fuerzas. Porque Todos mis sueños, tuyos es ante todo una historia de superación, de ilusión y esfuerzo, que resulta totalmente inspiradora.

Y es que los sueños de Alexis tampoco son tan complicados: Alexis quiere amar y ser amado. Incluso se conformaría con sólo poder amar y que no le rechazaran por ello. No le importa que no le quieran porque está acostumbrado a no recibir amor, pero querría tener alguien a quien poder amar, que se dejara amar. Todo el sufrimiento que arrastra, lejos de amargarle y empujarle al fondo del pozo de la tristeza y la depresión, si bien a veces le pone trabas a la hora de actuar más allá del deseo, al final lo que consigue es darle más fuerza para desear con toda su alma ese amor que no ha tenido ocasión de conocer. Ese amor que no ha conocido como pareja, pero tampoco como hijo. Porque su trágica historia familiar no va a frenar ese sueño de amar y ser amado, aunque tampoco le dejará tranquilo y volverá frecuentemente para atormentarle y plantearle preguntas. ¿Por qué? ¿Por qué la gente no valora aquello que tiene en vida? ¿Por qué la gente desecha con tanto facilidad la posibilidad de amar cuando sólo tiene que aceptar la responsabilidad y las consecuencias de sus propios actos? ¿Es tan difícil querer a tu propio hijo cuando está ahí, mirándote, pidiéndote sólo cariño? ¿Se puede no desear un hijo? ¿Qué tiene que sentir el hijo que entierra a ese padre que nunca le amó? ¿Pena? ¿Culpa? ¿Desprecio? ¿Odio?

Para Alexis la salvación final está en el amor pero, ¿qué es el amor? ¿Qué significan las palabras? ¿Qué fuerza tiene una palabra que con tan sólo evocarla transmite emociones? La lengua es un personaje más de esta novela. Las palabras que sirven para expresar el amor, pero también las que sirven para el odio homófobo y las que sirven para etiquetar, ya sea con buenas o malas intenciones. Alexis estudia la carrera de Letras en la Facultad de Filosofía y Letras (Filo) de la Universidad de Buenos Aires y en las conversaciones con Franco, su compañero de piso y objeto de deseo, la lengua deja de ser un medio para convertirse en sujeto. Hablan de lengua, de lo que ésta significa, de lo que implica, de sus usos… y en esas conversaciones, al mismo tiempo, evitan usar la propia lengua para expresar aquello que sienten mutuamente. La Facultad de Filosofía y letras, donde estudia Alexis, también es importante en la novela. Constituye todo un universo para Alexis: amigos, experiencias, profesores, el Centro de Estudiantes y sus implicaciones políticas... Tal vez porque, junto a la casa que comparte con sus amigos, la Facultad de Filosofía y Letras es su refugio. Porque a pesar de su fuerza y coraje Alexis no deja de ser un chico frágil que necesita protección.

No es frecuente que una novela con una historia sobre chicos gays vaya firmada por una chica. Mucho menos historias de chicas firmadas por chicos. Sin embargo, es algo que sucede con más frecuencia de lo que parece, ocultando los autores su nombre real con la aparente intención de contentar al público para el que teóricamente fue escrita la novela. En Stonewall, la editorial que fundé el pasado año 2011 y que tengo el placer de dirigir, teníamos claro desde el principio que ningún autor debe ocultar o falsear su nombre por criterios puramente comerciales. Que las obras deberían ser juzgadas por sí mismas, y no por la identidad o sexo de su autor, ya que ese criterio de calidad es el único que prima a la hora de seleccionar las obras que publicamos. Pero, además, Todos mis sueños, tuyos, es una novela igualmente inspiradora y bonita para cualquier lector, con independencia de su sexo. Al fin y al cabo, el amor es un lenguaje universal y la homofobia hace pocas distinciones entre sexos.

Es esta una novela cargada de sentimiento que te conmoverá hasta el punto que podría parecer que es totalmente biográfica, por la precisión con la que narra tantas emociones. Cuesta aceptar que en realidad está escrita por una chica muy joven llamada Sofía Olguín, y no por el propio Alexis. Pero Sofía es real, no un pseudónimo en el que refugie el propio protagonista, sino una chica cargada de talento e inquietudes. Y esa es sólo una de las razones por las que Sofía va a ser sin duda una de las voces a tener en cuenta en la narrativa LGTB iberoamericana. Tiempo al tiempo, porque poca gente tiene la capacidad narrativa necesaria para reflejar tal cúmulo de emociones y que sea tan creíble.

Sofía es argentina y lo transmite en su prosa. Todos mis sueños, tuyos, es una novela que transcurre en Buenos Aires y está plagada de giros y expresiones porteñas en la voz de sus protagonistas. Pese a que esta novela se publica en su primera edición en España, hemos considerado que había que mantener todas esas expresiones porque son imprescindibles para entender todo el contexto que pretende reflejar la novela y forman parte inseparable de la misma. Al fin y al cabo, en la aldea global seguimos usando las mismas palabras y al lector no argentino no le resultará difícil, aunque sea por contexto, entender el significado de expresiones tan visuales como “te voy a cagar a trompadas” o “la concha tu madre”. Así se las gastan en Filo y Alexis no sería el mismo si no se expresara como lo hace.

Y ahora, tras este prólogo que no ha hecho más que retrasar el momento de conocer a Alexis y su universo, te aconsejo que antes de pasar página y adentrarte en la lectura de esta novela te pongas bien cómodo en tu rincón favorito. Porque te vas a enganchar y dentro de un par de horas comprobarás que Alexis, aún con todos sus defectos (que los tiene, y muchos), es el típico chico que querrías tener de amigo aunque sólo fuera por darle un poquito más de amor, con la esperanza de recibir tal vez parte del que él está deseando dar.

Puedes conseguir Todos mis sueños, tuyos en Gaymazon con un 5% de descuento.

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Acerca de Diego Manuel Béjar

Diego Manuel Béjar es un emprendedor altamente relacionado con Internet, creador del portal Chueca.com y actualmente director de UniversoGay.com, entre otras iniciativas. Autor de la novela Cómo seducir a un hetero, así como varias obras de teatro representadas en Madrid, Miami, Lima y Monterrey, entre otros escenarios. Está considerado como uno de Los 100 gays del año 2000 (revista Zero, 2001) y uno de Los 25 gays con más poder (diario El Mundo, 2006). Puedes saber más sobre él en su web.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Todo lo que no

© Looping Media, S.L., 2007-2019
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto