AMOR Y ODIO: Los límites de la libertad de expresión

La literatura lgtb tiene derecho a existir, pues para eso existe la libertad de expresión. Se nos llena la boca utilizando esta frase: LIBERTAD DE EXPRESIÓN. El 15 de agosto, leí un artículo con el siguiente titular:

Eley Grey • 11/11/2014

Libertad de expresión | Foto: Uso permitido

libertad expresión amor odio tolerancia cultura historia

El gobierno británico ha denegado el visado a una estrella del pop ugandés por su reconocida capacidad para incitar al odio basado en la orientación sexual.

Hasta aquí todo lógico. La acción del gobierno está totalmente justificada. Pero, ¿qué tienen en común la literatura lgtb, el homófobo ugandés y el gobierno británico? Aquí viene la respuesta: el cantante justifica las letras homófobas en sus canciones con la libertad de expresión.

Entonces, pienso yo, si la libertad de expresión es verdaderamente ‘libertad’, me debería sorprender el veto del gobierno británico, pues ciertamente el cantante no hace otra cosa que utilizar su derecho. Y no deberían molestarme las publicaciones de ciertos libros que afirman CURAR la homosexualidad, porque la libertad de expresión les respalda. ¿Por qué me chirría entonces cuando la utilizan en ese tipo de casos? ¿Soy egoísta? ¿Incoherente, tal vez?

Pues no, no lo soy; de hecho creo que he empezado a entenderlo:

Cuando hablamos de libertad de expresión tenemos que hacerlo con cuidado porque es, como vemos muchas veces, un arma de doble filo. Lo reconozco: me molestan ciertos usos de la frase aunque la defiendo con todas mis fuerzas en otras ocasiones. No creo que se deba a mi incoherencia, sino a un asunto de INTENCIÓN.

Cuando la intención es el canto al amor, la tolerancia, la igualdad, los derechos, la libertad en sí misma, entonces la libertad de expresión exterioriza todo su potencial. Pero cuando la intención implícita (explícita la mayoría de veces) es fomentar el odio, la discriminación, la intolerancia o la represión del tipo que sea, entonces y sólo entonces no puedo entenderla. Quizá es porque en este segundo caso puedes encontrar a personas que acabarían con la libertad de expresión tan pronto como tuvieran la posibilidad de hacerlo. Porque abusan de ella y la violan hasta matarla en cuanto tienen ocasión y no lo digo yo, lo dicen los textos y el tiempo (en momentos así me alegro de haberme pasado algunos años en la facultad de historia).

Seguramente esta reflexión tendrá una base filosófica o sociológica, pero no soy experta en el campo. Tan sólo soy una persona que, desde la humildad, pretende que el amor y el odio no se defiendan nunca bajo la misma premisa.

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Acerca de Eley Grey

Nacida en un lugar del Mediterráneo, Eley Grey ha sido siempre una persona de mente inquieta y pensamiento rápido. Es profesora de Geografía e Historia y se ha formado en el campo de la educación y la enseñanza. Ha orientado su aprendizaje hacia el fomento de la escuela diversa e inclusiva, por ello todos sus relatos tienen un mismo objetivo: mostrar la diversidad y favorecer la visibilidad para crear referentes y promover la existencia de soportes reales y experiencias vitales. Ha publicado Las mujeres de Sara con la editorial La Calle lgtb en 2014. Actualmente está trabajando en su siguiente novela.

Comentarios

También te puede interesar...

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Publicidad | Ayuda y contacto

En Universo Gay utilizamos cookies propias y de terceros, que pueden ser desactivadas en la configuración de tu navegador, para personalizar tu experiencia en el sitio y mejorar nuestros servicios, contenidos y publicidad mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Más información.