El arte de saber ver. Manuel  B. Cossío. La Institución Libre de Enseñanza y El Greco.

Hasta el 23 de abril de 2017. Fundación Francisco Giner de los Ríos, Pº del General Martínez Campos, 14  (Madrid). Entrada gratuita.

Guillermo Arroniz López • 31/01/2017

El Arte de Saber Ver | Foto: Uso permitido

greco costco toledo exposición institución libre de enseñanza pintura fotografía madrid

La figura y la obra de El Greco, como mucha gente sabe, cayó en el olvido, cuando no en el rechazo, incluyendo el de algún director del Museo del Prado. Durante siglos no se entendió su originalísimo manierismo de visión única, su profundidad en la penetración psicológica del alma Española marcada por la Contrarreforma.

Pero a finales del siglo XIX y principios del XX una serie de personalidades lo sacaron del olvido para devolverle el lugar privilegiado que su talento ilimitado y su conocimiento técnico único merecían. Uno de ellos fue don Benigno de la Vega-Inclán y Flaquer, II marqués de la Vega-Inclán (1858-1942), a quien se debe su museo en Toledo. Otro, sin duda, fue Manuel Bartolomé Cossío, (1857-1935) q uien, en 1908 publicaría El Greco,

“biografía y estudio artístico que, además de aportar nuevos datos y ordenar su catálogo, supuso un descubrimiento de la figura y personalidad del pintor greco-español y su revalorización en el siglo XX a partir de una interpretación distinta e innovadora”. Wikipedia.

Pero Cossío fue mucho más que uno de los adalides del pintor Cretense. Alumno primero y sucesor después de Giner de los Ríos en la Institución Libre de Enseñanza.

"La muestra refleja cómo la vida y la obra de Cossío no se pueden separar de su opción por una pedagogía activa en la que se prioriza una educación integral frente a la instrucción, en la que el amor a la ciencia constituye el principal fundamento y en la que el proceso de conocimiento resulta inseparable del goce estético, y este último del imperativo ético". Institución Libre de Enseñanza.

De aquí que las excursiones a diversas ciudades de España (especialmente Toledo) fueran parte del programa de enseñanza, algo completamente innovador en su época. Sobre este mismo fundamento se encontraba el de las Misiones Pedagógicas que dirigió y que consistían en llevar a los pueblos de España el acceso a la cultura, entre otras formas con copias de grandes cuadros de la pintura de nuestro país, como Murillo, Velázquez o El Greco. (La copia de "La resurrección de Cristo" utilizada en dichas misiones es una de las piezas de la exposición).

La exposición no es muy grande en términos de metros cuadrados pero... ¡en inconmensurable! pues aborda la relación de Cossío con El Greco (no sólo hay un ejemplar de su obra -creo que de la primera edición- prestado por la Residencia de Estudiantes; sino varios originales del griego como un San Francisco de la colección de Abelló y "Alegoría de la Orden de los Camaldulenses", cedido por la Fundación Guillermo de Osma -otra versión está en el Colegio del Patriarca, en Valencia); pero también su intensa pasión por Toledo a través de fotografías de sus visitas a la ciudad, cuadros de la misma... Y por supuesto su quehacer en la Institución Libre de Enseñanza y su relación con el Arte y las grandes personalidades de la Cultura de su tiempo. ¡Tanta cultura, tanta labor y tanto amor por el Arte reunidos en una misma sala! Cualquiera de todas estos apartados justifica una visita a la exposición que tanto puede aportarnos..

Además hay numerosa documentación como cartas y libros. Un buen ejemplo son los dos ejemplares cedidos por la Fundación del Hospital de Illescas: el libro de actas del hospital donde se recogen las actas para firmar el contrato del retablo a la Virgen que realizara El Greco así como el seguimiento del pleito con el pintor por la obra y su pago; y el libro donde se recogen los pagos a los tasadores y algunos pagos al artista. Y también cuadros, comentábamos antes, cuadros de Cecile o Pizarro, Benjamín Palencia, Carlos de Haes, Ricardo Arredondo, Joaquín Sorolla -cedido por el cercano museo que fuera su casa Madrileña-; así como dibujos de Dalí y Lorca...

Después de las magníficas exposiciones organizadas en Madrid y Toledo (o Toledo y Madrid) en 2014, con motivo del cuarto centenario de la muerte de El Greco parecía que las posibilidades de acercamiento al pintor se habían agotado: la reunión masiva de sus obras, la influencia de su arte en pintores del siglo XX, su biblioteca y los caminos del conocimiento que había recorrido... Pero esta muestra pone en evidencia que su obra siempre permite nuevos descubrimientos y aproximaciones. Su "relanzamiento" a finales del siglo XIX y principios del XX es una de ellas.

Aquí, como he mencionado, hay varias obras originales, del pincel mismo de Theotocopuli. El San Francisco es muy hermoso, una versión de medio cuerpo (casi tres cuartos) donde todo el protagonismo está en el santo y la luz que le llega del ángulo izquierdo. Uno puede ir por el mundo "coleccionando" las diversas versiones que el autor dejó de este santo tan querido. Un magnífico artículo al respecto puede leerse en https://sede.educacion.gob.es/publiventa/estuco-revista-de-estudios-y-comunicaciones-del-museo-cerralbo-n12016/arte-museos/20818C, gracias a la magnífica labor del Museo Cerralbo y a la preciosa investigación de Lusi Alberto Pérez Velarde, conservador del Museo del Greco de Toledo.

Pero también constituye esta exposición la magnífica oportunidad de acercarse a copias de las obras de El Greco, incluyendo una de "El entierro del conde de Orgaz" atribuida durante cierto tiempo a su hijo Jorge Manuel. Este lienzo, que puede apreciarse muy de cerca, nos muestra no sólo la grandeza de la composición imaginada por Domenico, sino que nos enseña el genio de su pincel: la diferencia de la pincelada es terrible... Y esto nos enfrenta a la realidad de que se puede pintar el mismo tema, siguiendo el mismo modelo, y hacerlo con una técnica no sólo diferente, sino de muy distinta calidad. Aquí es fácil entender la maestría, dónde reside el genio. Algo similar ocurre con el "San Ildefonso" del Museo del Greco, obra anónima, atribuida a Félix Castelló o a Eugenio Cajés. Aunque la calidad de esta copia es soberbia, falta la pincelada distinta, el tratamiento especial que es firma inconfundible del Cretense, rastreable a veces hasta en sus primeros iconos...

En definitiva una exposición magnífica que no hay que perderse... por todos éstos y otros muchos motivos...

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Acerca de Guillermo Arroniz López

Guillermo Arróniz López es escritor, escritor y escritor. Y cuando le queda algo de tiempo, escribe. Colabora como crítico de Literatura y Espectáculos en El Librepensador y ha publicado la novela “Epitafio del Ángel”, a la que siguió una colección viva de nanorrelatos históricos. Egales acaba de publicar Pequeños Laberintos Masculinos, su primera colección de relatos gays.

Comentarios

Relacionado con Madrid

Contactos en Madrid Chat Gay Madrid Chat Lesbianas Madrid Guía Gay de Madrid Noticias de España

También te puede interesar...

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Publicidad | Ayuda y contacto

En Universo Gay utilizamos cookies propias y de terceros, que pueden ser desactivadas en la configuración de tu navegador, para personalizar tu experiencia en el sitio y mejorar nuestros servicios, contenidos y publicidad mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Más información.