Chat

Contactos

Fotos

Guía

Lo que enfrenta un Gay dentro del Closet

Nos enseñan a vestirnos con ropa del color del auto-engaño, el rechazo familiar, el discrimen y el temor. Aún cuando esa ropa no se ajusta a nuestros deseos y a nuestros cuerpos, seguimos siendo personas amorosas. El día a día de una persona gay es muy doloroso ante la homofobia. Hacen falta más armarios abiertos, porque con la puerta cerrada tan solo nos habríamos de vestir de sufrimientos.

Francisco “El Jimagua” Cartagena Méndez • 22/06/2016

Armario, closet | Foto: Uso Permitido

closet armario homofobia francisco el jimagua lgbtt

El closet o armario es una metáfora utilizada para referirse a las personas que viven ocultamente su orientación sexual. Una persona LGBTT en el armario enfrenta un proceso muy doloroso, el cual es acompañado por sentimientos de auto-rechazo, sufrimientos, tristezas, depresiones y otras tristes realidades. Nadie debería tener que ocultar su identidad, pero el rechazo y la homofobia nos empuja muchas veces a un auto-encierro de lo que verdaderamente somos.

Desde temprana edad a las personas de la comunidad LGBTT nos enseñan a vestirnos con prendas de ropa del color del auto-engaño, el rechazo familiar, el discrimen y el temor que dicho discrimen representa para nuestras vidas. Aún cuando esa ropa no se ajusta a nuestros deseos y a nuestros cuerpos, el desarrollo psicosocial y de crecimiento de una persona gay ciertamente es muy doloroso ante la homofobia.

Vivir dentro del armario es un total calvario. Comenzamos a creer que las condenas que se realizan en nuestra contra pudieran ser ciertas, así como a dicho pensamiento se une la correa que nos amarra el temor al rechazo. Ese temor se impregna justo en nuestros pensamientos y en nuestro corazón.

La sociedad se ha desarrollado mediante la imposición de determinadas creencias religiosas, con las cuales se han propagado ideas sobre pecados y condenas que hacen que el ser humano viva reprimido en ciertas aéreas de sus vidas. La homosexualidad es condenada en varias denominaciones religiosas, por lo que dicha condena se ha traducido en homofobia, rechazo familiar, rechazo social y discrimen.

La persona que vive dentro del armario comienza a auto-rechazarse a sí misma. Por lo regular actúa y se comporta como una persona heterosexual y hasta puede vivir una doble vida teniendo una pareja del del sexo opuesto, esto con el fin de que no se descubra su verdadera identidad sexual.

Algunos sentimientos o emociones que se enfrentan dentro de un armario son dolor, tristezas, depresiones, suicidios, la doble vida, rencor, rechazo, temores, auto-lesiones, homofobia internalizada, llanto, reprimirse, aislamiento social, infidelidad, chantajes, burlas, ofensas, entre otros.

Otro asunto es lo triste y doloroso que resulta que tengamos que reprimir nuestros deseos y verdaderos sentimientos. Comúnmente nos enamoramos desde el silencio de una persona de nuestro mismo sexo, pero el temor al rechazo, la burla y las agresiones nos empuja a ocultarlo. Este hecho causa mucho dolor, tristeza y angustias a nivel emocional y psicológico.

Esta realidad social amerita una mayor educación sobre diversidad sexual, al mismo tiempo que se hace pertinente fomentar respeto por las diferencias y por todas las orientaciones sexuales. Del mismo modo es menester segregar las ideas religiosas de los asuntos relacionados a la orientación sexual y los derechos humanos, legales, jurídicos y constitucionales.

Ante el discrimen y la homofobia, a las personas LGBTTs se nos ha negado gozar de todos los derechos legales que poseen las personas heterosexuales. Por tanto, el rechazo familiar, el discrimen, la condena religiosa y la homofobia en sí, son las principales causas para que millones de seres humanos en el mundo se encuentren sufriendo teniendo que vivir en un armario.

A nivel psicológico el efecto de vivir en el armario es devastador, debido a que surge la posibilidad de sufrir de depresión y a que son millones las personas que se han suicidado o piensan hacerlo, ante el calvario que les representa vivir una doble vida, mentirse a sí mismos y a sus familiares, así como temerle enormemente al rechazo de sus familias y conocidos. Lo importante es recordar que el suicidio NO es la opción.

Las personas heterosexuales u homosexuales que viven con la homofobia internalizada deben repensar la forma mediante la cual se dirigen hacia las personas de la comunidad LGBTT. El respeto los unos a otros permitirá crear mejores sociedades en las que las personas puedan vivir en completa libertad.

Hace falta mayor educación, hace falta mayor respeto a las diferencias y sobre todo, hacen falta más armarios abiertos, porque con la puerta cerrada tan solo nos habríamos de vestir de sufrimientos.

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Acerca de Francisco “El Jimagua” Cartagena Méndez

Francisco “El Jimagua” Cartagena Méndez nació en Puerto Rico, tiene 32 años de edad, es escritor, columnista, imitador y activista de derechos humanos. Autor del poemario gay ‘Vuelo en Libertad’ (2008). Actualmente es Presidente de la Fundación Acción Social Inclusiva (ASI). Le puedes seguir en Twitter y Facebook. Puedes enviarle tus comentarios a su correo eljimagua@live.com.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Una mirada homosexual

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto