Heath Ledger, el desconsuelo de la realidad

Joven, guapo y muerto en extrañas circunstancias. El actor Heath Ledger ha protagonizado la triste noticia de la semana. Una estrella más que ilumina el cielo de los mitos del mundo homosexual.

Javier Martinez • 25/01/2008

Heath Ledger, dando vida a Enis del Mar

heath ledger brokeback mountain fallecimiento mito gay ennis del mar

Cuando era pequeño y veía ‘Verano Azul’, siempre temía la llegada del capítulo en el que Chanquete moría. Era un final anunciado, que todos conocíamos de sobra, pero aún así pocos eran los que podían evitar el llanto. Mi único consuelo era saber que en la vida real, el actor que le daba vida, Antonio Ferrandis, estaba vivo. Hasta que un día Ferrandis falleció y el consuelo de la realidad dejó de surtir efecto.

La peor noticia de la semana ha sido el fallecimiento de Heath Ledger. Cuando me enteré, me sobrecogió bastante. No sé si por su juventud, por el hecho de saber que hacía poco que había roto con su pareja, porque tenía una niña pequeña o porque quizás Ennis del Mar (‘Brokeback Mountain’) formaba parte de mí, aunque sea en una mínima parte.

Ahora, las noticias en torno a su muerte se suceden. Que si había pastillas, que si se encontró un billete enrollado, que si el billete no tenía droga, que si las gemelas Ollsen tenían algo que ver, que si fotografían a su ex Michelle Williams y a su hija… Y las especulaciones crecen y crecen, y entre tanta confusión pronto no se sabrá si, al igual que con Marilyn, John Fitzgerald Kennedy tuvo algo que ver.

Y así se crean los mitos. Muere joven y en extrañas circunstancias. ¿La peculiaridad? Que posiblemente, nos encontremos ante la consolidación de mito en el mundillo gay. Algo curioso, sobre todo, porque Ledger era hetero y quizás haya sido devorado por el desgraciado Ennis.

A partir de ahora, ya no veré de igual modo la historia del amor imposible de los dos vaqueros. El consuelo de confiar en que la ficción es sólo ficción deja de ser válido aquí. Porque esa historia de amor ya está truncada definitivamente. Porque ya, ni siquiera en la vida real, uno de los dos protagonistas jamás podrá volver a ser feliz.

Larga vida a Heath Ledger. Larga vida a Ennis del Mar. Aunque ya no sea entre nosotros…

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Comentarios

También te puede interesar...

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto