Chat

Contactos

Fotos

Guía

Familia ‘tradicional’, Pastores, Padres y Sacerdotes Pedófilos – Desde el Silencio

Los líderes fundamentalistas callan cuando se reportan casos de agresiones sexuales a menores, perpetuados por pastores, sacerdotes o padres pertenecientes a la familia tradicional. Callan desde la hipocresía que les caracteriza, porque su institución deja de ser perfecta.

Francisco “El Jimagua” Cartagena Méndez • 16/07/2014

En contra de la pedofilia | Foto: Uso permitido

pedofilia pederastia francisco el jimagua abuso de menores familia tradicional

La iglesia desde siempre ha vociferado ser protectora de la familia tradicional, esa familia supuestamente perfecta y divinizada por la “sagrada escritura”. Lo cierto es que la familia tradicional que la iglesia tanto proclama, está sujeta al escrutinio público cada vez que se hace notorio un caso de incesto, en el que un padre, tiene la hazaña de abusar sexualmente de sus hijas o hijos.

En Puerto Rico, en solo una semana se reportaron recientemente cinco casos de incesto. En Latinoamérica, es muy común que se reporten casos en los que sacerdotes o pastores abusaron sexualmente de menores.

¿Por qué la iglesia calla ante estas atrocidades? La respuesta es simple, estos casos hacen un estropicio que logra elidir el concepto ‘familia tradicional’ y deja ver su imperfección como institución familiar 'divina'.

La iglesia se preocupa por condenar a los homosexuales, cuando tienen la urgente tarea de educar y prevenir la pederastia en sus iglesias y en el entorno familiar.

Los casos de abuso sexual a menores de edad ocurren mayormente, en donde niños y adolescentes están en contacto con religiosos, de la misma manera que sucede en otro tipo de organizaciones que tienen la responsabilidad de su cuidado, o que están en contacto frecuente con los mismos.

La confianza que los ministros de la Iglesia generan entre los laicos, facilita en la mayoría de las ocasiones el obrar del abusador en parroquias, seminarios, orfanatos, instituciones de trabajo social, hospitales e Iglesias.

En muchos casos la víctima no recibe atención inmediata incluso por parte de su familia, debido al respeto que ésta le tenía al implicado o por temor e ignorancia.

Los religiosos no condenan públicamente a los pastores, sacerdotes o parejas heterosexuales que abusan de sus hijos, porque el agua no solo les salpica en la cara, sino que se les quema la lengua que utilizan solo para condenar a los homosexuales.

El líder religioso o el padre/madre que abusan de un menor, no solo están trastocando la integridad física de ese niño o niña, sino que abusan de la confianza que los niños habían depositado en ellos, por lo que la condena contra la pedofilia debe ser doble.

Si la iglesia y la sociedad condenaran más seguido estos casos de pedofilia, si educaran a los niños para que éstos, sientan la confianza de hablar a tiempo, si algún adulto les hace un acercamiento sexual, se estaría comenzando un proceso preventivo contra el abuso de menores.

La sociedad también debe perder el miedo de hablar sobre estos temas, y proteger más a sus hijos (as), porque de lo contrario, todos seríamos cómplices del silencio, ante lo que es uno de los males más proliferados en el planeta tierra.

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Acerca de Francisco “El Jimagua” Cartagena Méndez

Francisco “El Jimagua” Cartagena Méndez nació en Puerto Rico, tiene 32 años de edad, es escritor, columnista, imitador y activista de derechos humanos. Autor del poemario gay ‘Vuelo en Libertad’ (2008). Actualmente es Presidente de la Fundación Acción Social Inclusiva (ASI). Le puedes seguir en Twitter y Facebook. Puedes enviarle tus comentarios a su correo eljimagua@live.com.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Una mirada homosexual

© Looping Media, S.L., 2007-2019
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto