Te hice mío - Relato Erótico

Lo vi y ya no aguanté más. Necesita sacudirme toda esta materia blanca, tan repleta de un placer que era sordo a sus oídos y a su presencia tan heterosexual, a su porte tan masculino. Él sabía de mi advertencia de que mirarme y sonreírme de esa forma tan sensual era una sentencia a la prisión de mis besos. Ya le había advertido que corría peligro de visitarme con esos pantalones tan ajustados. Esos pantalones que incrementan sus dotes de macho. También sabía de mis sentimientos conspicuos y atrevidos, sedientos y nostálgicos; de querer besarle y hacerle mío.

Francisco “El Jimagua” Cartagena Méndez • 24/08/2016

erotismogay | Foto: Uso permitido

relatos eróticos amor gay poesía gay francisco el jimagua puerto rico

Lo vi y ya no aguanté más. Necesita sacudirme toda esta materia blanca, tan repleta de un placer que era sordo a sus oídos y a su presencia tan heterosexual, a su porte tan masculino. Él sabía de mi advertencia de que mirarme y sonreírme de esa forma tan sensual era una sentencia a la prisión de mis besos. Ya le había advertido que corría peligro de visitarme con esos pantalones tan ajustados. Esos pantalones que incrementan sus dotes de macho. También sabía de mis sentimientos conspicuos y atrevidos, sedientos y nostálgicos; de querer besarle y hacerle mío.

Entonces, lo llevé hasta mi cuarto y cerré la puerta con una cerradura hecha de mármol y deseo; para luego botar la llave. La introduje en los caminos placenteros de mi cuerpo. El no quería, primero no quería.

Pero yo todo hidalgo lo agarré por la cabeza y le miré a los ojos, hice que se perdiera en mi mirada para luego sorprenderlo con un beso enamorado. Agarré sus nalgas mientras le besaba esos labios tan gruesos por los que más de una vez había llorado. Lo lancé a la cama y comencé a rosar su pene con el mío por encima de su pantalón. Comencé a sentir que conmigo se crecía, aunque lo notaba aún incrédulo de estarse creciendo ante otro macho.

Le quité la camisa y volví a mirarle con ojos de deseo confuso. No podía darle el lujo de que entrara en razón, no podía permitirle otro rechazo. Mordí su pecho, mordí sus labios, mientras encima de su grandeza me seguía meneando. Besé su cuello y lo devoré como hambriento vampiro, crepúsculo del alba sexual. Pero él quería más. Lo desnudé con desespero y logré aguantarme la impresión de verlo desnudo por primera vez.

Su erecto pasional introduje en mi boca al tiempo que lo agarraba. Mis labios fueron embalsa placentera y erótica movimiento tras movimiento, que sus gemidos alocados y el verle agarrándose con fuerza de la cama, me confirmaba que lo estaba disfrutando, que ya lo habría dominado.

Pero de pronto me volteó de espalda, él quería dominarme, quería terminar el acto. Tras su roce erguido y tan anhelado me dijo; – esto es lo que querías, ahora aguanta…

Lo demás será para otro relato…

Derechos reservados por Francisco El Jimagua.

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Acerca de Francisco “El Jimagua” Cartagena Méndez

Francisco “El Jimagua” Cartagena Méndez nació en Puerto Rico, tiene 32 años de edad, es escritor, columnista, imitador y activista de derechos humanos. Autor del poemario gay ‘Vuelo en Libertad’ (2008). Actualmente es Presidente de la Fundación Acción Social Inclusiva (ASI). Le puedes seguir en Twitter y Facebook. Puedes enviarle tus comentarios a su correo eljimagua@live.com.

Comentarios

Relacionado con Puerto Rico

Contactos en Puerto Rico Chat Gay Puerto Rico Chat Lesbianas Puerto Rico Guía LGTBI de Puerto Rico Noticias de Puerto Rico

También te puede interesar...

Más en Una mirada homosexual

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto